Category: Religión



Antiguo pero muy interesante y de actualidad artículo de la red Global Research que recupera la página Detectives de Guerra.

Global Research | Abril de 2013 | Julie Lévesque

 

burqa-3

Los derechos de la mujer se esgrimen cada vez más como un útil recurso para nuevos planes imperialistas.

Los jefes de Estado occidentales, los altos cargos de las Naciones Unidas y los portavoces militares elogiarán invariablemente la dimensión humanitaria de la invasión de Afganistán de octubre de 2001 dirigida por la OTAN y Estados Unidos, que supuestamente se llevó a cabo para luchar contra el fundamentalismo religioso, ayudar a las niñas a ir a la escuela y liberar a las mujeres sometidas al yugo talibán.

La lógica de esta dimensión humanitaria de la guerra de Afganistán es cuestionable. Conviene recordar que desde el inicio de la guerra afgano-soviética Estados Unidos apoyó a los talibán como parte de una operación encubierta dirigida por la CIA.

Tal como lo describe la Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán (RAWA):

“Estados Unidos y sus aliados trataron de legitimar su ocupación militar de Afganistán bajo la bandera de “traer la libertad y la democracia al pueblo afgano”. Pero según hemos experimentado en las últimas tres décadas, con relación al destino de nuestro pueblo el gobierno estadounidense considera en primer lugar sus propios intereses políticos y económicos, y ha conferido poder y equipado a las bandas fundamentalistas más traidoras, antidemocráticas, misóginas y corruptas de Afganistán”.

Fue Estados Unidos quien instaló el régimen talibán en Afganistán en 1996, una estrategia de su  política exterior que tuvo como resultado la desaparición de los derechos de las mujeres afganas:

“Según la NSDD 166 [Directriz de Decisión de Seguridad Nacional nº 166], la ayuda estadounidense a las brigadas islámicas canalizada a través de Pakistán no se limitaba a la ayuda militar de buena fe. Por medio de la Agencia Estadounidense para Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) Washington también ayudó y financió el proceso de adoctrinamiento religioso cuya finalidad era garantizar la desaparición de las instituciones laicas” (Michel Chossudovsky, 9/11 ANALYSIS: From Ronald Reagan and the Soviet-Afghan War to George W Bush and September 11, 2001, Global Research, 9 de septiembre de 2010),

Estados Unidos financió generosamente las escuelas religiosas:

“La educación en Afganistán en los años anteriores a la guerra afgano-soviética era en general laica. La educación encubierta estadounidense destruyó la educación laica. La cantidad de escuelas religiosas (madrasas) patrocinadas por la CIA aumentó de 2.500 en 1980 a más de 39.000 [en 2001]” (Ibid).

Afghan women.(AFP Photo / Shah Marai)

Foto: Mujeres afganas hoy (Foto: AFP Photo / Shah Marai)

Foto: mujeres afganas en la década de 1970 antes de la intervención dirigida por la CIA.

Algo que desconoce el público estadounidense, Estados Unidos difundió las enseñanzas de la yihadislámica en libros de texto “made in America” elaborados en la universidad de Nebraska:

“[…] Estados Unidos gastó millones de dólares para suministrar a las niñas y niños afganos en edad escolar libros de texto repletos de imágenes violentas y de enseñanzas militantes islámicas, que eran parte de los intentos encubiertos de fomentar la resistencia a la ocupación soviética.

Los manuales, que estaban repletos discursos sobre la yihad y mostraba dibujos de pistolas, balas, soldados y minas, han servido desde entonces como principal programa de estudios de sistema escolar afgano…

La Casa Blanca defiende el contenido religioso afirmando que los principios islámicos impregnan la cultura afgana y que los libros son absolutamente acordes a la legislación y política estadounidense. Sin embargo, expertos legales se preguntan si los libros violan una prohibición constitucional de emplear dinero de los contribuyentes para promocionar la religión.

