HRW lo vuelve a hacer, si hace escasos días denunciábamos nuevas manipulaciones de esta ONG adalid de los DDHH internacionales, con una campaña de manipulación anti-rusa. HRW vuelve a intentar manipular la opinión pública y allanar el camino a la injerencia en Siria, como ya hizo con el asunto de las armas químicas, y hace constantemente con países no alineados con los intereses atlantistas de sus socios.

Mientras tanto, la injerencia continua:

EE.UU. anuncia nueva ayuda militar para opositores sirios. Washington, 13 mar (PL) Estados Unidos anunció hoy que destinará 70 millones de dólares adicionales en ayuda militar no letal para los grupos que integran la denominada oposición moderada que intenta derrocar por la fuerza al gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad. […] Agregó que la partida incluirá fondos en materia de seguridad digital y para “promover y facilitar herramientas que sirvan a periodistas, activistas y miembros de la sociedad civil para establecer redes de comunicación e intercambio de información“, acciones enmarcadas en la Guerra no Convencional que la Casa Blanca desarrolla con vistas a desacreditar a las autoridades de Damasco. …Seguir leyendo…

 

Human Rights Watch “se equivoca”: Usa una foto de la destrucción provocada por un bombardeo estadounidense para condenar a Assad

Activist Post | 9 Marzo 2015 | Brandon Turbeville. Traducido por Pat para Periodismo Alternativo

Haciendo de nuevo alarde de su naturaleza hipócrita y partidista, la llamada organización Human Rights Watch (HRW), fue pillada in fraganti en un intento de fabricar “pruebas” sobre el uso por parte de Assad de bombas de barril en áreas civiles, con la intención de seguir demonizando el gobierno secular sirio.

ScreenShot107ScreenShot108

El 25 de febrero, HRW publicó una foto de una zona civil devastada en Siria con la referencia “Siria lanzó bombas de barril saltándose la prohibición”.

La “prohibición” a la que se refieren es la de bombardear áreas pobladas por civiles en Aleppo y que afectaba a ambas partes del conflicto; prohibición aprobada después de que Naciones Unidas interviniera para salvar a los terroristas apoyados por Occidente.

Las fuerzas de Assad habían rodeado la ciudad y cortado una de las rutas principales de abastecimiento de los escuadrones de la muerte procedentes de Turquía, convirtiendo, de esta manera, la eliminación de las fuerzas jihadistas en una fatalidad virtual.

Como escribió Somini Sengupta en el New York Times del 24 de febrero, HRW dijo el martes que el gobierno de Siria había lanzado las llamadas bombas de barril en cientos de localizaciones, en pueblos y ciudades controlados por los rebeldes durante el pasado año, incumpliendo, así, una medida del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Sigue leyendo