Si hace poco escribíamos como la transnacional financiera Goldman Sachs en su cruzada por hacer de Europa su “inside job”, se fijaba en nuestro país para hacer su sucio negocio de acaparación y expolio de las propiedades del Estado, vuelve a ser noticia porque va a ayudar a desmantelar [privatizar y expoliar] la ultra-rescada a golpe de deuda pública, Bankia, por un eurito de ná.

Es normal que tengamos que externalizar o deslocalizar [palabra que les encanta] esos trabajos de consultoría. Recordemos que de los 33 consejeros que dirigían Caja Madrid [caja de la que sale el engendro de Bankia tras ser rescatada en mútliples ocasiones con un total de más de 22.000 millones de €] que fueron querellados por estafa y falsedad; nadie sabia nada, nadie recordaba nada y la culpa no es suya. Cosa que no debían de tener muy clara cuando la mayoría de los imputados encargaron su defensa a ex-magistrados del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo, de la Audiencia Nacional, incluso un ex-miembro de la Fiscalía Anticorrupción.

Lo que no es tan normal es que banksters vayan a hacer el trabajo gratis, así que podemos presuponer sin miedo a equivocarnos que el valor de ese Euro nos va a salir mucho más caro que juntar 100 céntimos…

Compartimos un Artículo de opinión que hace un buen análisis de la noticia.

Goldman Sachs: Operación Bankia

La casa de mi Tía | 17 Feb 2014 | Francisco Morote

Leo que el banco de negocios estadounidense Goldman Sachs cobrará un euro por diseñar la venta de Bankia, y no salgo de mi estupor.

¿Este Goldman Sachs, al que se le encomienda la tarea de diseñar la privatización de Bankia, es el mismo banco que contribuyó al desencadenamiento de la crisis financiera mundial de 2008 al participar en el derrumbe de su rival Lehman Brothers, siendo Secretario del Tesoro norteamericano el antiguo presidente del directorio y presidente ejecutivo de dicha entidad, Henry Paulson, quién tras rescatar a otras entidades financieras, entre ellas el propio Goldman Sachs, se negó a hacer lo mismo con Lehman Brothers?

¿Es el mismo banco que entre 2001 y 2008 ayudó a los sucesivos gobiernos helenos a falsear las cuentas de la economía griega para engañar a la UE?

¿El mismo que, como quedó demostrado en 2011, engañó a sus propios clientes y al Congreso de los Estados Unidos sobre su actuación en la crisis de las hipotecas subprime?

¿El mismo que también en 2011 apostó 440 millones de euros contra España en su Informe de Exposición de las economías periféricas europeas?

Pues sí, es el mismo.

¿Qué más cabe decir de semejante joya financiera?

Dejemos opinar a Matt Taibi, en la revista norteamericana Rolling Stone: “La primera cosa que hay que saber acerca de Goldman Sachs es que está en todas partes. El banco de inversión más poderoso del mundo es un vampiro chupador envuelto como un pulpo alrededor de la faz de la humanidad, succionando sin descanso con su hocico sangriento todo lo que huele a dinero”. Y la opinión, un tanto ingenua pero solvente, de Greg Smith, autor del libro “Por qué dejé Goldman Sachs”: “Después de casi doce años en la empresa -primero como estudiante, luego en Nueva York durante diez años, y ahora en Londres-, creo que llevo tiempo suficiente trabajando aquí como para entender la evolución de su filosofía, su gente y su identidad. Y puedo afirmar honestamente que el entorno es hoy más tóxico y destructivo de lo que he visto jamás.”

Pues bien este banco “que está en todas partes”, incluida la UE donde antiguos ejecutivos o asesores suyos, como Mario Draghi, ocupan puestos de tanta relevancia como la presidencia del Banco Central Europeo, o han ocupado, mediante auténticos golpes de mercado al margen de la democracia, jefaturas de gobierno como Mario Monti en Italia, en fin, este “vampiro chupador” que succiona todo lo que huele a dinero cobrará, superando así a la más altruista de las organizaciones filantrópicas o a la más generosa de las ONGs, la cifra simbólica de un euro por diseñar la privatización de Bankia.

Conmovedor. ¿De cuánto candor nos creen capaces? ¿Hasta dónde piensan llegar insultando nuestra inteligencia? No, Goldman Sachs terminará sacando buena tajada de la venta de Bankia y el tiempo nos dará la razón.

Pero la Operación Bankia no tiene un único responsable. Colaborador necesario es el Gobierno de España y muy especialmente su ministro de Economía, el señor Guindos, cuyo departamento ha encomendado a Goldman Sachs el diseño de la privatización de Bankia. Es curioso el caso del señor Guindos, (¿nuestro Mario Monti?), miembro del Consejo Asesor de Lehman Brothers a nivel europeo y Director en España y Portugal hasta su quiebra en 2008. ¿Cómo se entiende que entregue el diseño de la venta de Bankia precisamente a la gente que contribuyó al hundimiento de la entidad financiera a la que él representaba en Europa? ¿Es que carece de dignidad, se une al enemigo al que no pudo vencer o, sencillamente, espera para usar la acostumbrada puerta giratoria que le lleve desde su actual ocupación pública a la empresa privada?

La cuestión ahora es la siguiente, mientras este Gobierno sigue privatizando lo publico en beneficio de las élites de aquí y de fuera ¡Menudo patriotismo el suyo!, qué haremos nosotros, ¿de verdad vamos a permitir este nuevo desmán del neoliberalismo global?

FUENTE: http://www.lacasademitia.es/articulo/firmas/goldman-sachs-operacion-bankia-francisco-morote/20140217071625026868.html

 

RELACIONADOS:

La canalla Goldman Sachs acapara miles de viviendas de protección oficial en Madrid

Epílogo – El Banco: Cómo Goldman Sachs dirige el mundo

De los desahucios en Madrid al entramado financiero de la élite global