https://i2.wp.com/www.my-favourite-planet.de/images/europe/greece/macedonia/stageira/dj-14052012-0106b_ancient-greek-miners.jpg¿Qué pasa con Grecia? Se hace un referéndum pero se sigue acumulando deuda, pidiendo rescates… Se sigue en el Euro, continúan inalterables los gastos militares, la OTAN… Y según informaciones de estos días, parece que al final se van a aceptar las imposiciones terroristas de la Troika. ¿Patada y hacia adelante, otra vez?

Todo parece apuntar a que el referendum en vez de un ejercicio democrático ejemplar ha sido una medida de contención del descontento del pueblo. Pueblo que está haciendo un esfuerzo titánico confiando en su gobierno mientras apenas pueden sacar 60€ del banco al día, no creo que esta situación se pudiera repetir en ningún otro país de la Europa del miedo y el control mediático.

Cómo era de esperar, comienzan a resonar por las redes alternativas rumores fundamentados de un golpe de Estado en Grecia si ésta se sale del redil en el que de momento se está permitiendo negociar.

 

Grecia. Operación Némesis: la CIA preparando un golpe en Grecia similar al de Ucrania

Resumen Latinoamericano | 8 Julio 2015

76ad3bc3a143e88448972f8f0e0_1

 

John Helmer, un periodista de investigación especialista en asuntos financieros rusos y afincado en Moscú, ha adviertido que Estados Unidos y Alemania preparan un golpe de estado en Grecia para mantener al país dentro de la órbita de la OTAN, y mantenerlo como un activo estratégico en el flanco sureste europeo. Según Helmer “un golpe de Estado en Atenas para salvar a Grecia de la enemiga Rusia está siendo preparado por Estados Unidos y Alemania, con el apoyo de los no contribuyentes de Grecia, es decir, los oligarcas griegos, los propietarios de anglo-griegos de las grandes empresas navieras y la Iglesia ortodoxa griega”.

La primer pista de esta maniobra se remonta a la presencia de Victoria Nuland, secretaria de Estado adjunto para asuntos europeos y euroasiáticos, en Atenas en marzo de este año. Según informó el diario The Guardian el 17 de marzo, Nuland “voló a la capital en medio de crecientes preocupaciones por parte de Estados Unidos de que la gran crisis de la deuda del euro ha comenzado a plantear una amenaza geopolítica. Al permitir que la situación se descontrole, sin aportar una solución, Grecia podría terminar en el ámbito de influencia de Rusia. El flanco sudeste de la OTAN se debilitaría enormemente en el momento en el que se centran las preocupaciones de seguridad mundial en los fundamentalistas islámicos de Oriente Medio”.Estados Unidos puede estar trabajando en estrecha colaboración con el ejército griego para fomentar un golpe tras el histórico voto del “no”en el reciente referéndum. Nuland es conocida por su papel en el derrocamiento del gobierno democráticamente electo de Ucrania y ahora parece que se le habría asignado que repitiera la maniobra en Grecia.

Helmer afirma que cuando Nuland visitó Atenas para emitir un ultimátum contra la ruptura del régimen de sanciones contra Rusia, y cuando los grupos de presión angloamericanos empezaron a advertir que la Armada de Rusia estaba a punto de zarpar hacia el Pireo, el objetivo del juego se hizo del todo claro. La línea para la Operación Némesis ha sido que Grecia debe ser salvada, no de sí misma o de sus acreedores, sino del enemigo en Moscú.

En diferentes ocasiones Rusia se ha manifestado dispuesta a ayudar a Grecia, pero una salida de la zona euro, acercaría al país heleno a Rusia y profundizaría las divisiones dentro de la OTAN. El primer ministro griego Alexis Tsipras dijo a mediados de junio que una alineación con Rusia es algo posible y dio a entender Grecia estaba “lista para ir a nuevos mares para llegar a nuevos puertos seguros”.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, y el viceprimer ministro Arkady Dvorkovich, reiterararon durante el Foro Económico Internacional Rusia en San Petersburgo, que considerarían la posibilidad de conceder préstamos a Grecia si el país lo solicitara.

Una serie de oficiales militares griegos pidieron públicamente un “sí” en el referéndum. “El general retirado Fragkoulis Fragkos, ex ministro de Defensa y en su momento jefe del estado mayor del ejército griego, pidió un ‘sí en voz alta el domingo. En 2011, Fragkos fue destituido por el entonces primer ministro, George Papandreou, en medio de rumores de un golpe de Estado”, escribe Alex Lantier.

Refiriéndose a Tsipras, Fragkos afirmó que “los valores morales y principios que siempre han definido a los griegos, no son objeto de negociación con cualquier político desorientado e históricamente ignorante que piensa solo en su propio interés partidista”. Un grupo de 65 oficiales de alto rango jubilados, emitieron también un comunicado citando su “juramento a la patria y la bandera” y advirtiendo que “al elegir el aislamiento, ponemos la Patria y su futuro en peligro”.

La intervención golpista de Estados Unidos en Grecia no es nueva. El ejército griego está bajo el control de la CIA desde que en 1952 Grecia la entró en la OTAN. Los militares griegos forman parte de las redes de la CIA bajo la Operación Gladio y estos elementos participaron directamente en el golpe de Estado de 1967 que implantó el Régimen de los Coroneles.

Entre 1987 y 1989 Estados Unidos hizo un esfuerzo concertado para derrocar al gobierno griego electo del primer ministro Andreas Papandreu.