Nos hacemos eco un año más de la reunión que acaba de arrancar en Chantilly, Virginia (EEUU), como es habitual con su secretismo de rigor y casualmente una semana antes de la reunión del G20…

Recogemos el artículo de la escritora española experta en Bilderberg Cristina Martín Jiménez, que utiliza las fuentes oficiales de la reunión, la web bilderbergmeetings.org

 

Albert Rivera, Ana Patricia Botín, J. Luis Cebrián Y De Guindos Los Españoles En Bilderberg 2017

bilderberg 2017

Cristina Martín Jiménez | 31 Mayo 2017

Como ya anuncié en primicia, Ana Patricia Botín sustituye a Cebrián en el Steering Committee. Ella es desde ahora la que invita a los españoles. Junto a Juan Luis Cebrián (Prisa) y Albert Rivera (líder de ciudadanos) son los españoles invitados a la reunión del Club Bilderberg 2017. El año pasado Rivera ya fue invitado pero delegó en su gurú económico.

La localidad de Chantilly, en el estado de Virginia (EEUU), ha sido la elegida para la celebración de la sexagésimo quinta reunión del Club Bilderberg. Del 1 al 4 de junio la asociación más elitista del mundo, integrada por reyes y aristócratas, jefes, ministros y funcionarios de Estado, banqueros, propietarios y CEO de los conglomerados mediáticos e industriales globales, así como intelectuales, periodistas y miembros de los servicios secretos se reúnen para tratar los temas que los dirigentes de occidente consideran cruciales en su actual agenda global.

Esta cumbre de 2017 es la más crítica que han celebrado en décadas. Sobre la mesa tienen varias cuestiones que están perjudicando gravemente sus objetivos e intereses. El Brexit, la llegada de Donald Trump a la presidencia de EEUU y el fallecimiento de David Rockefeller constituyen, para sus miembros, una cadena de sucesos inesperados a los que tienen que encontrar soluciones. La brecha abierta entre Gran Bretaña y EEUU después de más de cuarenta y cuatro años de alianzas no hace más que sangrar, agudizada por los últimos atentados de Manchester, que ha cortado el intercambio de información entre los servicios secretos de los respectivos países.

Por otra parte, el vacío que deja David Rockefeller, alma del Club, y la avanzada edad de Henry Kissinger, con quien ha formado un tándem indisoluble desde la Segunda Guerra Mundial, constituye un reto para aquellos que han de tomar el relevo generacional. Veremos si Bilderberg es capaz de encontrar una nueva cabeza visible cualificada para calmar las ansias de poder de esta nueva generación.

Esta cita en Virginia marcará el inicio de una época de la que la entidad puede salir reforzada o, por el contrario, ver cómo se acrecienta la crisis interna que la aqueja desde hace años. Tanto en este blog, como en mis libros y entrevistas hace tiempo que vengo constando dicha crisis. Ésta se debe, además de a los motivos señalados (Brexit, Trump), a la incapacidad de algunos miembros de encontrar líderes jóvenes en el ámbito de la política que compartan su ideología y que, al mismo tiempo, tengan el carisma y la credibilidad innatos a todo líder para convencer a los votantes en fechas electorales.

Y es que, erróneamente a lo que ellos creen, los líderes no pueden fabricarse. Sólo los diamantes puros pueden pulirse. Muchas personas ya han descubierto sus artificios. El más catastrófico de todos es Barack Obama, al que denuncié en el año 2010, como pueden comprobar en mi nuevo libro.

Mi análisis concluye que esa pudiera ser la causa por la que Juan Luis Cebrián, presidente del grupo Prisa, ha sido relevado como miembro del Steering Commitee de Bilderberg en favor de Ana Patricia Botín (Santander). El hecho de que en las dos últimas citas no invitara a ningún miembro del partido que está hoy al frente del Gobierno es un error de cálculo que no ha pasado por alto a los altos consejeros del Club. A ello se une el hecho de que no ha tenido mucho ojo a la hora de elegir a sus últimos invitados, sobre todo, a los más jóvenes.

En contraste con las elecciones de Cebrián, los delegados franceses sí han conseguido que el recién formado Gobierno del Elíseo tenga al frente a tres de sus últimos invitados.

El relevo generacional es vital para la entidad, ya que asegura su supervivencia. Como respondió en el Parlamento Británico el ministro Kenneth Clarke (conservador) a la pregunta formulada por el diputado laborista Michael Meacher sobre el Club:

 

“NO QUEREMOS QUE TODO EL ASUNTO (DEL CLUB BILDERBERG) SE CONVIERTA EN UN CENTRO DE ENVEJECIMIENTO DE PERSONAS QUE FUERON IMPORTANTES EN EL GOBIERNO”.

 

Virginia vuelve a ser el lugar elegido, como ya lo fue en 2012 cuando la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría coincidió con Hillary Clinton, la chica Bilderberg que finalmente no pudo derrocar al outsider Trump.

 

Bilderberg 2017 Westfields Marriott Washington Dulles

Westfields Marriott Washington Dulles

 

Esta semana, en el hotel Westfields Marriott Washington Dulles, ubicado en 14750 Conference Center Drive  Chantilly  Virginia  20151  USA, los amos del mundo están al acecho para tratar los siguientes temas:

 

Agenda Bilderberg 2017

Sigue leyendo