Category: Colaboraciones



RT | 18 Junio 2016 | David Romero

El aumento de los casos de suicidio que reflejan las estadísticas en España no se atribuye oficialmente a causas concretas, pero se sospecha que la situación económica es un factor influyente. Una de las consecuencias de esa maltrecha economía son los desahucios, que han contribuido de manera directa a ese incremento.

Andrés González Manzano, de 53 años, reacciona ante su desalojo en Madrid, España, el 3 de marzo de 2014.

Andrés González Manzano, de 53 años, reacciona ante su desalojo en Madrid, España, el 3 de marzo de 2014.Susana Vera.Reuters

La estadística de suicidios en España arroja un dato escalofriante: casi 11 casos al día. La cifra se ha incrementado durante la crisis, y en los medios de comunicación viene siendo habitual en los últimos años la aparición esporádica de casos relacionados directamente con procesos de desahucio.

La policía regional catalana se lanza con equipos antidisturbios contra los manifestantes durante una protesta por el desalojo de los ocupantes del 'banco expropiado', en Barcelona, España, el 29 de mayo 2016.

La policía regional catalana se lanza con equipos antidisturbios contra los manifestantes durante una protesta por el desalojo de los ocupantes del ‘banco expropiado’, en Barcelona, España, el 29 de mayo 2016.Albert Gea.Reuters

En RT nos hemos preguntado hasta qué punto los desahucios, esa dramática consecuencia de la crisis financiera, son a su vez causa de suicidios y por qué lo son con tanta frecuencia. Y también nos hemos interesado por el impacto que tienen en la salud de las personas.

Incluso a simple vista, se entiende que un desahucio no es simplemente la culminación del proceso legal y administrativo por el que se desposee a una persona de su vivienda, sino también la entrada a un mundo lleno de dificultades sociales y emocionales, por el que las personas transitan a veces sin recursos suficientes para superarlas. Por la manera en que se ejecutan los desahucios y por los estragos que estos causan en la sociedad (siendo el más extremo de ellos este significativo incremento de los suicidios), todo indica que las autoridades y las instituciones no parecen ser plenamente conscientes de las profundas implicaciones psicosociales de este fenómeno o que, al menos, no han desarrollado la sensibilidad suficiente.

Habitualmente, todo empieza con la pérdida del trabajo y de la posibilidad de afrontar las deudas normales de la propia vida, desde las cuestiones más básicas hasta las deudas financieras

Comparte esta opinión Luis Chamarro, coordinador de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Madrid, una de las asociaciones que más visibilidad ha ganado en España, y no por casualidad: su trabajo ha logrado paralizar más de 2.000 desahucios y ya han realojado a unas 2.500 personas, además de intervenir con éxito en la legislación para favorecer y defender de abusos a las familias con problemas hipotecarios.

“En la PAH trabajamos con el concepto de ‘desahucio vital'” explica Chamarro, en alusión al fuerte impacto que tienen en la vida estos crueles procesos legales, que llegan a afectar seriamente a la salud de las personas: “Habitualmente, todo empieza con la pérdida del trabajo y de la posibilidad de afrontar las deudas normales de la propia vida, desde las cuestiones más básicas hasta las deudas financieras”.

Una amiga de Ángeles Lugilde llora durante su desalojo en Avilés, norte de España, el 20 de abril de 2015.

Una amiga de Ángeles Lugilde llora durante su desalojo en Avilés, norte de España, el 20 de abril de 2015. Eloy Alonso.Reuters

El 100 % de las familias afectadas por un proceso de desahucio sufren problemas de salud

Esa situación de indefensión no tarda en generar problemas: Chamarro señala que “el 100 % de las familias afectadas por un proceso de desahucio sufren problemas de salud. Principalmente afectación psicológica, pero también múltiples problemas de salud física, de los que el 50 % son padecimientos de carácter grave. Hay un problema de ansiedad continuo, con todos sus derivados: insomnio y alteraciones de la conducta alimentaria (agravados por el hecho de que a veces ni siquiera se tiene dinero para llevar una dieta medianamente equilibrada). Y, por otra parte, suelen agravarse los problemas que ya tenga la persona previamente: afecciones cardiacas, coronarias… esos casos son muy numerosos: el número de fallecimientos por infarto es significativamente alto”. Seguir leyendo


Un llamamiento con una excelente recopilación de información que nos comparten desde el blog La Tarcoteca, sobre otra de tantas corruptelas metastáticas del régimen español.

