Banco de Pagos Internacionales es el banco central de los bancos centrales.Una reciente investigación de la que se hace eco la cadena rusa RT expone nuevamente al BPI, el banco de los bancos centrales que no rinde cuentas a ningún gobierno. Fundado por los acuerdos de la Haya en 1930 entre el gobernador del Banco de Inglaterra y su homónimo Alemán, que tras ayudar a financiar las campañas de Hitler, sería presidente del Reichsbank y Ministro de Economía del Tercer Reich.

Tras evidencias de que el BPI fue culpable de crímenes de guerra se pidió su disolución en la conferencia de Bretton Woods, disolución que nunca se llevó a cabo. Nació así un Orden Monetario Mundial que supuso vía libre al liberalismo económico internacional más atroz.

El Banco de Pagos Internacionales: Conozca al grupo secreto que dirige el mundo

El Banco de Pagos Internacionales (BIS)

RT | 14 Abril del 2015

rtNewsEl Banco de Pagos Internacionales (BPI) es la institución financiera global más secreta del mundo. Desde su creación en 1930, el banco ha estado en el centro de los acontecimientos mundiales, pero frecuentemente ha pasado desapercibido. El BPI está construyendo una nueva arquitectura financiera y regulatoria global, demostrando que tiene el poder para dar forma a las normativas financieras del planeta.

El escritor británico Adam LeBor realizó la primera investigación profunda de las actividades del banco basándose en una serie de documentos y entrevistas con importantes figuras del mundo financiero.

“El BPI es una institución única: es una organización internacional, un banco muy rentable y un instituto de investigación fundado y protegido por tratados internacionales”, cita el portal ‘Global Research’ un extracto del libro de LeBor, titulado ‘Tower of Basel : The Shadowy History of the Secret Bank that Runs the World’ (‘Torre de Basilea: La Vaga Historia del Banco Secreto que Dirige el Mundo’).

Sus decisiones dan forma a nuestras vidas

El banco fue creado por los gobernadores del Banco de Inglaterra y el Reichsbank en 1930 y está protegido por un tratado internacional, por lo que el BPI y sus activos están legalmente fuera del alcance de cualquier Gobierno o jurisdicción. Es decir, el BPI es intocable. El banco tiene sólo 140 clientes, pero en los años 2011 y 2012 obtuvo ganancias libres de impuestos estimadas en 1.170 millones de dólares.

“El club más exclusivo del mundo tiene 18 miembros” que se reúnen en Basilea, Suiza, en el marco del Comité Consultivo Económico del BPI. Se trata de “las personas más poderosas del mundo”, los banqueros centrales.

“Los banqueros centrales, cuya independencia está constitucionalmente protegida, controlan la política monetaria en el mundo desarrollado. Gestionan la oferta de dinero a las economías nacionales. Fijan las tasas de interés decidiendo así el valor de nuestros ahorros e inversiones. Ellos deciden si hay que centrarse en la austeridad o crecimiento. Sus decisiones dan forma a nuestras vidas”, escribe LeBor.

Papel crucial en la historia

Desde el primer día de existencia, el BPI se ha dedicado a la promoción de los intereses de los bancos centrales y la construcción de la nueva arquitectura de la financiación transnacional. Sus miembros han desempeñado un papel crucial en la determinación de la respuesta mundial a la crisis financiera global, afirma LeBor.

Alemania perdió la guerra, pero ganó la paz económica, en gran parte gracias a la BPI

El BPI permaneció abierto a los negocios a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, aceptando el oro robado nazi y llevando a cabo operaciones de divisas de la Alemania nazi. El banco fue utilizado tanto por los Aliados, como por las potencias del Eje como un punto secreto de contacto para mantener abiertos los canales internacionales de financiación. “Alemania perdió la guerra, pero ganó la paz económica, en gran parte gracias al BPI”, indica el libro.

La opacidad del banco y la influencia que se hace cada vez mayor plantean profundas preguntas, no solo sobre la política monetaria, sino también sobre la transparencia, la rendición de cuentas, y cómo se ejerce el poder en nuestras democracias”, advierte el autor del libro.

