La mierda del diablo* y otras desobediencias Irakíes

CIAR | 01/07/2014 | Alfredo Embid

*La “mierda del diablo” término con que los africanos denominan el petróleo a diferencia del de los europeos  que lo apodan el “oro negro”

Es evidente que el presidente de Irak Nuri al-Maliki fue puesto en el poder y armado por Estados Unidos antes de retirar el grueso de sus tropas, pero dejando la embajada más grande que tiene en el mundo y miles de contratistas (mercenarios). Pero no para que tomase decisiones contrarias a los intereses de Estados Unidos, como lo hizo en 2 temas fundamentales.

Ilustración Maliki y Obama “es todo tuyo”.

La Cooperación con Irán:

En 2011 Irak firmó con Irán y Siria un acuerdo para la construcción de un gaseoducto de 10.000 millones de dólares, desde los yacimientos del golfo iraníes en South Pars (el mayor yacimiento de gas del mundo, compartido por Irán y Catar) para llevar el gas iraní al mediterráneo.

Mapa de South Pars

Los recientes acuerdos con Irán e Irak tienen importantes repercusiones: “Irán ha firmado acuerdos en julio de 2011 para el transporte de gas a través de Irak y Siria, acuerdos que hacen de Siria el punto de encuentro y producción en asociación con las reservas del Líbano”.
Este acuerdo de Damasco, permite que el gas iraní pase a través de Irak y llegue al Mediterráneo evitando el siempre conflictivo estrecho de Ormuz.

Mapa del gaseoducto Irán-Irak-Siria.

Este proyecto sitúa a Siria y al Líbano en una situación muy ventajosa, especialmente en relación con los planes estadounidenses e israelíes de destruir ambos países.
Imad Fawzi Shueibi presidente del centro de documentación y de estudios estratégicos de Damasco comentaba la trascendencia de este acuerdo: “Siria se convierte así en el principal centro de almacenamiento y producción, vinculado además con las reservas del Líbano. Se abre así un espacio geográfico, estratégico y energético completamente nuevo que abarca Irán, Irak, Siria y el Líbano.” [1]

Mapa del gaseoducto Irán-Irak-Siria (verde) y proyectos Qatar USA (rojo abajo).

Este proyecto se enfrenta con los proyectos de autopistas energéticas estadounidenses y qataríes que proponen otros trayectos:
Arabia Saudí, Jordania (“Catar ya ha prometido gas gratuito a Jordania”[2]), Israel: Haifa, con lo que se conectaría con el transisrael y Eilat donde se abriría para llegar a Asia a través del mar Rojo.
Qatar promociona Jordania como destino del gaseoducto; las exportaciones saldrían del Golfo de Aqaba al Golfo de Suez y luego al Mediterráneo. [3] Sigue leyendo

Anuncios