Archive for abril, 2016



Al – Manar | 25 Abril 2016 | 28Pages.org

Mientras el presidente Obama preparaba su visita a Arabia Saudí el miércoles, su gobierno estaba haciendo frente a presiones para desclasificar el documento de 28 páginas que, según muchos de los que lo han leído, ilustra los vínculos entre el gobierno saudí y los terroristas que llevaron a cabo los atentados del 11-S, que causaron la muerte a casi 3.000 personas.

Sin embargo, otro documento menos conocido de 47 páginas de la Comisión de Investigación del 11-S también proporciona detalles sobre aspectos de la red saudí que llevó a cabo los ataques.

El documento recoge una declaración que no ha recibido mucha publicidad y que señala que después de la captura de un operativo de Al Qaida, Hassan al Sharbi, en Pakistán, el FBI descubrió un depósito de documentos que él había escondido. Entre ellos estaba el certificado de piloto de Sharbi dentro de un sobre de la Embajada saudí en Washington DC.

Desclasificado en Julio de 2015, el documento, con fecha del 6 de Junio de 2003, se refiere a los expedientes del FBI relativos al 11-S. La prensa norteamericana lo ha llamado “Documento 17” porque ocupa ese número en la serie de 29 documentos desclasificados por decisión del Panel de Apelaciones sobre Clasificación de la Seguridad Interagencias (ISCAP). Él fue escrito por Dana Lesemann y Michael Jacobson, que habían trabajado juntos en la investigación de inteligencia llevada a cabo por el Congreso de EEUU sobre el 11-S.

Toda esta documentación fue clasificada por orden del presidente George W. Bush. El miembro de la Comisión y antiguo secretario de la Marina, John Lehman estaba sorprendido por la determinación de la Casa Blanca a ocultar cualquier cosa que tuviera que ver con Arabia Saudí. “Cualquier cosa que tuviera que ver con los saudíes tenía una sensibilidad especial”, señaló.

La familia Bush ha mantenido una relación de varias generaciones con la familia real saudí a nivel personal y financiero. El príncipe Bandar bin Sultan, posterior jefe del servicio de inteligencia saudí, era el embajador saudí en Washington en aquella época y estaba considerado como un amigo personal de George W. Bush, al que visitaba en su rancho de Texas.

El permiso de vuelo enterrado

El FBI descubrió en 2002 el certificado de vuelo de un piloto, Hassan al Sharbi, dentro de un sobre con el membrete de la Embajada saudí. Sharbi es uno de los 80 presos que continúan en la prisión de Guantánamo. Él estuvo asociado con otros miembros de Al Qaida y formó parte de un programa de entrenamiento en un campo de la organización en Afganistán.

Él fue uno de los individuos identificados por el agente del FBI, Kenneth Williams en Julio de 2001 y que formaron parte del Memorando de Phoenix, una comunicación electrónica por medio de la cual Williams intentó alertar a sus jefes del FBI en Washington de la existencia de una amenaza con respecto a estos individuos extremistas que tomaban clases de vuelo. Sin embargo, sus advertencias fueron ignoradas por sus jefes.

Las referencias a Sharbi están incluidas en una sección llamada “Breve Resumen sobre las Posibles Conexiones del Gobierno Saudí con los Ataques del 11-S”. La sección menciona una serie de individuos de interés para los investigadores, comenzando con la célula de San Diego, que incluía a los futuros terroristas Nawaf al Hazmi y Khalid al Midhar. Éstos recibieron la ayuda del agente de inteligencia saudí Omar al Bayumi, del diplomático saudí Fahad al Thumairy y de Osama Bassnan, un antiguo empleado de la Embajada saudí en Washington DC que recibió “considerable financiación del príncipe Bandar bin Sultan y la princesa Haifa, supuestamente para el tratamiento médico de su esposa”. Seguir leyendo


RT | 4 Abril 2016 | Vladímir Lepiojin

Mientras los militares rusos repelen a los terroristas lejos de sus fronteras, en Siria, el principal enemigo global está reforzando paso a paso sus posiciones, cerca y dentro de Rusia, cree el analista internacional Vladímir Lepiojin.