FUENTE: http://actualidad.rt.com/economia/171986-banco-pagos-internacionales-grupo-secreto-dirige-mundo

El Banco de Pagos Internacionales y el Nuevo Orden Mundial

Emilioichikawa | 29 Junio de 2013 | Frank de Varona

¿Cambiarán la política monetaria de expansión los bancos centrales del mundo?

Amanda Mars en un artículo llamado “Los bancos centrales avisan de que los estímulos monetarios se agotan” publicado por el periódico español El País el 24 de junio de 2013 señaló que el Banco de Pagos Internacionales (Bank for Internacional Settlements o BIS) instó a los gobiernos del mundo que cambiaran su política monetaria.

El consejero económico del Banco de Pagos Internacionales ( más conocido por BIS, en sus siglas en inglés) Stephen Cecchetti declaró lo siguiente: “Está cada vez más claro que los bancos centrales no puede hacer todo lo que haga falta para devolver las aún débiles economías a un crecimiento fuerte y sostenible”. Se refería el consejero económico del BIS que su poderosísimo banco internacional, que es el banco de los 60 de bancos centrales de los países industrializados y de otros en desarrollo, quería que todos los bancos centrales del mundo dejaran de imprimir dinero (del aire) ya que han estado inyectando una fuerte oleada de dinero sin precedente en el sistema monetario mundial desde el comienzo de la crisis financiera. Esto ha provocado una guerra de divisas por todo el mundo, situación que ocurre cuando naciones devalúan sus monedas para obtener beneficios en el comercio mundial. El problema que surge es que cuando una nación devalúa intencionalmente su moneda, otras naciones hacen lo mismo y de esta forma se empeora el intercambio comercial y sus relaciones internacionales.

Stephen Cecchetti, consejero económico del BIS, al presentar la memoria anual de este banco internacional con sede en Basilea, Suiza el 23 de junio de 2013, señaló que: “Las raíces del problema de crecimiento no son monetarias, de modo que los bancos centrales deben reforzar su objetivo tradicional, aunque se extiende a la estabilidad financiera, y animar a los gobiernos a llevar a cabo los ajustes necesarios, más que retrasándolos con tipo de interés casi cero y compras aún mayores de bonos soberanos”. El director general del banco internacional más poderoso del mundo, el español Jaime Caruana en su discurso a la Asamblea General del BIS expresó : “La política monetaria ha hecho su parte. La recuperación ahora exige una combinación de políticas diferentes, con más énfasis en el fortalecimiento de la flexibilidad y el dinamismo económico y la estabilización de las finanzas públicas”.

El Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos ha echado a circulación más de $3 trillones en los últimos años, lo que eventualmente causará una enorme inflación. La Fed, como se conoce el banco central de Estados Unidos, ha estado inyectando $85 billones al mes en los últimos meses en la economía de esta nación. Anteriormente estimuló la economía de los Estados Unidos inyectando trillones. Estas operaciones se conocen como “Flexibilidad Cuantitativa” (Quantitative Easing o QE), que no es otra cosa que el cartel privado bancario, que es el dueño de la Fed, imprime dinero del aire y provocó una guerra de divisas al devaluar el dólar.

Los países del mundo que compraron bonos del Tesoro (treasury bonds) de los Estados Unidos saben que su bonos pierden su valor cuando el dólar se devalúa intencionalmente por la Fed. Es por eso que China, que tiene más de un trillón de dólares en bonos del Tesoro estadounidense, ha disminuido su compra de estos bonos y está invirtiendo en metales, comprando toneladas de oro, negocios y tierras por todo el mundo. China está en guerra de divisas, aparte de su guerra cibernética, contra nuestra nación y el resto del mundo al devaluar su moneda poniéndole un precio artificial. De esta forma, China impide o dificulta que nuestros productos puedan penetrar en su mercado. China y Rusia han declarado más de una vez que quieren abandonar el dólar como una moneda internacional para el comercio mundial. De lograr su objetivo, dañaría inmensamente nuestra economía y poderío mundial.