 

Nodo 50: “llamamiento a romper el bloqueo informativo”. Pavor en los Medios Corporativos por los Papeles de la Castellana

La tarcoteca | 14 Jun 2016

En este blog no nos han interesado mucho las  corruptelas palaciegas de la lumpenburguesía, sino que la voluntad popular se organice y las superen, por eso no prestamos mucha atención cuando se publicaron los “Papeles de Panamá” ni su rama española de Los “Papeles de la Castellana”. Aún así el post de Nodo50 nos llamó la atención: Las recurrentes visitas de los Falsimedia, multinacionales y abogados a los “medios alternativos” demuestran algo más que pueril curiosidad cuando estos se reiteran compulsivamente. Los Papeles de la Castellana les han hecho sentir miedo. Y esta es la señal clave de que debemos seguir insistiendo.
Reconocemos que tanto aquí como en el resto del mundo se ha establecido un verdadero Cerco Informativo del cual no escapa ni la luz. La diferencia entre esta y otras tramas es que mientras por ejemplo en la Gürtell existía un interés económico y político que movía a los medios a sacar a la luz la corrupción, esta vez no les conviene, por eso no veremos nada en ninguna televisión.

Reconocer y romper redes clientelares

Las organizaciones jerárquicas, estados, partidos, corporaciones e incluso ejércitos están dirigidas por individuos claves, los cuales, al ser neutralizados, hacen que la organización entera se desestabilice. La concentración capitalista de poder y medios se focaliza en personas con nombre y apellidos. Nuestro objetivo son por tanto los Borbones, los Ybarra, Alierta, Polanco… los que hacen juegos de sombras en la caverna. Desarticular estas familias de sátrapas [Aquí las 15 familias más poderosas de España] , [aquí otras 75 familias de cacíques locales] es tan importante como superar su propaganda, y se puede conseguir ambas.
La técnica es teóricamente sencilla:
1-descubrir fraudes y denunciarlos
2-cruzar datos y generar mapas de redes clientelares
3- deshacer la red: restituyendo lo robado y reparando el daño (la parte difícil)
Desde aquí nos unimos al llamamiento de NODO50. #YoIBEXtigo
Salud y lucha!
tctca/PHkl
_____________



Fuente: El que paga manda, el que cobra calla. Silencio sobre los Papeles de la Castellana – Nodo50. Contrainformación en la Red 10.6.2015

Hace un par de semanas, nos dimos cuenta de una serie de frecuentes visitas a algunos de los sitios web que alojamos. No es extraño ver a ciertas multinacionales y despachos de abogados prestando especial atención a los medios de comunicación independientes, pero el tráfico a estas páginas era más grande de lo habitual.

Esta semana, por fin pudimos entender por qué los sitios web estaban recibiendo dichas visitas. “Los papeles de Castellana”. Aristócratas, funcionarios públicos y grandes empresas españolas implicadas en la evasión de impuestos y lavado de dinero mediante paraísos fiscales.
Los papeles de Castellana y los documentos de Panamá ahora se cruzan en Madrid.
Durante los últimos diez días, La Marea y Diagonal han estado recibiendo visitas diarias de grandes corporaciones y sus empresas de consultoría. Sus oficinas centrales, sus abogados y departamentos de comunicación nunca han estado tan interesados en los medios de comunicación independientes.
Es la primera vez en la historia que los primeros visitantes de los sitios web de cada mañana son VOCENTO, S.A. (ABC, El Correo) o Promotora de Informaciones S.A. (PRISA, El País, la Cadena Ser). Es bueno saber que “Ustedes” están allí, con nosotros … bebiendo su primera taza de café pensando cómo llenar sus editoriales. En silencio, porque el que paga manda,… manda callar.

