Volvemos a tocar un tema que se nos escapa de lo terrenal, si en el caso anterior tratamos un tema tan asombroso como fueron los OOPART, hoy os dejamos con algunos datos sobre los crop circles. Y es que estos dibujos en los campos es un hecho que tiene miga y que cada día parece estar mas candente en las cosechas de muchas ciudades del mundo. Esperemos que disfrutéis esta información y investiguéis estos magníficos enigmas que nos da la Tierra que nos vio nacer.

 ¿Crop Circles? Los Círculos en el pasto o Círculos en las cosechas, son dibujos que aparecen en campos de cultivo de trigo, maíz, etc.. de todo el mundo. Desde su descubrimiento cada vez aparecen más círculos y más complejos, llegando a ser de una belleza y diseño increíbles. La explicación de este fenómeno es un enigma, hay quien asegura que son hechos personas por la noche como burla, diversión o creatividad. Otros opinan en cambio que es imposible que un grupo de personas puedan llegar a hacer estas creaciones en una noche sin dejar rastro alguno.

Conocidos como crop circles, círculos de las cosechas, círculos de los cultivos, agroglifos y por muchos nombres más, este fenómeno de los extraños diseños que aparecen en los cultivos en distintas partes del mundo desde hace décadas ha representado y representa un misterio apasionante para los que se han dedicado a su investigación.

Se trata de complejas formaciones geométricas que aparecen, durante todo el año y sobre todo tiempo de vegetación (grano, maíz, espinaca, patatas, zanahorias, plantas de mostaza, etc.), pero también sobre nieve, hielo y arena e incluso en bosques, donde árboles enteros aparecieron doblados hasta el suelo.

Los CC’s no son un fenómeno moderno. Grabados y dibujos de hace cientos de años así lo demuestran. En el Reino Unido, los granjeros recuerdan haber visto círculos y dibujos parecidos desde hace generaciones.

En la edad Media cuando aparecían en épocas de cosecha, se les llamaba “Círculos de las Hadas”, por aparecer inexplicablemente de un momento a otro, acompañados de un extraño zumbido en el ambiente. Se advertía a la gente del peligro que suponía para alguien adentrarse en esos círculos mágicos, ya que podrían desaparecer y quedar prisioneros en el mundo de los Gnomos, Hadas y Elfos.

En 1.966, en la provincia de Queensland en Australia, aparecieron unos óvalos perfectos y sencillos cuya creación no podía atribuirse a la acción humana. Se los calificó de “nidos de platíllos” y pasaron a formar parte de los enigmas pendientes de la ufología.

Pero fue alrededor de 1980 cuando se empezó a prestar atención de verdad al fenómeno, principalmente en el sur de Inglaterra, donde aparecen la mayoría de los diseños. A principios de esta década, los medios británicos informaron sobre esta cuestión por primera vez.  

Desde entonces, miles de agroglifos se han descubierto en muchos países del mundo. Cientos aparecen cada año, la mayoría durante las noches de verano al sur de Inglaterra, donde se produce la mayor concentración de este fenómeno alrededor de los lugares sagrados de Stonehenge, Avebury y Silbury Hill.

La compleja geometría inherente a muchas de las formaciones. La precisión que se logra en campos que son ondulados o inclinados, que abarcan grandes extensiones de terreno, en la oscuridad de la noche y en todo tipo de climas, estimula la curiosidad. El hecho de que muchos de los elementos encontrados dentro del perímetro de los círculos sólo podrían haber sido afectados desde puntos exteriores en los círculos,  cuando el cultivo se encuentra intacto, se añade al misterio.