El presidente del Banco de la Reserva Federal Ben Bernanke advirtió que el programa de compras de activos de $85 billones o $85.000 millones de dólares mensuales en bonos de titulización hipotecaria y títulos del Tesoro, se podría disminuir a final de este año 2013 y terminarlo por completo a mediados de 2014, si la economía avanzaba según lo previsto. Esta noticia causó un serio desplome de la bolsa en los Estados Unidos y a través de todo el mundo. El desplome ha continuado debido a la declaración del BIS del próximo fin de la política monetaria de expansión. Además la economía de China se está empeorando por la falta de crédito de sus bancos. Todas las grandes bolsas europeas y de otras partes del mundo sufrieron grandes pérdidas. El presidente del Banco Central de Alemania, Jens Weidmann señaló que “ni los estados y el sector privado deben contar con que la fase actual de tipos de interés bajo vaya a ser permanente”.

Es obvio que los banqueros del Banco de Pagos Internacionales se pusieron de acuerdo con los banqueros de todos los bancos centrales de los países desarrollados para modificar la política monetaria de expansión. La mayoría de estos bancos centrales no están controlados por el gobierno de su países, son controlados desde hace muchos años por carteles de bancos privados.

El desplome de los mercados mundiales de los últimos días preocupó a Europa y a China. El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi dio marcha atrás y aseguró el 25 de junio, 2013 que su banco mantendrá la política de dinero barato mientras dure la crisis en la eurozona. El Banco Popular de China, que es el banco central de esa nación, había dicho que dejaría de proveer a los bancos privados chinos con más inyecciones de fondos, expresó ahora que lo haría. La razón de este cambio de opinión se debió al temor que las bolsas continúen perdiendo su valor y se espera que estas dos declaraciones calmen los mercados.

El gran problema con la actual economía mundial es simplemente que cuando los bancos centrales del mundo imprimen un gran volumen de dinero sin respaldo o del aire por varios años, eventualmente causará gran inflación. Cuando los bancos centrales deciden cambiar esta política de expansión monetaria, el resultado es que provoca un freno o contracción en la economía. Si las bolsas de las naciones están artificialmente altas, o sea que han creado una burbuja debido a la expansión de la política monetaria, entonces se desploman y pueden causar un deterioro de sus economías.

El Banco de la Reserva Federal (La Fed)

Este escritor ha publicado con anterioridad que el Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos ni es federal ni tiene reservas. Lo controla desde 1913 una pequeña élite de banqueros privados de Estados Unidos y Europa no para el beneficio del pueblo norteamericano sino para sus propios intereses privados. La Fed viene imprimiendo dinero sin respaldo o del aire desde hace muchos años. Cuando la Fed fue creada con la firma de la Ley de la Reserva Federal por el presidente Woodrow Wilson en diciembre de 1913 se violó la Constitución de los Estados Unidos. La Constitución dice claramente que el Congreso tiene la potestad de imprimir la moneda y determinar su valor. Por lo tanto, la Ley de la Reserva Federal es inconstitucional. Desgraciadamente, nadie en el gobierno a través de los años se ha querido enfrentar al poderoso cartel bancario que ilegalmente tomó el control de nuestra moneda.

La Fed de 1913 incluía a los bancos controlado por los Rockefeller, los descendientes de J.P. Morgan, los Kuhn y Loeb, los Warburg de Alemania y los Rothschields de varios países europeos que controlaban en ese momento un 25% de la riqueza de todo el mundo. Desde ese día este poderosísimo cartel bancario asumió el control de la moneda en nuestra nación y adquirió un enorme influencia en nuestros gobernantes.

El fundador de la dinastía bancaria más poderosa del mundo Mayer Bauer Rothschild declaró en 1791 lo siguiente: “Permítame imprimir y controlar la moneda de una nación, y no me importa quien hace las leyes.” Los cinco hijos de Mayer Rothschild fueron enviados a las grandes capitales de Europa: Londres, París, Viena, Berlín y Nápoles. La misión de estos hijos de Mayer era establecer un sistema bancario central que estuviera fuera del control de los gobiernos de estas cinco naciones. Desde ese momento esta dinastía bancaria controló el destino político y económico de las naciones europeas.

Este cartel bancario de los Rothschild establecido en Europa desde hace más de dos siglos, le otorgaba préstamos a los gobiernos cuando entraban en deudas o en guerras. Posteriormente en 1913 esta dinastía Rothschild fueron unos de los que crearon el cartel bancario que controla el Banco de la Reserva Federal de nuestra nación.

