Aunque ya casi no se hable de Venezuela, ya que ahora no supone ese miserable rédito político que tan bien ha funcionado en las elecciones españolas, compartimos un excelente artículo de primera mano de la realidad venezolana por alguien consciente de la realidad que vive su pueblo y no se deja llevar por cantos de sirena.

 

Lo que será. | 18 Julio 2016 | Javier Del Valle Monagas Maita.

      Esta nota va a personas que de verdad sepan para qué es el cerebro. O que no sean actores pagados por el sionismo para negar todo y para generar confusión.

      No se puede negar que el plan de ataque contra Venezuela, está finamente diseñado y estratégicamente aplicado.  Partieron de lo macro y ya entran en los micro detalles.  Empezaron por la economía, la envolvieron y manipulando el signo monetarios hicieron que los sueldos se diluyan  como la sal en el agua. Al mismo tiempo, fueron desincorporando del mercado los alimentos básicos y los van soltando en dosis, que solo procuran desespero en los hombres y mujeres que se angustian por adquirirlos.  Distorsionando el sentido común y  la psiquis colectiva. Con su respectiva dosis de terrorismo

No existe ningún rubro, o actividad económica que no haya sido afectada. Hay que destacar que el efecto creado en la sociedad venezolana es cuidadosamente manipulado y magnificado para que el común sea blanco de los múltiples elementos sicológicos inductivos hacia la agresión, la desesperanza, y el desprecio al blanco escogido como objetivo de la culpa: el proceso bolivariano y los Chavista.

Por ejemplo: la mayonesa (Solo por nombrar un producto) es desterrada de los estantes del comercio, pero aparece en los tarantines improvisados de los mercenarios del comercio, denominados “buhoneros o bachaqueros” ¡Ah! aparece con un sobre precio grotesco. A la vez le trancan la posibilidad de que el pueblo pueda  hacer su propia mayonesa casera, pues aplican el mismo plan con los huevos y el aceite de comer ¿Resultado? Se convierte al pueblo en rehén de las mafias estafadoras alimentadas por los seudos empresarios parásitos, que van detrás del poder político para entregar el país a las fauces del gran capital Sion transnacional, genocida.  Y no es que hacen eso tan solo para obtener el poder.  Es para atacar  y hacer con ese pueblo ya debilitado lo que por ejemplo hace hoy Macri con los incautos argentinos que creyeron que los empresarios son la salvación y luego descubren que los lanzan al barranco de la miseria y la pobreza extrema casi de forma violenta (4.5 millones de nuevos pobres, en apenas 3 meses).

Una vez logrado el objetivo de estrangular la economía, y de atosigar la capacidad de resistencia del pueblo.  Van a los más íntimo o minúsculo de la vida del venezolano en el hogar. Por ejemplo: el gas de cocina domestico. De esa forma afectan el último detalle luego de la odisea forzada a que someten al pueblo para obtener los alimentos.  Las empresas de servicio de despacho o venta de los cilindros de gas, tanto privadas, como oficiales, inventan los miles y miles de excusas para no despachar el servicio al domicilio en el tiempo prudente. Se tardan hasta tres meses y en algunos casos más. Llegan al cinismo de obligar al cliente a trasladar los cilindros en vehículos particulares, corriendo un riesgo altamente peligroso para la vida  del usuario y su entorno. Violando la norma que obliga a que esos objetos y ese componente gasífero, sea manipulado solo por manos expertas y trasladados en vehículos aptos para tal fin. Pongo por ejemplo a la empresa GASDITO (MAVENCA,  San Felipe Yaracuy).

http://planetaenpeligro.blogspot.com/2016/07/camaradas-necesito-su-colaboracion-para.html

A la vez que crean el espectáculo político manipulador de generar largas colas frente a sus depósitos. Que luego es usado por los sectores apátridas y anti venezolanos opositores de propaganda y pagado desde el gobierno de Estados Unidos a su favor.

Todo ese macabro plan, va dirigido a quebrar la capacidad de resistencia política, económica y moral del pueblo, para que el sionismo capitalista yanqui,  imponga su rapaz poder y asumir así por interpuesto de esos sectores mediocres de la MUD. Las riquezas de Venezuela y sumir a las mayorías en la precariedad de vida.

Debo decir que hay parte de culpa en el gobierno venezolano, cuando no asume sus funciones al pie de las leyes y,  permite la impunidad de los actores empresariales parásitos y de  la embajada del crimen organizado gobernante en USA. Se de las presiones externas que los cómplices mediáticos y financistas interesados del mundo aplican contra el país.  Pero se también, que cuando nos embarcamos en esta noble labor de rescatar a nuestra patria de las fauces criminales del crimen organizado capitalista Sion yanqui. La pelea no iba a ser fácil y, que  era necesario decisiones oportunas, por más duras que fueran y contra quienes sean los culpables, siempre apegados a la ley. Sigue leyendo