El rapero político comprometido Pablo Hasel puede ser condenado a 2 años de prisión en el régimen español por cantar y escribir poemas.

En cambio no veo repercusión en los medios sistémicos, ni en muchos alternativos, ni por supuesto la noticia ha trascendido a nivel internacional. Me viene a la cabeza todos esos apoyos que recibieron un grupo de punk ruso llamado Pussy Riot. Prácticamente todos los medios hablaron de ellas, tanto alternativos como de masas, cientos de apoyos desde todos los puntos del planeta transcendían en las calles y rápidamente se retransmitían internacionalmente.

Desde luego bien sabemos que el grupo no se han hecho famoso por su retórica punk ni por su calidad musical. Nada más concedérseles un indulto por parte del Gobierno de Putin (ha liberado 25.000 presos y encausados por el 20 aniversario de su constitución) han recorrido toda la palestra mediática estadounidense cargando contra el “regimen” ruso y las “medidas dictatoriales” de su Gobierno.

La última, por conseguir algo de propaganda, han querido tocar (rodeadas de medios, con Telegraph al frente) en los aledaños de los complejos de las Olimpiadas de Sochi, que actualmente se están sucediendo. Pero claro, han vuelto a aprender que la publicidad no es gratis.

¿Qué pasaría si Hasel micro en mano se pone a despotricar en la puerta del Congreso? ¿O en un evento internacional de la Marca España? [Recordemos que con la nueva ley de (in) seguridad ciudadana podrá ser duramente amonestado simplemente por protestar frente a edificios públicos o ir con la cara tapada]

¿Cuando sacará el Telegraph un vídeo mostrando la represión a la que está siendo sometido Hasel?

¿Cuando le hará CNN una entrevista para que narre las miserias del régimen en el que vive?

¿O tuiteará fotos con la embajadora yanki de la ONU?

¿Cuando Amnistía Internacional le va a invitar a una rueda de prensa o hará campaña para que internacionalmente se aprecie cómo se las gasta el régimen español? [Sólo en el Estado español, AI recogió más de 38.000 firmas para la liberación de Pussy Riot]

¿Apoyará e invitará a sus espectáculos (que parecen más misas negras) Madonna en su nueva gira?

¿Cuándo veremos a las FEMEN, o la filial española de la marca, irrumpir en algún acto rancio del régimen con consignas de apoyo a Hasel sobre sus torsos desnudos?

¿Y a los “rockeros comprometidos” Miguel Ríos, Nacho y Javier Campillo (Tam Tam Go!), Julio Castejón (Asfalto), Bernardo Fuster, Sabino Méndez (Loquillo y los Trogloditas), Luis Pastor, Ismael Serrano y José Battaglio, entre otros?

 

No, presuponemos que no veremos nada de eso, porque Hasel no es ruso, y con ello no se puede deslegitimar las políticas internacionales de sus dirigentes, que confrontan directamente con los intereses globalistas.

En cambio Marianico caraplasma y sus secuaces son fieles serviles; ya comienza a venir entre aplausos Mr. Marshall a montar su escudo humanitario a Rota, sus cachorros apoyan el intento de golpe fascista en Venezuela, se solidarizan con los neonazis de Ucrania, o el Ministro de Exteriores les hace la cobertura a los mercenarios de Siria.

¿Y si fuese el cuento al revés? ¿Entonces sí veríamos a Hasel en el Telegraph, posando con AI, Mamonna, las Femen o Miguel Ríos?

Pues conociendo su trayectoria y sus escritos, seguro no se prestaría a tales PAYASADAS. Y en lo que esperamos para ver cómo se van sucediendo las respuestas a las preguntas planteadas, os dejamos el comunicado de Hasel y le mostramos nuestra solidaridad y apoyo.

Pablo Hasel: “Me quieren condenar a 2 años de prisión por hacer canciones y escribir”

 

 

 

Difusión y denuncia, por favor: El 10 del próximo mes me juzgan en la Audiencia Nazi-onal por lo que llaman “apología al terrorismo” por unas cuantas canciones y escritos en los que expreso mi odio a los opresores, a los culpables de la intolerable situación que vivimos, a los responsables de un genocidio diario. Avisan con tan poco tiempo para que no podamos preparar una larga campaña por la libertad de expresión, por la absolución.

Sigue leyendo