“Una nueva guerra mundial que, según algunos, está a punto de estallar y que, según otros, no podrá enredar a Rusia, se viene llevando a cabo. Y Rusia, como objetivo principal de esta guerra está sufriendo a diario pérdidas físicas, económicas, socioculturales, de reputación y de otro tipo”, escribe el politólogo en un artículo para RIA Novosti.

Lepiojin subraya que los sujetos de la nueva guerra global no son Estados, como solían serlo a mediados del siglo pasado, sino los propietarios y beneficiarios del llamado mercado global. Son ellos y no los islamistas o países concretos los que han puesto sus bases cerca de las fronteras rusas, organizado el golpe de Estado en Ucrania, los que han impuesto sanciones económicas contra Rusia, lo que están lanzando desinformaciones en su contra, eliminando a los rusohablantes del este de Ucrania y los que siembran la discordia entre los vecinos de Rusia, señala.

Las élites empresariales globales marcan la pauta de la globalización, definen los objetivos estratégicos y determinan el grado y dirección del uso de fuerza. Mientras tanto, afirma el autor, países como Turquía, Catar, Polonia y Arabia Saudita son los regimientos de vanguardia de la supersociedad occidental, llamados a realizar ataques en volúmenes y direcciones determinados.

Además, están aquellos que deben morir en el campo de batalla, física o moralmente, en aras de los intereses del cliente global. Son mercenarios de compañías militares privadas, terroristas así como periodistas y políticos empleados para fines concretos de índole militar.

Peculiaridades de la nueva guerra

El analista acentúa que la “nueva guerra mundial no es una lucha por territorios sino por las palancas de mando de la conciencia de las masas y élites”.

Según él, en esta etapa se desarrolla una guerra por la reprogramación de la mayor parte del mundo y su peculiaridad es que no hace falta eliminar a los enemigos físicamente.

“La tarea consiste en desarmar al enemigo de manera voluntaria o causar una guerra civil en su territorio, algo que ya ha sucedido en Ucrania y debe suceder, según los diseños de los estrategas occidentales, en Rusia”, recalca Lepiojin.

A este respecto el control por el ciberespacio es equiparable al monopolio en las armas nucleares.

“Las modernas redes sociales y las grandes empresas de tecnologías informáticas son comparables a las bombas atómicas, pero la destrucción es suave y desapercibida”, acentúa.

 

FUENTE: https://actualidad.rt.com/actualidad/203804-nueva-guerra-global-bombas-nucleares-ciberespacio


Antiguo pero muy interesante y de actualidad artículo de la red Global Research que recupera la página Detectives de Guerra.

Global Research | Abril de 2013 | Julie Lévesque

 

burqa-3

Los derechos de la mujer se esgrimen cada vez más como un útil recurso para nuevos planes imperialistas.

Los jefes de Estado occidentales, los altos cargos de las Naciones Unidas y los portavoces militares elogiarán invariablemente la dimensión humanitaria de la invasión de Afganistán de octubre de 2001 dirigida por la OTAN y Estados Unidos, que supuestamente se llevó a cabo para luchar contra el fundamentalismo religioso, ayudar a las niñas a ir a la escuela y liberar a las mujeres sometidas al yugo talibán.

La lógica de esta dimensión humanitaria de la guerra de Afganistán es cuestionable. Conviene recordar que desde el inicio de la guerra afgano-soviética Estados Unidos apoyó a los talibán como parte de una operación encubierta dirigida por la CIA.

Tal como lo describe la Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán (RAWA):

“Estados Unidos y sus aliados trataron de legitimar su ocupación militar de Afganistán bajo la bandera de “traer la libertad y la democracia al pueblo afgano”. Pero según hemos experimentado en las últimas tres décadas, con relación al destino de nuestro pueblo el gobierno estadounidense considera en primer lugar sus propios intereses políticos y económicos, y ha conferido poder y equipado a las bandas fundamentalistas más traidoras, antidemocráticas, misóginas y corruptas de Afganistán”.

Fue Estados Unidos quien instaló el régimen talibán en Afganistán en 1996, una estrategia de su  política exterior que tuvo como resultado la desaparición de los derechos de las mujeres afganas:

“Según la NSDD 166 [Directriz de Decisión de Seguridad Nacional nº 166], la ayuda estadounidense a las brigadas islámicas canalizada a través de Pakistán no se limitaba a la ayuda militar de buena fe. Por medio de la Agencia Estadounidense para Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) Washington también ayudó y financió el proceso de adoctrinamiento religioso cuya finalidad era garantizar la desaparición de las instituciones laicas” (Michel Chossudovsky, 9/11 ANALYSIS: From Ronald Reagan and the Soviet-Afghan War to George W Bush and September 11, 2001, Global Research, 9 de septiembre de 2010),

Estados Unidos financió generosamente las escuelas religiosas:

“La educación en Afganistán en los años anteriores a la guerra afgano-soviética era en general laica. La educación encubierta estadounidense destruyó la educación laica. La cantidad de escuelas religiosas (madrasas) patrocinadas por la CIA aumentó de 2.500 en 1980 a más de 39.000 [en 2001]” (Ibid).

Afghan women.(AFP Photo / Shah Marai)

Foto: Mujeres afganas hoy (Foto: AFP Photo / Shah Marai)

Foto: mujeres afganas en la década de 1970 antes de la intervención dirigida por la CIA.

Algo que desconoce el público estadounidense, Estados Unidos difundió las enseñanzas de la yihadislámica en libros de texto “made in America” elaborados en la universidad de Nebraska:

“[…] Estados Unidos gastó millones de dólares para suministrar a las niñas y niños afganos en edad escolar libros de texto repletos de imágenes violentas y de enseñanzas militantes islámicas, que eran parte de los intentos encubiertos de fomentar la resistencia a la ocupación soviética.

Los manuales, que estaban repletos discursos sobre la yihad y mostraba dibujos de pistolas, balas, soldados y minas, han servido desde entonces como principal programa de estudios de sistema escolar afgano…

La Casa Blanca defiende el contenido religioso afirmando que los principios islámicos impregnan la cultura afgana y que los libros son absolutamente acordes a la legislación y política estadounidense. Sin embargo, expertos legales se preguntan si los libros violan una prohibición constitucional de emplear dinero de los contribuyentes para promocionar la religión.

[…] Altos cargos de USAID afirmaron en varias entrevistas que dejaron intacto el material islámico porque temían que los educadores afganos rechazaran los libros que carecieran de una fuerte dosis de pensamiento musulmán. La agencia quitó su logotipo de los libros y toda mención al gobierno estadounidense, afirmó la portavoz de USAID Kathryn Stratos.

“El apoyar instituciones religiosa no es una política de USAID”, afirmó Stratos, “pero continuamos con el proyecto porque el propósito principal es [. . .] es educar a los niños, que es predominantemente una actividad laica”.

[…] Publicados en las lenguas afganas dominantes dari y pastún, los libros de texto se crearon a principios de la década de 1980 gracias a una subvención de USAID a la universidad de Nebraska-Omaha y su Centro para Estudios Afganos. La agencia gastó 51 millones de dolares en programas de educación universitaria en Afganistán de 1984 a 1994” (Washington Post, 23 de marzo de 2002).

Retrospectiva histórica

Antes de que los talibán llegaran al poder, las mujeres afganas tenían una vida que en muchos sentidos era similar a la de las mujeres occidentales (véase abajo las fotos): Seguir leyendo


Niño soldado en conflictos militares en Sierra Leona.

Hispan TV | 18 Abril 2016

EEUU‬ contrató a una empresa militar privada ‪británica‬ que empleaba a niños soldados de Sierra Leona para mantener la seguridad de sus bases en ‪‎Irak‬, revela una nueva investigación.

breu 3 bSegún el documental danés titulado Børnesoldatens Nye Job (Nuevo Trabajo de Niños Soldados) que se emitirá este lunes, la firma británica Aegis Defence Services reclutó a un contingente de 2500 soldados sierraleoneses para participar en operaciones en Irak, entre ellos, niños soldados, que recibían un suelo de 16 dólares al día.

James Ellery, director de Aegis Defence Service entre 2005 y 2015, explica que los contratistas tenían la “obligación” de reclutar en países como Sierra Leona, “donde hay alto desempleo y una fuerza de trabajo decente”, con el objetivo de bajar los costos de la presencia militar de Estados Unidos en el territorio iraquí.