La Fed nunca ha sido auditado por el inspector general del Congreso de los Estados Unidos, a pesar que numerosos legisladores han demandado una auditoría independiente. Todas las decisiones de la Fed se hacen a puerta cerrada por 12 personas, que incluye a nueve gobernadores de la junta directiva, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York y los otros presidentes de dos bancos regionales de la Reserva Federal. Estas 12 personas deciden subir o bajar los intereses de los préstamos, hacer intercambio de nuestra moneda por monedas extranjeras, comprar bonos de otros países, vender nuestros bonos del tesoro a otras naciones,e imprimir billones de dólares y lanzarlo a circular en los Estados Unidos.

La Fed ha sido responsable a través de los años de devaluar nuestra moneda y crear inflación, lo cual es un impuesto secreto que nos afecta a todos y disminuye nuestra riqueza. El presidente de nuestra nación y el Congreso no tienen ningún control de las decisiones de este grupo de 12 personas.

La razón de estas medidas de la Fed fueron con el objetivo de mejorar la economía y disminuir el desempleo. Después de la mayor crisis económica, la peor desde la Gran Depresión de los años 1930, que sufrió los Estados Unidos en el 2008, el gobierno del presidente Barack Obama le prestó billones a los bancos de la nación a un interés muy bajo. Los bancos, sin embargo, en vez de otorgar préstamos a los negocios, invirtieron el dinero en la bolsa para enriquecerse y recuperarse de las grandes pérdidas que tuvieron al prestar dinero para la compra de viviendas a personas sin crédito. Al explotar la burbuja del “real estate” o bienes raíces, millones de personas en nuestra nación y en otros países no pudieron pagar sus hipotecas sumergidas y los bancos sufrieron enormes pérdidas de billones de dólares.

El presidente Obama con sus enormes déficits anuales de más de un trillón de dólares y el gran aumento de la deuda nacional, ha puesto nuestra nación en peligro de una futura bancarrota. Los costos excesivos de la ley de salud llamada Obamacare y las regulaciones opresivas a los negocios y corporaciones ha hecho que no pidan préstamos a los bancos o que coloquen empleados adicionales porque temen una contracción de la economía. Obama ha creado un clima de incertidumbre entre los negocios y es por eso que el desempleo continúa siendo alto.

El 25 de junio de 2013 el presidente anunció su nuevo plan para enfrentar el calentamiento global. Este plan causará un enorme desempleo entre la industria del carbón ya que las nuevas regulaciones de la agencia para la Protección del Medio Ambiente (Environmental Protection Agency) provocará el cierre de muchas plantas que generan electricidad usando carbón, al igual que el cierre de muchas minas de carbón. Estados como West Virginia, donde ya existe gran desempleo, que darán completamente arruinados. Las regulaciones anteriores habían sido ya muy dañinas a la industria del carbón, pero las futuras regulaciones probablemente destruirá casi por completo esta importante industria de nuestra nación. Aparte del enorme desempleo que causará en estos estados, el costo de la electricidad en la nación su vida drásticamente.

La historia del Banco de Pagos Internacionales (BIS) que domina al mundo

El cambio radical de la política expansionista monetaria en el mundo fue decidida por un grupo muy pequeño de banqueros internacionales que componen el BIS. Previamente, hace unos años habían decidido que todos los bancos centrales de los países industrializados iban a imprimir trillones de dólares o euros de la para convertir la crisis financiera. Este reducido grupo de banqueros internacionales son completamente independientes de los gobiernos de sus naciones y toman decisiones que afectan al mundo entero en privado y en secreto. El BIS representa a casi todos los carteles internacionales bancarios que controlan la política monetaria de sus naciones para su propio beneficio.

Ningún presidente, primer ministro, congreso o parlamento puede interferir en estas decisiones. Desgraciadamente, casi nadie en los Estados Unidos y en el mundo conoce el funcionamiento de este banco que gobierna al mundo desde su sede en Basilea, Suiza. Estos banqueros son los que quieren llevarnos a un Nuevo Orden Mundial donde esta élite serán nuestros amos y los habitantes del mundo entero seremos sus siervos.