[…] Altos cargos de USAID afirmaron en varias entrevistas que dejaron intacto el material islámico porque temían que los educadores afganos rechazaran los libros que carecieran de una fuerte dosis de pensamiento musulmán. La agencia quitó su logotipo de los libros y toda mención al gobierno estadounidense, afirmó la portavoz de USAID Kathryn Stratos.

“El apoyar instituciones religiosa no es una política de USAID”, afirmó Stratos, “pero continuamos con el proyecto porque el propósito principal es [. . .] es educar a los niños, que es predominantemente una actividad laica”.

[…] Publicados en las lenguas afganas dominantes dari y pastún, los libros de texto se crearon a principios de la década de 1980 gracias a una subvención de USAID a la universidad de Nebraska-Omaha y su Centro para Estudios Afganos. La agencia gastó 51 millones de dolares en programas de educación universitaria en Afganistán de 1984 a 1994” (Washington Post, 23 de marzo de 2002).

Retrospectiva histórica

Antes de que los talibán llegaran al poder, las mujeres afganas tenían una vida que en muchos sentidos era similar a la de las mujeres occidentales (véase abajo las fotos): Seguir leyendo


Allí no se dan “primaveras”, ni hay “rebeldes moderados”, ni ISIS, ni EI, ni refugees… Gozan de la amistad e impunidad internacional. Desde Occidente se ve como un gran y necesario aliado; Los medios y grandes ONGs pasan de puntillas por sus abusos, no hay condenas públicas desde instituciones o personalidades. No hay peticiones de derechos humanos, ni sanciones, ni rotura de relaciones. No se habla de presos políticos, no hay concentraciones de repulsa, ni manifestaciones feministas, ni observadores internacionales y ni siquiera parece ser necesario exportar nuestra democracia y libertad…

 

Una mujer decapitada en la carretera. Cinco cadáveres decapitados cuelgan de unas grúas.

Un documental expone el horror de la vida cotidiana en Arabia Saudí ¿Por qué Reino Unido adula este reino de la barbarie?

Daily Mail Online |  21 de Marzo de 2016 | PETER OBORNE. Traducción IPV

Cinco cuerpos cuelgan de un poste suspendido entre dos grúas, una exhibición pública que sirve como recordatorio para aquellos que quisieran optar por una vida de crimen.
Pertenecen a una banda de cinco ladrones, los cuales fueron decapitados públicamente antes de que sus cadáveres fueron izadas en el aire, donde permanecerán durante días.
Esta espantosa visión es una escena de un impactante documental que se emitirá esta semana, que arroja luz sobre la vida en Arabia Saudita , uno de los países más sangrientos y más herméticos del mundo.

This gruesome sight is one scene in a shocking documentary to be aired this week which sheds light on life in Saudi Arabia, one of the world’s bloodiest and most secretive countries

Five bodies hang from a pole suspended between two cranes, a public display which serves as a reminder to those who might contemplate a life of crime

The film, Saudi Arabia Uncovered, contains harrowing footage of beheadings

 

Ver vídeo: http://www.dailymail.co.uk/news/article-3502079/Saudi-Arabia-s-kingdom-savagery-DOES-Britain-cosy-butchers.html#v-457766210578564079

La película, Arabia Saudita al descubierto, contiene imágenes de decapitaciones desgarradoras. Una mujer vestida de negro se encuentra retenida en la vía pública por cuatro policías sauditas, ha sido condenada por matar a su hijastra. Es ejecutada de un sablazo en el cuello, mientras grita: “Yo no lo hice”.

Todos hemos oído hablar de la brutalidad del régimen saudí, pero lo que hace este documental tan escalofriante es que lo veamos en pantalla.

En otra escena de decapitación, el verdugo, vestido con ropas blancas típicasmente usadas ​​por los hombres saudís, levanta su espada curva por encima de su cabeza y la baja de un golpe seco.

El documental muestra a los espectadores a un gran plaza apodada “Chop Chop Square” (‘to chop’ es trocear), ya que es el sitio de múltiples ejecuciones en la capital saudí, Riad. La cámara se detiene en el sistema de desagües manchado de rojo usado para lavar la sangre de las personas ejecutadas.

