https://i1.wp.com/i.ytimg.com/vi/TuokXmYfTUQ/hqdefault.jpgContinua en Ucrania el proceso normal de lo que es una dictadura fascista recordemos establecida mediante un golpe de estado, eliminación y prohibición de partidos políticos. Hace poco, en vísperas del 70 aniversario del Día de la Victoria del Ejército soviético sobre los nazis, el parlamento ucraniano prohibía los símbolos y propaganda comunista en Ucrania y daba legitimidad y protección a colaboradores de los nazis que los denomina “luchadores por la independencia de Ucrania en el siglo XX”.

Mientras, las instituciones internacionales siguen brindando su apoyo y consentimiento al gobierno ilegítimo de kiev, la mejor muestra de ello son las recientes maniobras que la OTAN ha comenzado al Oeste de Ucrania, las mayores en el país y en las que cabe remarcar que participa el Ejército español. La prensa occidental, cómplice necesario, continúa callando y mirando para otro lado ante otra nueva flagrante violación de los DDHH en Ucrania por parte de su Gobierno títere de los poderes atlantistas.

 

Canarias Semanal | 29 de Julio de 2015 | Cristian Úrben

No podrán presentarse a las elecciones, ni representar a sus conciudadanos

Era algo que se veía venir. Tal y como ocurrió en la Europa de los años 30, en la Ucrania de hoy los fascistas han ocupado plenamente el poder a través de un golpe institucional. Las aparentes diferencias políticas entre los grupos que usurpan el poder en Ucrania son sólo de matices, condicionadas todas ellas por las exigencias de sus relaciones con los países occidentales. Pero tal y como se está constatando por las coincidencias que entre ellos se producen a la hora de gobernar, sus concepciones acerca del tipo de Estado que debe implantarse en Ucrania son ampliamente coincidentes.

Hace unos días, por resolución del Ministerio de Justicia, encabezado por el ultraderechista Pavel Petrenko, se el gobierno de Kiev ha prohibido a los comunistas su participación en los procesos electorales. Las organizaciones de esa ideología no podrán, pues, participar en las próximas elecciones municipales. Sigue leyendo