Hacemos un llamamiento a romper el bloqueo informativo:

- Difundiendo las noticias sobre Los Papeles de la Castellana por todos los medios a tu alcance: webs, redes sociales, foros, correo electrónico, en tu centro de trabajo, en el bar…

- Denunciando el silencio de los grandes medios. Podéis dirigiros directamente a ellos en las redes sociales, o en los comentarios a las noticias en sus webs.

- Hablando con periodistas y trabajadores silenciados de esos medios para animarles a explicar los motivos del silencio informativo.

- Suscribiéndote a los medios que difunden Los Papeles de la Castellana.

REFERENCIAS A “PAPELES DE LA CASTELLANA” EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Seguir leyendo


¡Basta de injerencia yanki y española en América Latina!

 

IMG-20160611-WA0011

Compañer@s, el próximo día 15 de junio, a las 20:00 horas, se celebrará una manifestación Contra los golpes imperialistas e injerencias de EE.UU. y el Estado español en América Latina.
El recorrido será de la C/ Atocha a Sol.
Tod@s sabemos lo que ha pasado en Brasil, lo que está pasando en Venezuela…Se necesita la unidad de todos y todas para denunciar estas agresiones y apoyar a los pueblos con sus gobiernos progresistas y revolucionarios.
Os esperamos
Movimiento de Solidaridad con América Latina

 

Vía: Plataforma Global Contra las Guerras


Una lectora de la página, Ángela M.M. nos hace llegar una interesante entrevista al activista contra el “filantrocapitalismo” Isidro Bustamante, al que ya conocíamos por su excelente documental sobre el tema analizando las fundaciones internacionales Ashoka y Avina, que compartimos en el artículo:

La exquisita penetración del gran capital en los movimientos sociales

 

 

DESAMIANTADOSLas fundaciones filantrocapitalistas internacionales como Ashoka y AVINA han sido definidas con tal adjetivo porque el gran capital es quien las financia. Gracias a sus seductores objetivos de cambio y transformación social, este tipo de fundaciones se ha convertido en la más eficaz herramienta de la que dispone el sistema capitalista para llegar a los movimientos sociales, es decir, a los sectores sociales capaces de organizarse, porque justamente ahí es donde el capitalismo ve los mayores peligros.

La casa de mi tía | 30 Mayo 2016 | Javier Caso

Pregunta.- ¿Qué son y cómo se organizan las fundaciones filantrocapitalistas y cómo el gran capital se infiltra en los movimientos sociales?

Respuesta de Isidro Bustamante.- Las fundaciones filantrocapitalistas internacionales como Ashoka y AVINA han sido definidas con tal adjetivo porque el gran capital es quien las financia. Gracias a sus seductores objetivos de cambio y transformación social, este tipo de fundaciones se ha convertido en la más eficaz herramienta de la que dispone el sistema capitalista para llegar a los movimientos sociales, es decir, a los sectores sociales capaces de organizarse, porque justamente ahí es donde el capitalismo ve los mayores peligros.

El objetivo de las fundaciones filantrocapitalistas es mercantilizar los movimientos sociales. Que toda su actuación quede impregnada de tintes económicos. Que la lucha social se convierta en economía social. Que la economía sea quien transforme el mundo. Así todo sigue siendo capitalismo y los activistas sociales quedan narcotizados creyendo que, por esta vía, continúan con sus luchas. Más que de activismo social, podríamos hablar de actividad social mercantilizada. Éste es el cambio de concepto que pretende el filantrocapitalismo.

Las fundaciones filantrocapitalistas propagan sus ideas como los brazos de un pulpo. Lo hacen a través de los emprendedores sociales y de las enormes influencias que éstos ejercen sobre personas y organizaciones. No olvidemos que los emprendedores sociales de Ashoka y los socios de AVINA son líderes sociales cuidadosamente seleccionados por estas fundaciones, las cuales saben que están ante auténticos flautistas de Hamelín.