Apoyando este diabólico objetivo se encuentran la Comisión Trilateral fundada en 1972 y el Grupo Bilderberg fundado en 1954. Ambas organizaciones fueron creadas y han sido lideradas por los grandes banqueros, poderosos ejecutivos de multinacionales, dueños de periódicos y cadenas de televisión y por grandes políticos, profesores universitarios y militares.

El objetivo de estas dos organizaciones internacionales, las cuales algunos de sus miembros pertenecen al Banco Internacional de Pagos, es llevarnos a un gobierno mundial donde nuestras naciones perderán su soberanía, sus leyes y constituciones que serían reemplazadas por un gobierno mundial a través de la Organización de Naciones Unidas. Los funcionarios de las Naciones Unidas seguirían las órdenes de estos poderosos banqueros y sus aliados. Entre los planes se encuentra la eliminación de las monedas nacionales y se adoptaría una moneda mundial, tal como el BIS hizo con el euro en casi todas las 27 naciones que componen la Unión Europea. Este plan de establecer un gobierno mundial viene caminando lentamente desde hace muchos años. No se sabe si este gobierno mundial pueda ser establecido en el futuro, ya que el pueblo de esta nación y de otras naciones se pueden levantar en armas o hacer protestas masivas y huelgas nacionales que lo impidan.

Un nuevo libro llamado The Tower of Basel: The Shadowy History of the Secret Bank that Runs the World (La torre de Basilea: La historia oscura del banco secreto que gobierna al mundo) fue publicado en el 2013 por Adam LeBor. El autor de este fascinante libro entrevistó a Paul Volcker, quien fue presidente de la Fed, y a Sir Mervyn King, gobernador del Banco Central de Gran Bretaña. Ambos participaron durante años en todas las decisiones importantes que fueron tomadas por el Banco de Pagos Internacionales (BIS). Adam LeBor tuvo acceso a los extensos archivos del BIS y otros archivos de Gran Bretaña y Estados Unidos.

Otros escritores y periodistas han escrito sobre este banco que controla las finanzas del mundo sin supervisión alguna por ningún gobierno y con completa inmunidad sobre sus decisiones. La enciclopedia libre Wikipedia tiene una sección en español y en inglés sobre este tema. Ellen Brown escribió un artículo publicado el 17 de abril, 2013 en el sitio web Global Reseach con el nombre de “The Tower of Basel: Secretive Plans to Issue a Global Currency” (La torre de Basilea: planes secreto para lanzar una moneda global). Edward Jay Epstein narró la historia de este banco para la revista Harpers en 1983, pero aún así casi nadie sabe de la importancia que este banco internacional tiene sobre nuestras vidas.

La historia del Banco de Pagos Internacionales (BIS)

El Banco de Pagos Internacionales (BIS) se fundó el 17 de mayo de 1930 como un banco que administraría el pago de las enormes reparaciones impuesto a Alemania después de su derrota en la Primera Guerra Mundial por las potencias aliadas. Cuando se fundó este banco internacional se vendieron 600.000 acciones que tenían un valor de 1.5 billones de francos de oro. Los bancos centrales de Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Bélgica y dos grupos bancarios de Japón y otro de Estados Unidos compraron estas acciones. Como se explicó anteriormente, la mayoría de los bancos centrales de estas naciones pertenecen a carteles bancarios privados que no solamente controlan la moneda y la política monetaria de cada nación, si no también controlan o tienen un enorme influencia en sus gobiernos.

Dr. Carroll Quigley, un famoso profesor de la Universidad de Georgetown, que fue mentor del presidente Bill Clinton cuando era estudiante en esa universidad, escribió un famoso libro llamado Tragedy and Hope: A History of the World in Our Time (Tragedia y esperanza: la historia del mundo en nuestro tiempo) en 1966. El profesor Quigley escribió lo siguiente:

“El poder del capitalismo financiero tiene un plan a largo plazo, que no es más que crear un sistema global financiero en control de manos privadas que pueda dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo entero. Este sistema sería controlado de una manera feudal por los bancos centrales del mundo actuando en concierto y por acuerdos secretos logrados en mítines y conferencias frecuentes. En la cima de este sistema estaría el Banco de Pagos Internacionales en Basilea, Suiza, un banco privado poseído y controlado por los bancos centrales del mundo, que a su vez son corporaciones privadas. Cada banco central trata de dominar su gobierno por su habilidad de controlar los préstamos al gobierno, la manipulación de moneda nacional y extranjera, y la influencia en toda actividad económica en el país y su influencia con los políticos por los regalos o prebendas que le otorgan en el mundo de los negocios.”

Uno de los fundadores del BIS fue el economista sueco Per Jacobssen que sirvió en este banco internacional como consejero económico de 1931 a 1956. Otros de sus fundadores fueron Montagu Norman, que fue gobernador del banco de Gran Bretaña y Hjalmar Schacht, presidente del Banco Central de Alemania llamado el Reichsbank.

Pasado siniestro de funcionarios del BIS que colaboraron con Hitler

Entre los años 1933 y 1945, la junta de directores del BIS incluyó Walter Funk, un oficial alto de los nazis; y los nazis Emil Puhl, Hermann Schmitz y el Baron von Schroeder, que era el dueño del banco donde la Gestapo hacía sus depósitos. Estos cuatros alemanes que colaboraron con el régimen nazi, al igual que el fundador del BIS, Hjalmar Schacht, fueron acusados de ayudar a la Alemania de Hitler a depositar en el BIS el oro robado de los países conquistados por la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Aparte de este robo de oro de países europeos, estos cinco alemanes colaboraron con el gobierno de Adolfo Hitler, algunos de ellos fueron convictos como criminales de guerra en los juicios de Nuremberg después de la guerra.

El BIS ayudó a la reconstrucción de Alemania y después que Adolfo Hitler tomó el poder, al rearmamento y modernización de las fuerzas armadas de la Alemania Nazi. Durante la Segunda Guerra Mundial este banco aceptó el oro robado por la Alemania Nazi a los países conquistados. Al final de la guerra estos cinco directores del BIS fueron encausados por crímenes de guerra, entre ellos uno de sus fundadores, el alemán Schacht que sirvió lealmente a Hitler.

Cuando los países aliados casi al final de la Segunda Guerra Mundial se reunieron en la conferencia de Bretton Woods en julio de 1944, Noruega propuso liquidar el Banco Internacional de Pagos lo antes posible debido a los abusos cometidos durante la guerra. La delegación estadounidense, que incluía Harry Dexter White y Henry Morgenthau, estuvo de acuerdo con destruir este banco. Sin embargo a la muerte del presidente Franklin Delano Roosevelt, su sucesor el presidente Harry Truman, a petición de Gran Bretaña suspendió la disolución y liquidación de este banco.

Funcionamiento del Banco Internacional de Pagos

Actualmente 60 bancos centrales de países industrializados y en desarrollo componen la membresía del BIS. Como se ha explicado con anterioridad, la sede de este banco se encuentra en en Basilea, Suiza y tiene oficinas en Hong Konk y Ciudad México. Su director general es el español Jaime Caruana. La junta de directores se compone de 19 hombres banqueros entre los cuales se encuentran: Ben Barnanke, presidente de la Fed; Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo; y Zhou Xiaochuan, presidente del Banco de la República Popular de China. Los otros miembros representan bancos de Nueva York, Francfort, Estocolmo, Zurich, Londres, Amsterdam, París, Bruselas, Roma Ciudad México, Tokyo, Ottawa y Ciudad México.

Alan Greenspan, que sirvió durante 18 años como el presidente (chairman) del Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos, desde 1987 a el 2006 escribió un libro llamado The Age of Turbulence (La era de turbulencia) en el 2007. Greenspan asistió a numerosas reuniones del BIS durante 18 años y sin embargo en su libro de 531 páginas no describió este poderosísimo banco internacional. Sólo mencionó que el BIS recibe reportes de bancos y entidades privadas de todo el mundo.

Greenspan señaló que Zhou Xiaochuan, fue nombrado presidente del Banco de la República Popular de China en el 2002 y que desde entonces participa en los mítines regulares del BIS con otros banqueros centrales de países desarrollados. Greenspan explicó que China juega un papel clave en el BIS. Obviamente, Greenspan debería haber explicado con detalle el funcionamiento del BIS, pero prefirió ocultarlo para que las personas que leyeran su libro ignoraran el funcionamiento e historia de este banco que es el banco de todos los presidente de los bancos centrales del mundo.

Al principio de su fundación, el BIS estaba localizado en un antiguo abandonado hotel llamado el Grand et Savoy, cerca de la estación de trenes de Basilea. Operaba completamente en secreto, no existían letreros que indicaran donde estaba este banco internacional. Sin embargo, en mayo de 1977 construyeron un moderno edificio de 18 plantas, que se ha llamado desde entonces la Torre de Basilea. El banco tiene dentro de este edificio un hospital privado y 20 millas de archivos subterráneos. También cuenta con un refugio para un ataque nuclear en el sótano. A pesar de estar localizado en Suiza, el gobierno suizo no tiene soberanía sobre este edificio, ni puede entrar sin el consentimiento del banco. Tratan a este banco como si fuera el edificio de las Naciones Unidas en Nueva York. Los banqueros y empleados que trabajan para este banco no pagan impuestos y tienen completa inmunidad en cualquier decisión que tomen.

El Banco Internacionales de Pagos tiene cuatro objetivos principales. Primeramente, los miembros de la junta directores están convencidos que los bancos centrales del mundo tienen que actuar con completa independencia de sus gobiernos.Segundo, los banqueros del BIS no confían en ningún político o jefe de Estado para decidir algo que tenga que ver con el sistema monetario internacional. Tercero, los banqueros del BIS no tienen una ideología fija, son pragmáticos y usan flexibilidad. Por último, su creencia más importante es que cuando un banco central de un gobierno está en grave peligro, el BIS debe de ayudarlo. El BIS piensa si un país importante se va a la quiebra, amenaza a la estabilidad del sistema bancario del mundo. Esto fue demostrado cuando México estaba al borde de la quiebra en 1982. El gobierno de los Estados Unidos y el BIS salieron al rescate de México.

Conclusión

Es muy alarmante que una élite o cartel de bancos privados tenga tanto poderío en el mundo. Aunque es muy importante que exista cooperación financiera y monetaria a nivel internacional para regular el sistema monetario del mundo, el hecho de que el Banco de Pagos Internacionales no rinde cuentas ante ningún gobierno, es un descaro y los gobiernos del mundo no deben aceptar este abuso.

Es muy peligroso esta enorme concentración de poder y sobre todo cuando los banqueros del BIS participan activamente en el Consejo de Relaciones Exteriores, el Grupo Bilderberg y la Comisión Trilateral, que son los que gobiernan a los Estados Unidos y a el mundo. El hecho que el BIS tenga el 10% del oro del mundo, no page impuestos a ninguna nación, y que los banqueros que son los dueños del BIS tengan completa inmunidad sus acciones es extremadamente preocupante. Cuando existe poder absoluto y esta enorme concentración de riqueza en una élite de banqueros, pueden abusar de todas las personas en el mundo contemporáneo.

Este escritor ha escrito artículos sobre el Nuevo Orden Mundial y el peligro de llevar a la humanidad a un gobierno mundial a través de las Naciones Unidas, pero controlados por esta élite de billonarios. Ya existen planes para quitarle la soberanía a los países del mundo, abolir su constituciones y establecer una moneda mundial. Alarmante también es el hecho que casi nadie en nuestra nación y a través del mundo conoce la existencia del Banco de Pagos Internacionales y su tenebrosa historia del en el robo de oro de muchas naciones europeas por la Alemania de Adolfo Hitler.

FUENTE: http://eichikawa.com/2013/06/el-banco-de-pagos-internacionales-y-el-nuevo-orden-mundial.html

Y esto… ¿Qué tiene que ver con el Banco de España?

Extraigo una pequeña reseña de la historia del BDE a partir del año 2000, de su web oficial:

Destacar también la presencia del Banco en otros foros y organismos multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional, el Banco de Pagos Internacionales, el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos o el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, considerado como el creador global de estándares de regulación y supervisión y cuyo principal objetivo es homogeneizar las prácticas de supervisión bancaria prudencial de todo el mundo.