“Cuando la guerra se lleva al exterior, las compañías tratan de contratar a los mercenarios más baratos de todo el mundo. Creo que es importante concienciar al Occidente de las consecuencias de la privatización de la guerra”, afirma el director del documental, Mads Ellesøe.

“Cuando la guerra se lleva al exterior, las compañías tratan de contratar a los mercenarios más baratos de todo el mundo. Creo que es importante concienciar al Occidente de las consecuencias de la privatización de la guerra”, afirmó el director del documental, Mads Ellesøe, citado por el diario británico The Guardian.

DR2 Dokumania viser afslørende dansk dokumentar fra 2016 af den prisvindende journalist og dokumentarfilmsinstruktør…

Posted by DR2 Dokumaniaon Friday, April 15, 2016

Aegis Defence Service se había hecho con una serie de contratos valorados en cientos de millones de dólares para proporcionar mercenarios a fin de proteger las bases militares estadounidenses en Irak desde 2004.

Aegis fue fundada por Tim Spicer en 2002. Su anterior empresa Sandline se hizo famosa por su implicación en el caso del envío de toneladas de armas a Sierra Leona en 1998 para apoyar a las fuerzas leales al Gobierno del país africano.

Se estima que unos 10 000 niños soldados participaron en el conflicto militar en Sierra Leona (1991-2002).

 

 

FUENTEhttp://www.hispantv.com/newsdetail/africa/252800/sierra-leona-ninos-soldados-eeuu-recluta-irak


El movimiento «Noche en pie», que acaba de aparecer en Francia, al igual que en España y Alemania, se plantea impedir la adopción del proyecto de ley El-Khomri sobre la reforma del Código Laboral y, más generalmente, luchar contra el neoliberalismo. En este artículo, Thierry Meyssan denuncia discusiones huecas e incoherentes y señala las referencias explicitas de los organizadores a las manipulaciones del equipo de trabajo de Gene Sharp, organizador –por cuenta de la CIA– de las «revoluciones de colores» y la «primavera árabe».

Red Voltaire | 11 Abril 2016 | Thierry Meyssan

JPEG - 69.1 KB

 

La prensa parisina se extasía ante el nacimiento de un movimiento político, identificado como «Nuit debout» (“Noche en pie”), en el que cientos de personas se reúnen en las grandes plazas de las principales ciudades francesas para conversar y arreglar el mundo.

Ese movimiento «espontáneo» se organizó en pocos días. Pero ahora dispone de dos sitios web en internet, de una radio y de una televisión web. En la Plaza de la República de París, se constituyeron 21 comisiones, como en un inventario imaginado por el poeta surrealista Jacques Prevert: animación artística, clima, cantina, creación de un manifiesto, dibujo de pie, jardín del saber, manifestaciones, campamento, democracia, ciencia de pie, huelga general, educación, feminismo, LGTBI+, TV de pie, voto en blanco, transparencia, Francia-África, enfermería, comunicación. Y en ese parloteo estaría decidiéndose el futuro del país.

«Noche en pie» surgió, supuestamente, de la proyección, el 23 de febrero, de un film militante, «Merci patron» (“Gracias patrón) de Francois Ruffin. Los espectadores crearon entonces un colectivo llamado «Convergencia de Luchas», con la intención de reagrupar las preocupaciones de asalariados, migrantes, etc. [1]

Sin embargo, la lectura del llamado redactado por «Convergencia de Luchas» resulta bastante sorprendente. Según ese texto:
«Este movimiento no nació en París, donde tampoco morirá. De la primavera árabe al movimiento del 15M, de la plaza Tahrir al parque de Ghezi, la plaza de la República y los numerosos otros lugares ocupados esta noche en Francia son la ilustración de las mismas cóleras, de las mismas esperanzas y de la misma convicción: la necesidad de una sociedad nueva, donde democracia, dignidad y libertad no sean declaraciones vacías.» [2]

Si ese movimiento no nació en París, como afirman sus iniciadores, ¿de quién fue la idea? Seguir leyendo

[ Vuelta arriba ]
A %d blogueros les gusta esto: