El Vórtice | 9 May. 2016

De los dos temas tratados en este programa, uno relativo a la política nacional y el otro de internacional, le hemos dado una especial vuelta de tuerca a la noticia que hemos elegido para este segundo apartado: la desclasificación de los documentos de la diplomacia estadounidense que confirman que en Washington no sólo se apoyó la creación de la Unión Europea con respaldo diplomático, sino que la CIA incluso invirtió en ello importantes fondos. Una noticia que ha cosechado muchos titulares pero ningún desarrollo con los datos que te aportamos en Radio El Vórtice.

Ir a descargar

La conclusión más obvia a la que conducen estos documentos desclasificados es que la Unión Europea nació como un instrumento de la política estadounidense en la guerra fría contra la URSS, convirtiéndose así en una Europa otorgada por el imperialismo estadounidense. Pero caben hacerse varias preguntas:

 
– ¿Es casual que se desclasifiquen ahora estos polémicos documentos?
 
-¿Beneficia de algún modo a la política de EEUU hacer público estos datos?
 
-¿Son estos documentos la prueba definitiva de que la Unión Europea es un engendro al servicio de los intereses de EEUU y no tanto de los europeos?
 
Para empezar, destacamos que esta revelación no es un Wikileaks, un documento secreto hecho público por un escape de los mecanismos de seguridad, sino el fruto de una desclasificación controlada por el Gobierno de EEUU. Ello nos dio pie para hablar de lo escurridizo que se vuelve el terreno a la hora de lograr el acceso a los archivos diplomático, incluso en aquellos que gozan de políticas más abiertas y democráticas. Pero, sobre todo, destacar que pese a lo polémica que podía resultar esta información, en Washington no se ha hecho nada por evitar su publicación con una de las posibles excepciones (que evidentemente se han utilizado para no sacarlos a la luz hasta ahora) o la consabida “pérdida” de la carpeta caliente en los almacenes del archivo.
 
También pusimos de relieve que esta desclasificación ocurre a los pocos días de que el presidente Obama visitase el Reino Unido en plena tormenta del Brexit, el encendido debate entre partidarios y contrarios a la “salida británica” de la Unión Europea que se va a decidir en un referéndum el próximo 23 de junio. Hay que recordar que en esta estancia, Obama reiteró su apoyo contundente al voto a favor de la permanencia británica en el club europeo. Es algo que ya había hecho en otras ocasiones (por ejemplo en octubre pasado) con diversas reacciones tanto en el Reino Unido como en terceros países.
 
Es innegable, que la desclasificación de estos papeles pone fin definitivo a las teorías de quienes, especialmente en Francia, han sostenido que parte de las disensiones dentro del club europeo, especialmente las protagonizadas por los británicos, tienen que ver con el escaso interés de EEUU en que se consolide una unidad europea que pueda actuar de forma independiente de Washington que utiliza a su tradicional satélite del Reino Unido para sembrar la cizaña. Con ello quedan aclaradas las dudas de aquellos partidarios de la salida británica que pudiesen o deseasen creer que las declaraciones con las que Obama ha advertido que el Reino Unido dejará de ser un socio privilegiado para EEUU, si deja de estar en la Unión Europea, no eran del todo sinceras y formaban parte de un teatro para quedar bien con otros socios europeos.
 
En el programa, Diego Camacho explicó cómo el apoyo de EEUU a la creación de la Unión Europea tuvo que ver con un intento de controlar el cómo llevar a cabo el proyecto, limitándolo a una unión aduanera y excluyendo la autonomía defensiva. Ana Camacho recordó cómo a veces los planes de los políticos no salen como tenían previsto y que en la correspondencia diplomática de Kissinger queda reflejada la indignación que había en Washington porque esa unidad europea que habían apoyado, contando con que haría causa común con su diplomacia, les causaba fuertes dolores de cabeza en un momento clave de la guerra fría. Y es que sus aliados europeos no siempre actuaban como peones leales y sumisos. Nuestros dos analistas se enzarzaron en un interesante debate sobre el papel de Francia dentro del grupo occidental en la guerra fría y salió a relucir cómo, para asegurarse la lealtad francesa frente a la URSS, Estados Unidos le dejó a los franceses la batuta en el continente africano, una de cuyas consecuencias es la fallida colonización española del Sáhara Occidental en 1975. Pero para saber de qué iba este debate tendréis que escuchar el programa…
 
Sólo añadir que a quien sí ha favorecido la desclasificación de estos documentos es a la diplomacia de Moscú, a la que últimamente varios medios estadounidenses han acusado de querer fomentar la desunión y desmembración de la Unión Europea para acabar con su aislamiento. Sacamos como ejemplo el titular de Russia Today sobre la cuestión y su primer párrafo (aquí lo tenéis).
 
Este programa trasciende a la noticia puntual así que no penséis que se va a quedar viejo porque siempre será de interés para aquellos que quieran saber más de cómo se las gastan los grandes en su juego de ajedrez ahora y en la guerra fría. Además, también comentamos otras cosas, dando un repaso rápido al ambiente de precampaña electoral en España ante el anuncio de nuevas elecciones para el 26 de junio.
 
Sólo añadir que el viaje de Obama a Inglaterra tuvo lugar en el marco de la gira que llevó a Obama a Alemania, con ese encuentro con la canciller Merkel que comentamos en el Vel.N.48 (aquí lo tenéis).

 

FUENTEhttp://www.elvorticeradio.com/la-cia-financio-la-puesta-en-marcha-de-la-union-europea-lo-que-no-te-cuentan/#.VzXcOISLTcs