Desde el domingo, el Ejercito del régimen golpista de Ucrania ha lanzado una nueva ofensiva contra la cuenca del Donbass, lo que supone una nueva violación del alto el fuego decretado en Septiembre del año pasado.

La OSCE en Ucrania informa hoy mismo (22 de Enero) que el número de muertos en el conflicto en Donbass ha superado las 5.000 personas y se ha alcanzado el millón de refugiados. Así mismo, la OSCE (recordemos cooperadora de la ONU, la OTAN, la UE, etc…)  confirma y reitera que no han entrado fuerzas militares desde Rusia, mantra constantemente repetido por lo medios pro-belicistas para justificar la masacre de civiles en el Sur de Ucrania.

Captura

La pasividad internacional se torna nuevamente repugnante, recordemos que el canciller del régimen nazi, se dejaba ver la semana pasada junto a otros reconocidos criminales de guerra en la manifestación contra el terrorismo, y utilizando la libertad de expresión como coartada para darse un lavado de cara ante un público aún conmocionado por los muertos de París.

Ayer mismo en Davos, en el Foro Económico, el canciller del régimen nazi de Kiev volvía a hacer propaganda de guerra buscando la solidaridad internacional con su régimen mostrando un fragmento del autobús alcanzado por una explosión en Volnovaja (este de Ucrania), a pesar que diferentes testimonios, investigaciones y agencias sobre el terreno establecen que los responsables del ataque fueron los propios militares ucranianos.

Así lo narraba la prensa internacional:

Hoy las agencias vuelven a reportar nuevas masacres. Os dejamos algunas noticias de los últimos días.

Un proyectil ucraniano deja al menos 15 muertos y numerosos heridos en Donetsk

RT | 22 Ene. 2015 Sigue leyendo