La policía se muestra blandiendo látigos contra las mujeres, que son consideradas ciudadanas de segunda clase. Hay un momento en que tiran al suelo brutalmente a una mujer y se la oye gritar.
De la misma forma, un cliente masculino de un supermercado empuja a una clienta femenina al suelo sin razón aparente. A continuación, se larga caminando, ajeno a su angustia, mientras ella se aparta aterrada de su camino.

Lo que la película deja bien claro es que el país es una dictadura asesina que se niega a tolerar la disidencia. Seguir leyendo


En este episodio, a través de dos películas antiraníes (Rose Water y Argo) mostramos cómo los norteamericanos anhelan manchar el rostro de Irán y demonizar el país persa.

Seguir leyendo


https://i1.wp.com/217.218.67.243/images/thumbnail/20150406/0926109_xl.jpgNueva serie de 6 episodios de los reportajes de Hollywood Cut de la cadena HispanTV donde analiza la islamofobia dominante en lo que se conoce como “la meca del cine”.

En este episodio del programa, analizamos la imagen terrorista y bárbara que difunden las películas hollywoodenses de los musulmanes.

En las series ¨desaparecidos¨, ¨Prisionero de guerra¨ y la película de Walt Disney ¨Aladino¨. Veremos cómo se mantiene viva y presente la islamofobia en la industria del entretenimiento.

Capítulo 2

En el presente capítulo de Hollywood Cut, seguiremos viendo y analizando el peculiar tema de la “Islamofobia”.

La difusión del terrorismo y la barbaridad de los musulmanes es el más típico método utilizado por las películas hollywoodenses para deformar la imagen del verdadero Islam.

Capítulo 3

Seguir leyendo


Netanyahu exculpa a Hitler del holocausto y culpa a los palestinos

Benjamín Netanyahu ha afirmado públicamente que Adolf Hitler no tenía intención de exterminar a los judíos europeos hasta que un palestino le convenció para que lo hiciera.

PalestinaLibre.org | 22 Oct. 2015 | Alí Abunimah, The Electronic Intifada / Traducción: Javier Villate

El intento del primer ministro israelí de exonerar a Hitler y colocar la culpa del Holocausto en las puertas de los palestinos es una muestra más de su incitación a la violencia y la demonización de un pueblo que vive bajo el dominio colonial y militar de Israel.

También supone una curiosa negación del Holocausto.

En un discurso ante el Congreso Sionista Mundial celebrado en Jerusalén el martes, Netanyahu afirmó que Hach Amín al Huseini convenció a Hitler para que llevara a cabo el exterminio de seis millones de judíos.

Al Huseini fue el Gran Muftí de Jerusalén, la más alta autoridad confesional sobre temas religiosos pertenecientes a la comunidad musulmana y a los santos lugares durante los años 20 y 30 del siglo XX, cuando Palestina estuvo bajo el dominio británico.

Fue nombrado para ese papel por Herbert Samuel, confeso sionista que fue el primer Alto Comisionado británico de Palestina.

En el vídeo que aparece al principio, Netanyahu dice que Al Huseini “tuvo un papel central en el fomento de la solución final. Voló a Berlín. En ese momento, Hitler no quería exterminar a los judíos, solo quería expulsarles. Y Hach Amín al Huseini le dijo a Hitler: ‘Si les expulsas, vendrán todos aquí’ [a Palestina]. ‘¿Qué debo hacer, entonces, con ellos?’, le preguntó Hitler. ‘¡Quemarlos!’, le respondió Al Huseini”.

No existe ningún registro de semejante conversación y Netanyahu no ha proporcionado ninguna prueba de que haya tenido lugar.

El Muftí se reunió con Hitler en una ocasión, pero esa conversación de 95 minutos tuvo lugar el 28 de noviembre de 1941. Huseini buscó el apoyo del Führer a la independencia árabe, como explica el historiador Philip Mattar en su libro The Mufti of Jerusalem.

Por entonces, los planes de Hitler para exterminar a los judíos estaban ya en marcha.

Las órdenes de Hitler Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.068 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: