Impresionante el Boletín 517 del Colectivo CIAR sobre las conexiones de Israel y sus servicios de inteligencia con el atentado del 11 de Septiembre.

Índice:

Operaciones de falsa bandera israelíes contra Libia y Siria.

Alfredo Embid

11 de septiembre: ¿Una operación que se organizó desde adentro o una operación del Mosad?

Laurent Guyénot

Nueva versión en francés del video reportaje “11 De septiembre – el nuevo Pearl Harbor” dirigido por Massimo Mazzucco

Índice de 541 artículos sobre el 11/S
Voltaire

Boletines anteriores publicados en CIAR sobre el 11 S

Boletín Íntegrohttp://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol517.htm

Operaciones de falsa bandera israelíes contra Libia y Siria

Alfredo Embid

En el anterior Boletín nº514 [1] resumimos los ataques de falsa bandera perpetrados por Estados Unidos. A esto hay que añadir los ataques de falsa bandera orquestados por Israel[2] que documenta rigurosamente Laurent Guyénot en un artículo que incluimos en este boletín.
Estos han sido perpetrados incluso contra intereses británicos o norteamericanos cuando las políticas de estos países no concordaban con las que Israel quería. Por ejemplo: en 1946 el atentado en el King David Hotel contra Gran Bretaña y en 1954 el atentado al buque USA Cole en Egipto conocido como «Lavon Affair».


Foto: atentado en el King David Hotel
Foto: «Lavon Affair»

Una de estas operaciones de falsa bandera que cita  Laurent Guyénot presenta analogías estrechas con la reciente atribución al gobierno sirio del ataque de agosto 2013 con armas químicas en Damasco.
En 1986, en Libia el Mosad hizo creer que las órdenes para acometer atentados terroristas fueron  transmitidas por el gobierno del coronel Gadafi. Esto justificó el bombardeo terrorista de Libia con más de sesenta toneladas de bombas que produjo centenares de víctimas civiles incluida una hija de Gadafi, que tenía cuatro años de edad.


Fotos: Bombardeo USA sobre Libia en 1986

¿Propaganda antisionista?
No 

La fuente es un ex agente de los servicios secretos israelíes, Victor Ostrovsky, (By Way of Deception, 1990) que reveló cómo el Mossad utilizó un sistema especial de comunicación llamado «Caballo de Troya» para generar falsas transmisiones.
Este aparato es implantado por comandos dentro del territorio enemigo. El sistema actúa como una estación de transmisión de relevo, para generar falsas transmisiones, las cuales son enviadas originalmente desde un barco israelí e inmediatamente retransmitidas en una frecuencia utilizada por el gobierno libio.
La Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. NSA captó y descifró las transmisiones que fueron presentadas como prueba y evidencia de que el gobierno libio apoyaba y fomentaba el terrorismo.
Fue la excusa para que el 14 de abril de 1986, Estados Unidos, presidido entonces por el actor Ronald Reagan, cometiese otro acto terrorista bombardeando Libia
Es decir lo mismo que intentaron hacer en agosto en Siria. Sigue leyendo