O también propagan estas ideas a través de las que podríamos llamar organizaciones portadoras, con las cuales las fundaciones filantrocapitalistas mantienen acuerdos y estrechas vinculaciones, de manera que el filantrocapitalismo ejerce su influencia de un modo exponencial.

Pregunta.- ¿Se queda la lucha social, al ser narcotizada y alienada por el filantromercantilismo, desactivada para propugnar un sistema diferente al capitalista?

Respuesta de Isidro Bustamante.- Obviamente. Los activistas sociales mercantilizados nunca propugnan un sistema diferente. Se integran en el sistema capitalista, al cual aceptan, aunque en apariencia no sea así. Estas actividades sociales mercantilizadas son aparentemente alternativas, solidarias, éticas… pues con este tipo de palabras las difunden. Palabras vacías. Muchas palabras vacías. En definitiva practican las mismas actividades mercantiles que llevan a cabo las empresas convencionales. Sin ninguna diferencia, salvo en el lenguaje. Lenguaje edulcorado y muy atractivo para quienes tengan inquietudes sociales. Venden humo. Humo al que se abrazan las personas aparentemente más críticas y participativas. Como Ixión se abrazó a Néfele.

Y, claro, si la actividad social mercantilizada no resultase rentable en términos económicos, no podría prosperar y acabaría su recorrido. Como le sucedería a cualquier empresa convencional. Sin embargo, la actividad social mercantilizada dispone de mecanismos adicionales para lograr tan ansiada rentabilidad económica.

El primer mecanismo adicional es la caza profesionalizada de subvenciones. Subvenciones públicas y privadas. Muy alternativo. La excusa es que las subvenciones te ayudan a financiar tu proyecto de transformación social. Aunque, en realidad, quien pone la pasta traza el camino que debes seguir. Lo dicen las bases de cualquier convocatoria.

El segundo mecanismo adicional es la búsqueda de financiación a través de personas concienciadas y de de buena voluntad, pues estas dos cualidades son decisivas para que pongan más dinero. Se trata del ‘crowdfunding’, los microcréditos y otras figuras similares. Y si la campaña de ‘crowdfunding’ o de microcréditos la encauzas a través de alguna organización que esté en la onda y que sea experta en mercantilizar al máximo lo social (especialmente claros son los casos de Goteo y Fiare), para qué más. Y de este modo, además, esa organización pasará a disponer de una base de datos con todas aquellas personas tan conformes con tu proyecto, que incluso están dispuestas a financiarlo.

Y el tercer mecanismo adicional es el voluntariado. ¿Que no tienes dinero para iniciar, continuar o expandir tu actividad social mercantilizada? Pues pon voluntarios para que lo hagan. Estas personas tranquilizarán sus conciencias y además no cobran. Y si encima están en el paro o en situación laboral vulnerable y les brindas expectativas laborales, trabajarán como jabatos y se dejarán la piel en tu proyecto.

Podría pensarse que trabajar con voluntarios en una actividad mercantil es ejercer competencia desleal sobre las pequeñas empresas convencionales que desarrollan la misma actividad aunque con asalariados. Qué va… la labor social que supone acoger voluntarios es imposible de imaginar y valorar por quienes practican la economía convencional.

Y si, pese a estos mecanismos adicionales, tu actividad social mercantilizada no terminase de ser rentable, despide a tus empleados aplicando la reforma laboral de Rajoy. Eso sí, deja bien claro ante tu Asamblea que es la decisión más dura y difícil que has tomado en tu vida. Y si no hubiera que llegar a tanto, redúceles la jornada y bájales el sueldo, que la economía social es economía honrada. Y para cubrir los huecos que te puedan quedar por estos despidos o reducciones de jornada, contrata autónomos. O aplica de nuevo el segundo mecanismo, con el añadido de que tus empleados podrían reconvertirse en voluntarios, incluso a tiempo parcial. Todo muy ético y muy alternativo.

Pregunta.- ¿Qué tipo de estructuras crean y cómo se coordinan los filantromercantilistas, o sea, los activistas sociales mercantilizados para su camuflada práctica socio-ordoliberal ligada a la Escuela de Friburgo y al concepto de “economía social de mercado”? Seguir leyendo


La muerte de Fernando Múgica truncó su proyecto de escribir un libro basado en sus investigaciones sobre el 11-M. Este texto, en el que sostiene que las Fuerzas de Seguridad taparon con pruebas falsas el papel de “potencias extranjeras”, iba a servirle de prólogo. EL ESPAÑOL lo reproduce como homenaje a su tesón en la búsqueda de la verdad.

El Español | 22 May. 2016 | Fernando Múgica

Una de las personas más importantes del Gobierno de Aznar me hizo varias confidencias junto al mar. Fueron muchas horas de conversación durante dos días de verano. Hubo solo un mensaje que repitió en tres ocasiones.

“A mí lo que siempre me ha fascinado” -me insistió- “es por qué no has tenido problemas físicos. Sigues empeñado” -se refería claro está a la investigación sobre el 11-M- “en pasar de la cascarilla. Lo que me asombra es que a tu edad sigas con esa fantasía de que vas a poder llegar más allá de la espuma de lo que pasó. Estás loco. Tú eres perfectamente consciente de que en el momento en que traspases la espuma de la realidad duras exactamente 24h”.

Y tenía razón. El conjunto de datos de la investigación policial que dio lugar al sumario y, más tarde, a la sentencia del 11-M constituyen una simple y gigantesca cascarilla. La razón de Estado, apoyada con el doble estímulo del terror y las prebendas, se impuso entre las fuerzas del orden para fabricar esa espuma envolvente que tanto nos ha distraído.

Los más escépticos entre los periodistas, los políticos y los agentes de la ley, fuimos laminados. A otros se les estimuló con reconocimientos, ascensos o traslados a diferentes embajadas. Se colocó en puestos clave de control a tres policías incondicionales del nuevo Gobierno, aunque para ello tuvieran que sacrificar durante una temporada a la maquinaria engrasada y eficaz de la Unidad Central de Inteligencia. Se controlaron llamadas y ordenadores. Se cambiaron cerraduras y protocolos.

Al final, unos antes y otros después, todos los cuerpos de seguridad terminaron apoyando una versión en la que cada cual trató de introducir a sus culpables. Fue una batalla sin cuartel, y contra reloj, de fabricación de pruebas, camuflaje de listados de teléfonos y tarjetas y terminales que llegaron a detenciones anticipadas y arbitrarias.

Fernando Múgica en la redacción de este diario en 2015. / Eduardo Suárez

Fernando Múgica en la redacción de este diario en 2015. / Eduardo Suárez

UN ERROR GARRAFAL

Uno de los errores más grandes que hemos cometido a lo largo de la investigación es considerar que las Fuerzas de Seguridad del Estado actuaron desde el primer momento con una única intención.

Al final, unos antes y otros después, todos los cuerpos de seguridad terminaron apoyando una versión en la que cada cual trató de introducir a sus culpables. Fue una batalla sin cuartel

La realidad es que en los primeros dos meses tras el 11-M se produjo una batalla salvaje entre los distintos organismos policiales y de inteligencia. Cada grupo se enrocó, se impermeabilizó por instinto, ante la brutal sorpresa de los atentados. Cada departamento razonaba, dentro de su muralla, que si no habían sido los suyos, ni la gente que ellos controlaban, tenían que estar implicados los demás. Se montaron, unos a otros, escuchas y seguimientos porque nadie se creía que aquellos primeros personajes que ciertos departamentos de la policía presentaban como autores tuvieran nada que ver con lo sucedido.

El asunto era muy grave así que se exigieron pruebas de fidelidad, se desenterraron viejas hermandades de los años 80 y 90, como el clan de Valencia, los de Barcelona o los guarreras de la vieja Brigada de Interior. Tardaron varias semanas en ponerse de acuerdo y al final lo hicieron convencidos de que seguir por ese camino nos podía llevar a todos a una catástrofe mucho mayor de la que había sucedido.

