la verdad de venezuelaEn el primer semestre de 2014 se ha intensificado la batalla mediática contra la Revolución Bolivariana y contra el presidente Nicolás Maduro. Las pruebas son abrumadoras. Por ello, en el Foro Internacional “Conjura Mediática Contra Venezuela” realizado en Caracas el 5 y 6 de junio de 2014 se planteó la necesidad urgente de una iniciativa concreta y unitaria de los medios de comunicación que nos sentimos identificados con el proceso revolucionario bolivariano.

Para ello, hemos conformado una Plataforma Mediática denominada “La Verdad de Venezuela y Latinoamérica-Caribe”, que cada primera semana de mes, publicará en los medios adheridos –impresos, digitales, portales informativos, Facebook, Twitter– un texto único para mostrar nuestra solidaridad mediante la denuncia de la injerencia del terrorismo mediático y la explicación de los logros obtenidos por la Revolución. El material será redactado de modo rotativo por los integrantes de la Plataforma, de común acuerdo con quienes apoyan esta iniciativa desde Venezuela.

La propuesta incluye a radios libres, programas radiales y televisoras comunitarias, que pueden sumarse dando a conocer una breve cuña, que han de recibir ya editada, con un resumen del contenido del texto escrito.

Aquí ve la luz la cuarta entrega de esta iniciativa de comunicación comprometida, unitaria y solidaria, a la que invitamos a sumarse a todos los medios que compartan la necesidad y la urgencia de difundir la Verdad de Venezuela, Latinoamérica y el Caribe

Otras dos grandes batallas ganadas a la contrarrevolución

Falló la embestida programada como golpe de gracia para el primer mes de 2015, pero también la confusión y el desaliento en franjas de la vanguardia y sectores sociales atemorizados. El plan insurreccional revela hasta qué punto la oposición burguesa desconoce las raíces de la Revolución, es decir, ignora qué ocurre en el entramado social y qué relación tiene con eso la Dirección Revolucionaria encabezada por Nicolás Maduro. Tampoco ha sabido medir el significado de aquella consigna que en 2013 atronó el país: “Yo soy Chávez”. Y en esta oportunidad, los cerebros de Washington no supieron siquiera advertir a sus empleados sobre el desenlace inmediato. Por el contrario, desde Miami difundían la idea de que Maduro no podría regresar de su larga gira, porque el pueblo se sublevarнa y la Fuerza Armada tomarнa el poder. Resultado: otro papelуn. Casi de la misma magnitud que el sufrido por una cantidad de apresurados analistas –algunos reconocidos agentes del imperialismo, hablistas de izquierda otros– al parecer empeñados en propagar el desбnimo en lugar de acompañar de manera crítica pero leal y esforzada a la Dirección Revolucionaria.

La guerra continúa, desde luego. La situación económica es por demás exigente. Pero con el aval de innumerables victorias en 2014, estas dos en las primeras tres semanas de 2015, se constituye una plataforma sуlida para avanzar con paso firme en el combate anticapitalista por la construcción de una sociedad nueva.

Falló una vez más el intento por derrocar al Gobierno

JPEG - 179.3 KBUna multitud acompaña al Presidente en su recorrido hacia Miraflores. Foto: Presidencia

Un sentimiento de indignación calentó la sangre de millones de mujeres y hombres venezolanos cuando al promediar su informe a la Asamblea Nacional, el 21 de enero, el presidente Nicolás Maduro mostró dos breves videos (http://bit.ly/1y3AlF0). Allí se pudo ver la conspiración en su rostro más brutal. En ese momento los protagonistas de la filmación secreta estaban ya detenidos. Pero apenas horas antes, se jactaban de un plan al que consideraban genial: enviar provocadores a las colas y lograr que la Guardia Nacional reprimiera a la gente que soportaba interminables esperas para hacer sus compras. La maniobra de acaparamiento y desabastecimiento se prolongaba así con una medida que, en la mente enfebrecida de algunos opositores, culminaría con un estallido social y el derrocamiento del Gobierno. Sigue leyendo