La jugada de los lobby’s estadounidense y europeos tras el conflicto en Ucrania

Por. Basem Tajeldine | 14 Jun 2014

 

La crisis provocada en Ucrania ha sido la jugada perfecta diseñada por los estrategas de EE.UU. y la Unión Europea (UE) para 1.- intentar socavar el área de influencia de la Federación Rusa. 2.- extender el espacio de la Organización para el Tratado Atlántico Norte (OTAN) hasta las fronteras con Rusia. 3.- permitir a los capitales transnacionales US-europeas proyectar buenos negocios en Ucrania y en toda la región.

 

Mucho se ha debatido sobre estos puntos y las verdaderas motivaciones de los lobby que ven la oportunidad de hacer su domingo por la crisis en Ucrania.

 

El Complejo Militar Industrial (CMI) US-europeo buscan promover una nueva Guerra Fría contra Rusia para justificar y asegurar la continua reproducción de sus capitales haciendo uso de los fondos públicos de sus pueblos. Para ello, confabula junto con la OTAN para promover la balcanización [1] de todos los países aliados de la Federación Rusa, destruir a sus gobiernos y extender las bases militares de la organización hasta las propias fronteras con Rusia. De esta manera, EE.UU. y sus aliados europeos conciben la forma de contener al gigante ruso y asegurar para sus transnacionales el control de todos los países de Europa del Este y Eurasia, muy conocidos por sus riquezas en petróleo, gas y minerales raros. Sigue leyendo