Contundente e implacable artículo del blog Urania en Berlin que analiza los hechos del atentado en París y sus repercusiones. Aporta datos “olvidados” por la versión oficial y expone un excelente análisis de diversos acontecimientos necesarios para comprender que las cosas, nuevamente, no son cómo parece que nos quieren hacer creer. También he incluido alguna nota.

Muy recomendable difundir.

Urania en Berlin | 13 Ene. 2015

images95212

 

“El ataque terrorista que mató a 12 personas el pasado miércoles 7 de enero, en París, fue una operación de falsa bandera diseñada para apuntalar el estado vasallo de Francia a Washington”

(Paul Craig Roberts, ex-secretario del Tesoro en la Administración Reagan y ex editor del Wall Street Journal)

Para entender el significado de la indignidad criminal de París, para ir más allá de la hiperbólica propaganda intoxicadora de los “mass mierda”, para atusarse de la ponzoña oficial que ha rodeado al penúltimo crimen infame, de corte “islámico”, orquestado desde las cloacas del Estado de USA-Israel-Europa, contra integrantes del semanario satírico francés Charlie Hebdo, conviene amalgamar algunas claves para componer este tablero terrorista de falsa bandera que, nuevamente, han puesto en práctica los gangsters de Washington, Bruselas y Tel-Aviv.

PRIMER ACTO: Érase una vez unos terroristas muy listos

El objetivo del mal llamado comando “yihadista” fue actuar cuando estaba reunida la plana mayor de periodistas del semanario Charlie Hebdo que se solía reunir en su oficina de París, una vez por semana, para discutir cuestiones editoriales. Uno de estos periodistas comentó al diario francés Le Monde que “los atacantes tenían que haber sido informados de que la reunión editorial se llevaba a cabo ese día; de lo contrario es imposible que hubieran tenido conocimiento alguno, ya que allí (en la sede del semanario) no había personal ajeno a la revista”. Entonces, ¿quién informó a los asesinos sobre el calendario de reuniones de Charlie Hebdo? ¿Hicieron invocaciones a Allah y éste les puso sobre la pista? Piensen un poco….¿los muertos ya no hablan verdad? ¿Algún confidente del Hebdo tuvo la mala suerte de cantar para las cloacas del Estado?

SEGUNDO ACTO: Erase una vez unos terroristas muy tontos

Dice Kevin Barrett, editor de Veterans Today (a propósito del pufo terrorista parisisno y el “olvido” de una tarjeta de identificación personal de uno de los “terroristas”, Said Kouachi), que él (Barrett) habrá hecho unos 55.000 viajes en coche y no cree que se haya dejado una sola vez la documentación en su vehículo. Lo que ocurre es que en falsas banderas terroristas, como las de Nueva York o Madrid, los super-profesionalizados yihadistas tenían la feísima costumbre de abandonar maletines (Mohamed Atta), DNI supervivientes después de la pavorosa deflagración de un avión contra la torre gemela 2 o cintas coránicas y huellas varias en el caso de la chapuza madrileña del 11-m. Forma parte de la tragicomedia, por lo que se ve.

Barrett acierta de pleno cuando afirma que la policía y las agencias de inteligencia (en la comisión de delitos) son expertos en plantar pruebas falsas para condenar a personas inocentes y exonerarse a ellos mismos. Por ejemplo, cuando un ciudadano desarmado es asesinado por la policía colocan un arma en el cadáver para apoyar sus declaraciones sobre que fue un “acto en defensa propia”. Según Barrett la policía guarda armas en sus vehículos policiales en caso de que sea necesario para usarlas como prueba falsa contra sus víctimas. Una mafia criminal en toda regla que actúa con la impunidad que le otorga la otra mafia, la política. En el caso del maletín de Atta fue el FBI el que colocó esa pista falsa a posta para dar verosimilitud a la trama terrorista del 11-s. Esto lo dijo hasta un respetable capo de la Falsimedia americana (Seymour Hersh).

En el crimen de París, como en otras falsas banderas, el DNI “olvidado” del terrorista es una prueba de libro plantada por la policía o los servicios secretos franceses. ¿Nos quieren convencer de que la logística de los terroristas “yihadistas” para cometer el crimen era perfecta en su ejecución y, al mismo tiempo, desastrosa en los pequeños detalles? La desvergüenza de estos criminales (de Estado) no tiene precio.

TERCER ACTO: ¿Terroristas o más bien miembros de cuerpos policiales especiales?

Según testigos que pudieron presenciar el crimen hubo al menos cinco encapuchados (Michael Goldenberg, vecino del inmueble donde se ubica Charlie Hebdo) que perpetraron la masacre, mientras que otro vecino (Bruno Leveillé) oyó unos “treinta disparos en, al menos, diez minutos”. Más testigos estaban convencidos de que los “terroristas” enmascarados eran miembros de tropas especiales…en la lucha contra el terrorismo. Mientras que otro hombre, que salió ileso del almacén donde se refugiaron los “terroristas” dijo que estrechó la mano a uno de ellos creyendo que “era un policía de una fuerza especial antiterrorista”.