La matanza ya no tenía remedio. El cambio político no tenía marcha atrás. Hubo un juramento por el que nadie iba a responsabilizar de nada a ningún colega si se llegaba a un consenso férreo sobre los culpables. El linchamiento público de Agustín Díaz de Mera, ex Director General de la Policía, -un político que no pertenece al Cuerpo- cuando quiso salirse del guion, camina en esta dirección.

“QUE SE LO COMAN”

Un oficial antiterrorista de la Guardia Civil definió la situación, delante de sus hombres, de una forma impecable: “El PP ya está jodido hagamos lo que hagamos. Esto se lo van a comer los moros. Son tan gilipollas que al final ellos mismos van a convencerse de que lo han hecho. Se acusarán mutuamente para salvar el culo. Y el que hable, ya sabe, está muerto”.

Croquis realizado por la Policía Nacional de la mochila-bomba encontrada sin explotar en la comisaría de Vallecas.

Croquis realizado por la Policía Nacional de la mochila-bomba encontrada sin explotar en la comisaría de Vallecas.

Una consigna parecida caló en todos los estamentos de seguridad. No faltaban, claro está, los que aplaudían con las orejas por el cambio de régimen que los atentados habían alentado. La marcha del odiado Trillo o del prepotente Aznar -¡cómo aplaudían los de Información de Zaragoza en la noche del 14-M!- era un alivio para muchos. Pero la conspiración de silencio rebasó cualquier inclinación política.

Tras el 11-M se produjo una batalla salvaje entre los distintos organismos policiales y de inteligencia… Se montaron, unos a otros, escuchas y seguimientos porque nadie se creía que aquellos primeros personajes que ciertos departamentos de la policía presentaban como autores tuvieran nada que ver

Antes de llegar a ese pacto hubo una batalla sorda por averiguar implicaciones y complicidades. Todos querían guardarse munición -y lo hicieron- por si venían mal dadas…

La sentencia no ha sido más que la consagración salomónica de la parte de la versión oficial que resulta suficiente, de cara a la galería, para pasar página por parte de las distintas corrientes. Ha dejado al descubierto, sin embargo, suficientes lagunas como para que nadie pueda proclamarse vencedor.

Los políticos de ambos signos lo tenían asumido hace tiempo. Era mejor eso que desvelar que agentes incontrolados de potencias extranjeras hubieran cambiado, sin nadie que se lo impidiera, la historia de España. No podían admitir además el control, bordeando la complicidad, que habían desarrollado durante años para alimentar y tener controladas a las bandas del norte y del sur, a ETA y a los musulmanes radicales.

LOS AGENTES INFILTRADOS

España era, en las semanas previas a los atentados, un entramado gigantesco de observadores, vigilantes, confidentes y agentes encubiertos. Lo mejor de cada casa estaba en las calles con los ojos bien abiertos. Corría el dinero y se palpaba una euforia prepotente. Los posibles grupos terroristas de uno y otro signo estaban tan infiltrados, tan controlados, tan neutralizados que las propias fuerzas de seguridad les daban cuerda para que pudieran seguir adelante sin sospechas, por si tenían que utilizarlos.

Las redes de la UCO, de la UCE1 y UCE2, de la UCII y la UCIE, de la UCAO, de la UDYCO, del CNI y un largo etcétera controlaban las caravanas de la droga, las rutas de los explosivos, las reuniones de los integristas islámicos. Por eso los avisos exteriores solo provocaban sonrisas de suficiencia.

Un oficial antiterrorista de la Guardia Civil: «El PP ya está jodido hagamos lo que hagamos. Esto se lo van a comer los moros. Son tan gilipollas que al final ellos mismos van a convencerse de que lo han hecho.»

A veces tenían que jugar al ratón y al gato y al escondite para que unos grupos policiales no interfirieran en la labor de los otros. ¿El Tunecino? Pero si era uno de los chicos del CNI. Por eso tuvieron que espantarlo de su piso cuando el acoso de la policía se había vuelto asfixiante. Facilitaron su huida para desesperación de los controladores policiales. Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.081 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: