RT | 1 Febrero 2016 | Liliya Khusainova

Asistente regular de Bilderberg y editor asociado del ‘Financial Times’, Martin Wolf destaca que el poderoso club Bilderberg está muy descontento por el estado actual de las cosas y, en particular, por los altos niveles de popularidad del multimillonario y precandidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump.

De acuerdo con la información en su perfil, Wolf está “asombrosamente bien conectado con los círculos de la élite para los cuales está escribiendo” y cuenta con muchos amigos íntimos entre banqueros centrales influyentes, lo que indica que está bien al tanto de lo que dice.

En su artículo titulado ‘Los perdedores económicos están en rebelión contra las élites’ (‘The economic losers are in revolt against the elites’), Wolf escribe que los “perdedores” económicos han rechazado a “las élites que dominan la vida económica y cultural de sus países” y que “las posibles consecuencias son aterradoras”.

Afirmando que “ya puede ser demasiado tarde” para detener la ola de populismo de Trump, Wolf señala que las élites “se han distanciado de lealtades y preocupaciones nacionales, formando en su lugar una superelite global”.

“Populistas nativistas no deben ganar. Ya conocemos la historia: se termina muy mal. En el caso de EE.UU., el resultado se transformará en graves consecuencias mundiales”.

¿Por qué el club Bilderberg no está satisfecho con Donald Trump?

Las palabras de Martin Wolf parecen una amenaza para el mundo entero por no obedecer las reglas del mentor omnipresente. ¿Pero por qué el club Bilderberg no está satisfecho con Donald Trump?

La primera razón que puede preocupar a la élite mundial son los acuerdos comerciales, por ejemplo, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). Según varias estimaciones, solo en EE.UU. para el 2025 se perderán otros 450.000 puestos de trabajo llevándose por delante la vida de muchos ciudadanos de EE.UU. y de su economía.

Mientras Bilderberg y el Consejo de Relaciones Exteriores y globalistas de Rockefeller, según destaca en su blog candidato al Congreso de EE.UU., Jon Rappoport, están contando con el TPP. “Es uno de sus bebés preciosos. Quieren socavar la economía de EE.UU. Es parte de su programa para allanar el camino de un planeta único bajo un único sistema de gestión. Un imperio globalista”.

Parece que Donald Trump desbarata sus planes para el caos económico global y la supremacía indiscutible de las megacorporaciones.

Rusia no da tregua al club Bilderberg

La segunda tendencia que puede convertirse en una piedra en el zapato de los más poderosos de este mundo es su postura hacia Rusia y el presidente Putin. El multimillonario reiteró en varias ocasiones que respalda las acciones de Rusia en Siria y señaló que la oposición armada siria, apoyada por Washington, puede ser peor para el país y el mundo.

Además, en una rueda de prensa que tuvo lugar el 17 de diciembre, el presidente ruso Vladímir Putin afirmó que Trump es “un hombre talentoso y brillante”, que además es “el líder absoluto de la carrera presidencial en EE.UU”, a lo que Donald Trump, ha contestado calificándolo como un “gran honor”.

La posible victoria de Trump puede abrir una nueva etapa en las relaciones entre EE.UU. y Rusia, algo que no es lucrativo para el club Bilderberg, que no quiere un candidato presidencial fuera de su control.

Está claro que con sus riquezas y posibilidades el club Bilderberg no va a parar ante nada para conseguir sus objetivos y poner en primer plano a su candidato, por ejemplo, a Hillary Clinton, como si se tratara de una guillotina para el mundo. Pero el estado actual de las cosas muestra que el mundo se encuentra en una etapa de transición y despertando de la hibernación impuesta por la élite mundial. Espero que el sentido común del mundo multipolar y las relaciones justas logren prevalecer.

 

FUENTEhttps://actualidad.rt.com/opinion/liliya_khusainova/198415-bilderberg-enfadado-mundo-venganza-guillotina

 

NOTA de IPV: Al igual que el artículo se referencia sobre las elecciones en EE.UU. no está de más recordar que el elegido éste año para representar el poder político español en Bilderberg fue Pedro Sanchez. Algo a destacar y a tener en cuenta tal y cómo se están dando los juegos de poder en el régimen español.