Más testigos comentaron cómo uno de los pistoleros estaba absolutamente tranquilo y hablaba un perfecto francés, además de estar pertrechado de arriba a abajo como un agente especial, con las protecciones habituales de estos cuerpos (la típica “armadura” de las fuerzas policiales especiales de intervención). Por otra parte señalan esos mismos testigos que los objetivos en Charlie Hebdo fueron selectivamente asesinados con “disparos aislados” y no de forma indiscriminada. Es decir, mataron a sus víctimas con “puntería experta”.

[Nota de IPV] Hay incluso una testigo, Caroline Foures, que fue miembro de la redacción  de Charlie Hebdo hasta 2009, que afirma que un terrorista tenía “unos bonitos ojos azules”. Según las fotos presentadas a los medios, ninguno de los tres tenía los ojos claros.

 

índice741

CUARTO ACTO: El vídeo y las fotos del crimen. Un poli que no muere como es debido. El Mossad entra en escena

Una de las imágenes más mediáticas y la primera con la que dejan con el culo al aire el timo terrorista es la de la “ejecución” de un policía francés en el suelo que está siendo disparado por uno de los terroristas. No hay, sorprendentemente, rastros de sangre cuando “impactan” las balas en el cuerpo del “finado”. Este escándalo, al que muchos han querido maquillar con debates estériles sobre payasadas balísticas (un poco al estilo del tiritio “mágico” del asesinato de Kennedy) no han logrado, entre los medios y blogueros independientes, acallar la vergüenza criminal, a pesar de la censura de Youtube y otros para ocultar el evidente tongo.

Algunos se preguntan con razón que el Mossad y los servicios secretos franceses parecían “haber tenido su retrato del crimen impreso por adelantado”. Amchai Stein, subdirector del Canal israelí IBA israelí, vaya por dios, justo acababa de pasar el lugar de los hechos y tomó fotos del crimen. ¿Casualidad eh? ¿Quizás dando cobertura “periodística” a sus compatriotas que ejecutaron la matanza o dieron cobertura al crimen?

QUINTO ACTO: Aquí hay algo que NO funciona

Se tiene constancia de que había policías en el interior de las oficinas del semanario Charlie Hebdo antes de que la acción terrorista aconteciese. La pregunta que hay que hacerse entonces es ¿qué coño hacían allí esos policías?. Dejo en blanco la respuesta…por razones evidentes…Por otra parte, los asaltantes profirieron los clásicos gritos de “Alá Akbar” (Alá es Grande) y “El Profeta ha sido vengado”. Nada que no sea habitual en el repertorio de los amigos ‘alqaedistas’ de la CIA si no fuera porque…lo hicieron en un perfecto francés. Usted pregúntese lo siguiente: si esos superintegristas islámicos hubieran sido verdaderamente radicales, como nos han babeado los medios hegemónicos, la segunda parte del montaje (El profeta ha sido vengado) la hubieran vociferado también en árabe. ¿No sería lo lógico? Parece que se juntaron, otra vez, los yihadistas más tontos del planeta.

[Nota de IPV] Para hacer el asunto más rocambolesco, aparece Jeannette Bougrab, ex ministra de Nicolas Sarkozy, que se presenta como la novia de Charb, caricaturista asesinado, y recorre los medios como plañidera hablando sobre la vida de su “novio”. La propia familia de Charb desmintió en un comunicado el “compromiso afectivo”.

SEXTO ACTO: Empiezan a rodar cabezas incómodas

Un comisario de policía que investigaba el ataque a “Charlie Hebdo”, de la ciudad de Limoges, Helric Fredou, de 45 años, se suicidó de forma “misteriosa” en su oficina. Poco antes de suicidarse, Fredou se había reunido con la familia de una víctima del atentado terrorista y, posteriormente, se “suicidió” mientras preparaba un informe sobre el caso. La versión oficial dice que el comisario padecía “depresión” y, claro, se fue a suicidar el día de autos ya que no pudo soportar como su revista predilecta era atacada salvajemente por “moromierdas”. No tuvo tiempo de hacerlo mucho antes. El azar es así de caprichoso.

SÉPTIMO ACTO: IMPAGABLE. Falsimierda ve la luz…por muy poco. La BBC censura un artículo propio donde cuestionaba el tocomocho del policía asesinado por un “terrorista” y el propio atentado

Una noticia, en la página web de la BBC-news titulada: Las dudas planteadas sobre la autenticidad de las imágenes sobre Charlie Hebdo ha sido censurada y sustituida, primero por un Error 403 y luego por un enlace sin relación alguna con el site inglés. Sólo desde la caché de Google es accesible. La información de la BBC se atrevía a cuestionar el atentado terrorista mencionando cosas como las que siguen (traducido del inglés):

El asesinato del policía francés está siendo puesto en duda, debido a la “falta de manchas de sangre que deberían tener relación con un disparo realizado desde cerca”. La decisión de muchos medios de comunicación de ocultar este hecho se está mostrando como evidencia de una complicidad que muchos consideran ya un engaño.

El forense y experto en balística David Mayhew comentó; “Si el video muestra los acontecimientos tal como ocurrieron realmente, entonces, en mi opinión, es más probable que el arma de fuego que se muestra es de fogueo en lugar de munición convencional”. Una teoría, ésta última, que siempre he creído como la más acertada, cuando ví las imágenes.

Y ya al final de la noticia en la BBC se desmelenan”; es la pera limonera. Lean, lean, dos o tres veces:

Mientras han surgido numerosas teorías en relación con este (el “asesinato” del policía) y otros detalles del caso, el consenso general, no sólo entre los escépticos, sino entre algunas de las principales agencias de noticias (lo dudo mucho), es que todo el evento fue un ataque ‘Bandera Falsa’ perpetrado por la CIA y / o el Mossad en un ejercicio “psy -OP” para despertar el odio contra el Islam y el apoyo a lo que ha sido hasta ahora, una campaña de fracasos militares en Irak, Siria y el Oriente Medio. Ahí es nada

OCTAVO ACTO: El teatro en las calles. Criminales enlutados desfilando al compás de AlQaeda

El desfile de criminales que había del otro día en la manifestación de París ejemplifica el grado de repulsivo cinismo de quienes “condenan” un atentado realizado por sus servicios de inteligencia contra periodistas “libres”, mientras la mayoría de ellos han apaleado y asesinado reporteros independientes en sus propios países (incluidos los genocidas Obama y Netanyahu, la OTAN y representantes de las monarquías terroristas del Golfo Pérsico). Cito, brevemente, el historial de alguno de los asistentes:

1) El rey Abdullah de Jordania, quien condenó a un periodista palestino a 15 años de prisión, con trabajos forzados.

2) El primer ministro de Turquía, país que encarcela a más periodistas que ninguno otro del mundo

3) El primer ministro Netanyahu de Israel. Asesino en masa de palestinos y también de periodistas.

4) El primer ministro Jomaa de Túnez, quien recientemente encarceló al blogger Yassine Ayan durante 3 años por “difamar al ejército” Túnez

5) El Procurador General de los EE.UU., un país donde, recientemente, la policía de Ferguson ha detenido y agredido indiscriminadamente a reporteros que cubrían los disturbios de aquélla localidad.

6) El Secretario General de la OTAN, como representante de una organización de criminales que deliberadamente bombardeó y mató a 16 reporteros serbios en el año 1999, durante la guerra de Yugoslavia

7) El presidente Keita de Malí, donde los periodistas son expulsados por denunciar abusos de derechos humanos

8) El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, el segundo mayor carcelero de periodistas del mundo

9) El jeque Mohamed Ben Hamad Ben Jalifa Al Thani de Qatar, quien encarceló a un hombre (Mohammed al-Ajami) a 15 años de prisión por escribir…un poema (Jasmine) en el contexto de las revueltas árabes contra la dictadura feudal qatarí.

10) El primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, donde la “blasfemia” es considerada un delito penal

11) El embajador saudí en Francia. El régimen saudí, aliado de EEUU y Europa, ha azotado públicamente al blogger Raif Badawi por “insultar al Islam” (por no hablar de otros delitos más graves como financiar al alimón con la CIA el terrorismo radical islámico).

12) Y, cómo no, el propio Hollande representante de un país matarife como Francia que asesinó a un buen puñado de periodistas en Siria, en nombre de la OTAN, hace un año.

ÚLTIMO ACTO: El Sacrificio y sus consecuencias futuras

La patraña terrorista islámica de París perpetrada muy seguramente por el Mossad israelí y los servicios secretos franceses, con la complicidad general de la inteligencia de Occidente, es una muestra más de la capacidad que tienen los sistemas criminal-capitalistas occidentales de ejecutar una operación militar-criminal con el fin de dirigirla explícitamente hacia la población. Aterrorizar en colectivo, mediante un número importante de víctimas logra el efecto deseado de producir un shock agudo en la población y que ésta se muestre dócil con las medidas represivas que llegarán, a las que no podrá objeción o cortapisa alguna puesto que entra en juego su propia “seguridad”. La amenaza islámica es el nuevo Leviatán, como antes lo fue el comunismo de la guerra fría.

La guerra terrorista de Gladio (finalizada la URSS y la caida del Este socialista) dio paso al Gladio B (islámico) de la OTAN. Los objetivos finales, espurios, homicidas, de las falsas banderas siempre han sido los mismos: demonizar enemigos, advertir a aliados de sus políticas exteriores débiles, conquistar territorios, apoderarse de recursos y, en último término, el control global de la población mediante el miedo, implementando más y más medidas totalitarias y abusivas de seguridad, todo ello con el soporte de unos medios controlados que sirven para anatemizar al enemigo y crear estados favorables de opinión hacia el sistema y sus medidas represivas.

El Nuevo Fascismo Global, le llamaría yo (más que nuevo orden global), siempre estuvo aquí.

 

FUENTE: http://uraniaenberlin.com/2015/01/13/lecciones-sobre-como-desmontar-el-fraude-terrorista-de-charlie-hebdo/