Estados Unidos y Europa incrementan provocaciones contra Rusia

Johannes Stern

 

La cumbre de la Unión Europea celebrada en Bruselas el fin de semana representa una importante escalada de la agresión de las potencias occidentales contra Rusia, elevando el espectro de la guerra en toda regla en Europa e incluso una guerra nuclear entre la OTAN y Rusia.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, oligarca de negocios y líder del régimen de derecha instalada por las potencias occidentales en Kiev, marcó el tono de la cumbre. Él instó a la UE a adoptar una postura más dura contra Rusia, a la que acusó de [cometer una]”agresión militar y el terror.” “Estamos muy cerca del punto de no retorno, el punto de no retorno es la guerra a gran escala, lo que ya está sucediendo en los territorios controlados por los separatistas”, dijo Poroshenko en rueda de prensa. De pie, junto al presidente de la Comisión Europea, Juan Manuel Barroso, Poroshenko alegó que Kiev aún esperaba a una solución política del conflicto, pero luego pintó un cuadro de guerra.
“Estamos muy cerca de una frontera donde no habrá retorno al plan de paz”, dijo, afirmando que desde el miércoles, “miles de tropas extranjeras y cientos de tanques extranjeros están ahora en el territorio de Ucrania, con un nivel muy alto riesgo no sólo para la paz y la estabilidad de Ucrania, sino para la paz y la estabilidad de toda Europa “.

Funcionarios de la UE y los jefes de Estado europeos se sumaron a las acusaciones y amenazas de guerra contra Rusia. El primer ministro británico, David Cameron, describió la situación en Ucrania como “profundamente serio”, y agregó: “Tenemos que mostrar verdadera voluntad, la capacidad de recuperación para demostrar a Rusia que si ella lleva a cabo de esta manera la relación entre Europa y Rusia, Gran Bretaña y Rusia, América y Rusia serán radicalmente diferentes en el futuro “.

Dalia Grybauskaite, el presidente de Lituania, un miembro de la OTAN, tomó un tono aún más agresivo: “Es el hecho de que Rusia se encuentra en un estado de guerra contra Ucrania. Eso significa que está en un estado de guerra contra un país que le gustaría estar estrechamente integrada con la UE. Prácticamente Rusia se encuentra en un estado de guerra contra Europa “, dijo desde la cumbre. Y exigió: “Tenemos que apoyar a Ucrania, y enviar materiales militares para ayudar a Ucrania a defenderse. Hoy Ucrania está luchando una guerra en nombre de toda Europa “.

Las afirmaciones de que los políticos occidentales están simplemente reaccionando a una agresión rusa contra Ucrania y ahora necesitan defender a Europa contra Rusia son mentiras. Esta crisis ha sido instigada por las potencias imperialistas, sobre todo Alemania y los EE.UU., que organizó un golpe de estado fascista dirigido contra el gobierno ucraniano pro-ruso del presidente Viktor Yanukovich. Ahora, la UE y la OTAN están colaborando estrechamente con el régimen títere que instalaron para aplastar militarmente a los rebeldes pro-rusos en el este de Ucrania como parte de su plan más amplio para rodear y finalmente subyugar a Rusia.

En declaraciones citadas por agencias de noticias rusas, el presidente ruso, Vladimir Putin, culpó de la crisis en Ucrania a las potencias de la OTAN, acusándolos de apoyar un “golpe de Estado” en Ucrania en febrero. “Deberían haber sabido que Rusia no puede permanecer al margen cuando la gente se dispara casi a quemarropa”, dijo Putin. Ahora, a pesar de que su aventura política les estalla en la cara, las potencias imperialistas siguen utilizando la crisis fabricada en Ucrania como trinquete para las tensiones con Rusia.

Haciéndose eco de la observación del Poroshenko, quien sostuvo que Rusia estaba empujando el conflicto en Ucrania hacia “el punto de no retorno”, Barroso amenazó con que los líderes europeos tomarían nuevas medidas, más duras para que Moscú “entrara en razón.” El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dijo que los jefes de Estado europeos habían acordado tomar “medidas adicionales significativas” si Rusia no da marcha atrás en una semana.”Todo el mundo es consciente de que tenemos que actuar rápidamente dada la evolución sobre el terreno y la trágica pérdida de vidas de los últimos días”, dijo Van Rompuy.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que se necesitaban nuevas sanciones, ya que “la situación se ha deteriorado considerablemente en los últimos días,” y se impondrían “si esta situación continúa.” A pesar de sus numerosas llamadas de teléfono con Putin, Merkel dijo que no podía sacar un “juicio firme” de sus intenciones y si Putin busca tomar “otras partes del país bajo su control”. Merkel añadió que Alemania “ciertamente no proporcionará armas, ya que esto daría la impresión de que se trata de un conflicto que puede resolverse militarmente “, pero indicó que otros países europeos podrían tomar una postura diferente sobre este tema.

Hay indicios de que las facciones en los gobiernos imperialistas que preveían una reacción rusa a las provocaciones occidentales están tomando cada vez más el liderazgo en el impulso para una militarización en toda regla de Europa y una posible guerra con Rusia. El último número de la principal revista alemana Der Spiegel publicó ayer un artículo bajo el título, “Nivel 4” donde se firma que la “facción de línea dura dentro de la OTAN ha crecido” e insiste en que “quieren mucho más que sanciones económicas.” Der Spiegel escribe,

“Polonia y los Estados Bálticos promueven una demostrativa ruptura con Moscú, y están recibiendo cada vez más apoyo. Canadá, que acoge a más de un millón de personas de ascendencia ucraniana, ahora se ha puesto de su lado. “La diplomacia está llegando a sus límites frente a la continua agresión rusa”, dijo incluso el ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn. ‘La cuestión se plantea, si no puede haber ninguna solución diplomática con Putin en absoluto.” “Varios gobiernos de Europa del Este están llegando a conclusiones similares.”

El viernes, el Financial Times informó que siete estados de la OTAN planean la creación de una nueva llamada “fuerza de reacción rápida” de al menos 10.000 soldados como parte de los planes para fortalecer la OTAN. La fuerza estaría encabezada por Gran Bretaña. Los países que participan incluyen a Dinamarca, Letonia, Estonia, Lituania, Noruega y los Países Bajos. Canadá también ha expresado su interés. Según el FT, la fuerza incluye unidades aéreas y navales, así como tropas de tierra para el despliegue rápido y ejercicios regulares en Europa del Este. Se espera que Cameron anuncie la creación de esta fuerza coincidiendo con la próxima cumbre de la OTAN en Gales a finales de esta semana.

El domingo, el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung (FAS) fue el mejor con el titular: “La OTAN va hacia el este: bases militares, depósitos de armamento y fuerzas de intervención”, informando que la OTAN tiene previsto desplegar cinco bases en Europa del Este. Cada base -en Letonia, Lituania, Estonia, Rumania y Polonia- tendrá hasta 600 soldados destinados.

El documento también informa de que más soldados serán destinados en la sede regional de la OTAN en Stettin, Polonia, la cual es liderada actualmente por Alemania, Polonia y Dinamarca. En “caso de emergencia” alojará hasta 60.000 soldados. El FAS escribe que estos planes son parte de un conjunto de “acciones de preparación” para ser discutido en detalle en la cumbre que señala a Rusia como una “amenaza a la seguridad euroatlántica.”

Desde que comenzó la crisis, los elementos más agresivos dentro de la OTAN, que son cerca de Washington y en especial a la facción neoconservadora dentro de la élite gobernante de Estados Unidos, han tratado de transformar la OTAN en una alianza anti-ruso y situar a Europa en un permanente pie de guerra contra de Rusia. Esto ya está ocurriendo a una velocidad vertiginosa.

En otra decisión histórica, los líderes europeos decidieron que el presidente polaco, Donald Tusk, sucederá a Van Rompuy el 1 de diciembre. The Guardian británico lo describió como “un halcón líder de la UE ante el Kremlin y la crisis en Ucrania”, subrayando que “Polonia ha estado al frente de la campaña a favor de una política  más enérgica anti-Putin y pro-Ucrania”.

 

Referencias
Estados Unidos y Europa incrementan provocaciones contra Rusia
1 de septiembre, por Johannes Stern
Global Research, September 01, 2014
http://www.globalresearch.ca/us-and-europe-escalate-provocations-against-russia/5398694

 

“Rusia invade Ucrania”, truco propagandístico estratégico de la OTAN. ¿Dónde están los tanques rusos?

Michael Chussodovsky

Según los tabloides londinenses, Rusia ha puesto en marcha “una invasión a gran escala”. Una vasta campaña de propaganda se ha puesto en marcha, pero ¿dónde está la evidencia? Los medios de comunicación han difundido “pruebas falsas” en la semana previa a la cumbre de la OTAN en Gales. El objetivo es proclamar a Rusia como agresor. Lo que están llevando a cabo es un truco de relaciones públicas estratégicas. Sigue leyendo