Otra embestida político-mediática derrotada

la verdad de venezuelaOtro estrepitoso fracaso tuvo la campaña contra Venezuela de medios en cadena a lo largo del continente. Diarios supuestamente liberales no dudaron en defender a un conspirador fascista contra la institucionalidad democrática. Quisieron presentar la condena a un delincuente como atentado a los derechos humanos. Pero la victimización del fascista no fue respaldada siquiera por la oposición interna. Paralelamente se aceleró la agresión física y propagandística contra la Revolución Bolivariana en la frontera. En tanto, Unasur y Celac lograron distender la escalada y los presidentes de Colombia y Venezuela comenzaron negociaciones. Washington y sus socios han perdido otra batalla, aunque la lucha está lejos de haber terminado.

Golpe al contrabando en la frontera

OCT01

En el Estado Zulia se incautaron 63 mil litros de combustible y 10 toneladas de alimentos. Foto: AVN

Ya son visibles para la población venezolana las primeras consecuencias positivas del cierre de frontera y la declaración de estado de excepción en municipios de los estados Táchira, Zulia, Apure y Amazonas. En las ciudades y pueblos cercanos a Colombia se acabaron las interminables filas de carros para cargar gasolina y reaparecen progresivamente los productos de la cesta básica.

A lo largo de los más de 2.200 kilómetros que separan a Venezuela de Colombia, según estimaciones oficiales salía por la vía del contrabando casi el 40% de los alimentos que importa el país para vender a precios subsidiados en los mercados. Algo similar ocurre con el combustible: por eso el día posterior al primer cierre de frontera en el estado de Táchira se vendieron un millón de litros menos que el promedio habitual. Durante el primer mes de operaciones se redujo el contrabando de gasolina un 70%, con un ahorro anual estimado en 10 mil millones de dólares.

Detrás de ese negocio funcionan grandes y peligrosas mafias, muchas de ellas compuestas por paramilitares colombianos que fueron hacia la frontera durante el llamado proceso de desmovilización iniciado en 2003. Se calcula que la comercialización ilegal de los productos de la canasta básica deja ganancias de hasta el 600% y la de gasolina, de 27 mil %.

 

Plan de normalización

Luego del encuentro con el presidente colombiano en Quito, Nicolás Maduro dio a conocer su propuesta de un plan de trabajo conjunto entre ambos países para normalizar progresivamente la situación en la frontera en un lapso de seis meses. “La normalización progresiva significa en términos concretos el logro progresivo y verificable de la instalación de nuevas condiciones para una nueva frontera (…) ver a nuestros pueblos hermanados y barrer el odio que trataron de meter algunos medios de comunicación”, expresó el presidente venezolano. El plan debe abordar los ejes de: seguridad integral; regularización de la comercialización de combustible; sistema cambiario y desarrollo económico, según Maduro. Venezuela también propuso a Colombia una nueva fórmula para la venta de combustible en la frontera y su exportación al país.

Desde Bogotá hicieron un balance positivo del encuentro de ministros llevado adelante en Caracas el 23 de septiembre y saludaron que desde el 6 de septiembre el gobierno venezolano garantizó la reunificación de 63 familias, con un total de 78 niños, luego de la deportación de poco más de mil personas en agosto. En una siguiente reunión los ministros de Defensa tenían pautado el objetivo de reactivar mecanismos de cooperación de lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado, el contrabando y otras manifestaciones de la criminalidad característica de la zona fronteriza. También está en la agenda el tratamiento de los aspectos financieros, que abordarán los equipos económicos de cada país.

En territorio venezolano crece mientras tanto el Movimiento Bolivariano de Colombianas y Colombianos por la Paz, al que se inscriben voluntariamente miles de los más de 5,6 millones de colombianos que viven en el país. Desde Venezuela, este grupo de colombianos condena la campaña de agresiones lanzada por la extrema derecha colombiana y la prensa afín.

 

Operación Liberación del Pueblo

En conjunto con el cierre temporal en distintos puntos de la frontera, el gobierno venezolano ordenó el despliegue de la Operación Liberación del Pueblo (OLP), que en septiembre cumplió dos meses de su lanzamiento. En sus primeros 60 días fueron desarticuladas 87 bandas criminales en 12 Estados; se incautaron 1.164 armas y 35.585 cartuchos de diferentes calibres; se recuperaron 171 automóviles y 190 motos robadas; y se liberaron 1.421 apartamentos de los urbanismos de la Gran Misión Vivienda que habían sido ocupados ilegalmente.

En los próximos meses 5.300 efectivos del Servicio de Policía Comunal se incorporarán a la OLP para consolidar los territorios liberados de las mafias y la delincuencia. Su misión es trabajar de manera coordinada con las comunidades organizadas y con la Dirección de Prevención del Delito.

 

Leopoldo López y una condena más que necesaria

OCT02

Manifestación en Miami por la liberación de Leopoldo López

Cuando la jueza Susana Barreiros determinó a principios de septiembre que el golpista Leopoldo López, quien se halla encarcelado desde febrero de 2014, debería pasar aún 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas en la prisión militar de Ramo Verde, muchos venezolanos y venezolanas sintieron que esta vez se había hecho justicia. Sin embargo, también cabe pensar que por la dimensión de la acusación (instigar y participar de las manifestaciones de 2014, que provocaron la muerte de 43 personas y cientos de heridos), la condena aún resultaba bastante menor  a lo que el dirigente de Voluntad Popular merecía. Sigue leyendo