Category: Religión



Excelente artículo del medio Iniciativa Debate  que extrae y analiza los contenidos de la nueva reforma del Código Penal del régimen español, que presentado como pacto antiyihadista  por la bicéfala gobernante y los medios afines, no es más que represión, censura y un nuevo atentado contra las libertades del pueblo. Con establecimiento de cadena perpetua “oficial” incluida. Por supuesto, la ley seguirá sin ser una amenaza para la corrupción, el expolio, el terrorismo de Estado, o delitos varios y diversos chanchullos a los que sólo pueden acceder unos pocos y, por supuesto, no son asunto de terroristas.

¿Yihadismo? Un poco de seriedad, por favor. Esto es lo que han firmado PP y PSOE

 Iniciativa debate | 03/02/2015 | Paco Bello

Frente al nuevo y polémico pacto del bipartidismo parece que la consigna elegida para distraer la atención, cálculo electoral mediante, tiene que ver con centrar el debate en las presuntas posturas divergentes de PP y PSOE ante la cadena perpetua (o su eufemismo como prisión permanente revisable) a pesar de que evidentemente se suscriba esta pena de común acuerdo con una clausula a futuro basada en un desiderátum (todavía más cínico). Así, todos los grandes medios hablan en este momento de esas divergencias sin restar importancia a lo que titulan sin excepción como el gran pacto contra el yihadismo, aunque igualmente deslicen posteriormente que es contra el “terrorismo” en general. Y el matiz no es menor, porque ¿a qué consideran PP y PSOE terrorismo según la ley que han acordado?, ¿se trata de yihadismo o es otra cosa?

020215FirmaAcuerdo1

Voy a intentar estructurarlo para que se entienda (que no me parece fácil).

La reforma del Código Penal que el PP tiene en manos de su mayoría absoluta (y esto no se le escapa a nadie), y ya en el Senado para su confirmación tras la aprobación de las primeras enmiendas en el Congreso, y que ahora también suscribe el PSOE, dice lo siguiente (destaco en negrita lo que me parece especialmente relevante):

(…)

Se añade un nuevo apartado ducentésimo trigésimo cuarto (bis) de modificación del artículo 571 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que quedaría con la siguiente redacción:

“1. A los efectos de este capítulo, se consideran delitos de terrorismo la comisión de cualquiera de los delitos:

a) De homicidio o asesinato de los artículos 138 a 142,

b) de aborto del artículo 144,

c) de lesiones de los artículos 147 a 152, o de lesiones al feto de los artículos 157 y 158,

d) de manipulación genética del artículo 160,

e) contra la libertad del Título VI,

f) contra la libertad o indemnidad sexual del Título VIII,

g) apoderamiento de aeronaves y de buques o de otros medios de transporte colectivo o de mercancías,

h) de torturas y contra la integridad moral del Título VIl,

i) de daños del Capítulo IX del Título XIII,

j) contra los recursos naturales o el medioambiente del Capítulo III del Título XVI,

k) contra la seguridad colectiva de los Capítulos I y II Título XVII, o de los artículos 359 a 361 y 362 a 367,

I) contra la Constitución del Título XXI,

m) contra el orden público de los Capítulos I al VI del Título XXII,

n) contra la Comunidad Internacional del Título XXIV,

o) cualquier otro delito de carácter grave, cuando tales delitos se cometieran con alguna de las siguientes finalidades:

1.º) intimidar gravemente o atemorizar a la población o parte de la misma, crear un grave sentimiento de inseguridad o temor o, alterar gravemente de cualquier otro modo la paz social,

2.º) influir o condicionar de un modo ilícito la actuación de cualquier Autoridad nacional o extranjera, o de una Organización Internacional,

3.º) destruir, causar daños graves o alterar gravemente el funcionamiento de las estructuras básicas políticas, constitucionales, económicas o sociales de un Estado u Organización Internacional y por la forma de comisión o sus efectos sea idóneo para dañar gravemente a un Estado u Organización Internacional.

2. A los mismos efectos, tendrán también la consideración de terrorismo los demás delitos tipificados en este Capítulo.”

(…)

Sigue leyendo


DIEUDONNE DETENIDO 140115

Página Transversal | 14 Ene 2015

El humorista Dieudonné comienza el año 2015 en plena forma. Tras ser prohibido una vez más su espectáculo cómico -esta vez por las autoridades de Burdeos- por empeñarse en meterse con quien no se puede, [Burdeos prohíbe el polémico espectáculo del cómico francés Dieudonné. La decisión se produce gracias al paraguas de una circular de Interior que hace equilibrismo entre “la libertad de expresión” y “la dignidad humana”], el cómico de nuevo fue puesto bajo investigación por presunta apología del terrorismo.

Al parecer, tras compartir espacio con buena parte de la plana mayor del único Occidente realmente existente (el de los crímenes del Capital, el liberalismo, el sionismo, las democracias avanzadísimas y la OTAN) junto a, entre otros, célebres criminales de guerra (como el presidente de la entidad sionista llamada Israel), reputados golpistas (como el presidente de Ucrania), y cabecillas de diferentes “estructuras de pecado” liberales y democráticas (como el presidente de España, o los primeros ministros de Alemania, Inglaterra o Italia), en la mega manifestación por la “libertad” celebrada en París tras los atentados ocurridos en Francia,  Dieudonné escribió:

“Después de esta marcha heroica, o mejor dicho … ¡Legendaria! Momento mágico igual al Big Bang que creó el universo … o, en menor medida (más local) comparable a la coronación de Vercingetorix, finalmente voy a casa. Debes saber que esta noche, en lo que me concierne, me siento Charlie Coulibaly [apellido del terrorista que asaltó el Súper kosher]”

Por si investigar a Dieudonné por presunta apología del holocaust… ¡del terrorismo!, no fuera suficiente para garantizar el pleno uso de las libertades que la civilización occidental ofrece a todos sus usuarios, a las 7:00h de la mañana de hoy, día 14 de enero, un equipo de la policía judicial francesa formado por una docena de agentes (los suficientes para dominar al peligroso humorista y su familia) invadió el domicilio particular del cómico francés, y procedió a su detención, en presencia de sus hijos. La orden partió del Ministro del interior Bernard Cazeneuve, al parecer por un presunto delito de apología del terrorismo en un tweet (ignoramos de momento si el tweet en cuestión es el que acabamos de reproducir, pero ante blasfemias laicas de este calibre entendemos que el más civilizado Cameron desee prohibir hasta el wachap en Reino Unido).

Se da la paradójica circunstancia de que Dieudonné acababa de remitir una carta al celoso ministro, ofreciéndole “la paz” después de sufrir la persecución y el acoso de las autoridades democráticas occidentalofrancesas, especialmente durante el pasado año. Este es el contenido de dicha carta:

“Dieudonné contesta a Bernard Cazeneuve

Ayer, éramos todos Charlie, estábamos caminando juntos y de pie para defender las libertades. Para que se siga pudiendo reír de todo.

Todos los representantes del gobierno, entre ellos usted, caminaban todos en la misma dirección.

Pero al volverme a casa, me sentí muy solo.

Desde hace un año, el gobierno me tiene acosado, ha buscado eliminarme por todos modos. Sigue leyendo


Contundente e implacable artículo del blog Urania en Berlin que analiza los hechos del atentado en París y sus repercusiones. Aporta datos “olvidados” por la versión oficial y expone un excelente análisis de diversos acontecimientos necesarios para comprender que las cosas, nuevamente, no son cómo parece que nos quieren hacer creer. También he incluido alguna nota.

Muy recomendable difundir.

Urania en Berlin | 13 Ene. 2015

images95212

 

“El ataque terrorista que mató a 12 personas el pasado miércoles 7 de enero, en París, fue una operación de falsa bandera diseñada para apuntalar el estado vasallo de Francia a Washington”

(Paul Craig Roberts, ex-secretario del Tesoro en la Administración Reagan y ex editor del Wall Street Journal)

Para entender el significado de la indignidad criminal de París, para ir más allá de la hiperbólica propaganda intoxicadora de los “mass mierda”, para atusarse de la ponzoña oficial que ha rodeado al penúltimo crimen infame, de corte “islámico”, orquestado desde las cloacas del Estado de USA-Israel-Europa, contra integrantes del semanario satírico francés Charlie Hebdo, conviene amalgamar algunas claves para componer este tablero terrorista de falsa bandera que, nuevamente, han puesto en práctica los gangsters de Washington, Bruselas y Tel-Aviv.

PRIMER ACTO: Érase una vez unos terroristas muy listos

El objetivo del mal llamado comando “yihadista” fue actuar cuando estaba reunida la plana mayor de periodistas del semanario Charlie Hebdo que se solía reunir en su oficina de París, una vez por semana, para discutir cuestiones editoriales. Uno de estos periodistas comentó al diario francés Le Monde que “los atacantes tenían que haber sido informados de que la reunión editorial se llevaba a cabo ese día; de lo contrario es imposible que hubieran tenido conocimiento alguno, ya que allí (en la sede del semanario) no había personal ajeno a la revista”. Entonces, ¿quién informó a los asesinos sobre el calendario de reuniones de Charlie Hebdo? ¿Hicieron invocaciones a Allah y éste les puso sobre la pista? Piensen un poco….¿los muertos ya no hablan verdad? ¿Algún confidente del Hebdo tuvo la mala suerte de cantar para las cloacas del Estado?

SEGUNDO ACTO: Erase una vez unos terroristas muy tontos

Dice Kevin Barrett, editor de Veterans Today (a propósito del pufo terrorista parisisno y el “olvido” de una tarjeta de identificación personal de uno de los “terroristas”, Said Kouachi), que él (Barrett) habrá hecho unos 55.000 viajes en coche y no cree que se haya dejado una sola vez la documentación en su vehículo. Lo que ocurre es que en falsas banderas terroristas, como las de Nueva York o Madrid, los super-profesionalizados yihadistas tenían la feísima costumbre de abandonar maletines (Mohamed Atta), DNI supervivientes después de la pavorosa deflagración de un avión contra la torre gemela 2 o cintas coránicas y huellas varias en el caso de la chapuza madrileña del 11-m. Forma parte de la tragicomedia, por lo que se ve.

Barrett acierta de pleno cuando afirma que la policía y las agencias de inteligencia (en la comisión de delitos) son expertos en plantar pruebas falsas para condenar a personas inocentes y exonerarse a ellos mismos. Por ejemplo, cuando un ciudadano desarmado es asesinado por la policía colocan un arma en el cadáver para apoyar sus declaraciones sobre que fue un “acto en defensa propia”. Según Barrett la policía guarda armas en sus vehículos policiales en caso de que sea necesario para usarlas como prueba falsa contra sus víctimas. Una mafia criminal en toda regla que actúa con la impunidad que le otorga la otra mafia, la política. En el caso del maletín de Atta fue el FBI el que colocó esa pista falsa a posta para dar verosimilitud a la trama terrorista del 11-s. Esto lo dijo hasta un respetable capo de la Falsimedia americana (Seymour Hersh).

En el crimen de París, como en otras falsas banderas, el DNI “olvidado” del terrorista es una prueba de libro plantada por la policía o los servicios secretos franceses. ¿Nos quieren convencer de que la logística de los terroristas “yihadistas” para cometer el crimen era perfecta en su ejecución y, al mismo tiempo, desastrosa en los pequeños detalles? La desvergüenza de estos criminales (de Estado) no tiene precio.

TERCER ACTO: ¿Terroristas o más bien miembros de cuerpos policiales especiales?

Sigue leyendo


Por eso no suscitará la hipocresía solidaridad internacional.

Principales líderes políticos en la pantomima de “marcha-antiterrorista”, exclusiva para líderes solidarios, alejada del populacho.

Seguramente tampoco veamos muestras de solidaridad del criminal de guerra Netanyahu con más de 1200 palestinos muertos a sus espaldas sólo durante la última invasión sionista de este verano. Ni al líder nazi de la junta golpista de Kiev, que ya acumula más de 4000 victimas en el Donbass…

 

Mueren 50 civiles en ataque de coalición anti-EIIL en Siria

Pic

HispanTV | 12 Ene 2014

Al menos 50 civiles sirios perdieron la vida a finales del pasado mes durante un ataque aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos contra una base del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el norte de Siria.

Según informó el domingo el portal Web estadounidense ‘McClatchy’, citando a testigos locales, los civiles estaban detenidos en una cárcel improvisada en la ciudad de Al-Bab, cerca de la frontera con Turquía, cuando el avión de la coalición atacó la zona la noche del pasado 28 de diciembre.

El 22 de noviembre último, el llamado Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) había denunciado que al menos 52 civiles, entre ellos ocho mujeres y cinco niños, habían muerto durante los bombardeos de la llamada coalición anti-EIIL iniciados desde el 23 de septiembre en Siria.

FUENTE: http://hispantv.com/detail/2015/01/12/304778/mueren-50-civiles-ataque-coalicion-siria


Tlaxcala | 7 Ene 2015 | José Antonio Gutiérrez D.*

Parto aclarando antes que nada, que considero una atrocidad el ataque a las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo en París y que no creo que, en ninguna circunstancia, sea justificable convertir a un periodista, por dudosa que sea su calidad profesional, en un objetivo militar. Lo mismo es válido en Francia, como lo es en Colombia o en Palestina. Tampoco me identifico con ningún fundamentalismo, ni cristiano, ni judío, ni musulmán ni tampoco con el bobo-secularismo afrancesado, que erige a la sagrada “République” en una diosa. Hago estas aclaraciones necesarias pues, por más que insistan los gurús de la alta política que en Europa vivimos en una “democracia ejemplar” con “grandes libertades”, sabemos que el Gran Hermano nos vigila y que cualquier discurso que se salga del libreto es castigado duramente. Pero no creo que censurar el ataque en contra de Charlie Hebdo sea sinónimo de celebrar una revista que es, fundamentalmente, un monumento a la intolerancia, al racismo y a la arrogancia colonial.

Miles de personas, comprensiblemente afectadas por este atentado, han circulado mensajes en francés diciendo “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie), como si este mensaje fuera el último grito en la defensa de la libertad. Pues bien, yo no soy Charlie. No me identifico con la representación degradante y “caricaturesca” que hace del mundo islámico, en plena época de la llamada “Guerra contra el Terrorismo”, con toda la carga racista y colonialista que esto conlleva. No puedo ver con buena cara esa constante agresión simbólica que tiene como contrapartida una agresión física y real, mediante los bombardeos y ocupaciones militares a países pertenecientes a este horizonte cultural. Tampoco puedo ver con buenos ojos estas caricaturas y sus textos ofensivos, cuando los árabes son uno de los sectores más marginados, empobrecidos y explotados de la sociedad francesa, que han recibido históricamente un trato brutal: no se me olvida que en el metro de París, a comienzos de los ‘60, la policía masacró a palos a 200 argelinos por demandar el fin de la ocupación francesa de su país, que ya había dejado un saldo estimado de un millón de “incivilizados” árabes muertos. No se trata de inocentes caricaturas hechas por libre pensadores, sino que se trata de mensajes, producidos desde los medios de comunicación de masas (si, aunque pose de alternativo Charlie Hebdo pertenece a los medios de masas), cargados de estereotipos y odios, que refuerzan un discurso que entiende a los árabes como bárbaros a los cuales hay que contener, desarraigar, controlar, reprimir, oprimir y exterminar. Mensajes cuyo propósito implícito es justificar las invasiones a países del Oriente Medio así como las múltiples intervenciones y bombardeos que desde Occidente se orquestan en la defensa del nuevo reparto imperial. El actor español Willy Toledo decía, en una declaración polémica -por apenas evidenciar lo obvio-, que “Occidente mata todos los días. Sin ruido”. Y eso es lo que Charlie y su humor negro ocultan bajo la forma de la sátira.

No me olvido de la carátula del N°1099 de Charlie Hebdo, en la cual se trivializaba la masacre de más de mil egipcios por una brutal dictadura militar, que tiene el beneplácito de Francia y de EEUU, mediante una portada que dice algo así como “Matanza en Egipto. El Corán es una mierda: no detiene las balas”. La caricatura era la de un hombre musulmán acribillado, mientras trataba de protegerse con el Corán. Habrá a quien le parezca esto gracioso. También, en su época, colonos ingleses en Tierra del Fuego creían que era gracioso posar en fotografías junto a los indígenas que habian “cazado”, con amplias sonrisas, carabina en mano, y con el pie encima del cadáver sanguinolento aún caliente. En vez de graciosa, esa caricatura me parece violenta y colonial, un abuso de la tan ficticia como manoseada libertad de prensa occidental. ¿Qué ocurriría si yo hiciera ahora una revista cuya portada tuviera el siguiente lema: “Matanza en París. Charlie Hebdo es una mierda: no detiene las balas” e hiciera una caricatura del fallecido Jean Cabut acribillado con una copia de la revista en sus manos? Claro que sería un escándalo: la vida de un francés es sagrada. La de un egipcio (o la de un palestino, iraquí, sirio, etc.) es material “humorístico”. Por eso no soy Charlie, pues para mí la vida de cada uno de esos egipcios acribillados es tan sagrada como la de cualquiera de esos caricaturistas hoy asesinados. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: