Reproducimos íntegro el Boletín 515 del colectivo ARMAS CONTRA LAS GUERRAS (CIAR) donde mediante diferentes autores se trata el tema de la actualidad por la que pasa Libia tras el imperialismo otanista que la dejó devastada.

  • Libia: Libertad para los presos políticos “¡No a las ejecuciones!”
    Purificación González de la Blanca
  • La desintegración de Libia
    Polina Lavrentieva
  • Secuestro del primer ministro libio Ali Zeidan
    Red Voltaire
  • La viuda de Gadafi exige investigar su muerte

Libia: Libertad para los presos políticos “¡No a las ejecuciones!”

Nos dijeron que había una  “primavera” en Libia, y que la gente reclamaba libertades.

Purificación González  de la Blanca


Foto: Al Sanoussi, Ministro del interior de la  Jamahiriyah libia

Un país con  conquistas sociales muy superiores a la media europea

Pero nunca habíamos tenido noticias de ningún libio que huyera en  patera ni se ahogara en el Mediterráneo. Realmente era difícil que en un país  con conquistas sociales muy superiores a la media europea, la gente escapara  buscando una vida mejor.

Télefono, agua, luz… gratis

Porque en Libia no solo había pleno empleo sino que además se habían  creado dos millones y medio de puestos de trabajo para extranjeros. Y todo  libio, por el hecho de serlo, tenía una paga del gobierno; y vivienda como  derecho constitucional, y no pequeña sino de una media de 150 metros cuadrados;  y medicina universal y gratuita; y enseñanza sufragada por el estado a todos  los niveles; y teléfono fijo gratis, como la luz y el agua… Libia tenía el  mayor índice de desarrollo humano de toda África, según datos de la propia ONU  ¿Cómo iban a marcharse los libios?

Cuarenta y ocho  países tuvieron que unir sus ejércitos

Por eso nos extrañó tanto que la gente se rebelara contra un gobierno  que les daba de todo. Pero no fue tan fácil para las potencias coloniales  hacerse con Libia, un país grande en extensión pero con menos de seis millones  de habitantes. Cuarenta y ocho países tuvieron que unir sus ejércitos al de la  OTAN para destruir Libia, para arrasar Libia, para asesinar a 260.000 libios y  expulsar del país a 2.000.000, para acabar con el estado libio, que tanto había  costado poner en marcha, partiendo de cero.

¡El lobby  anglo-franco-judeoamericano, una banda armada!

Para que retornara la Britisch Petroleum. Para llevarse, como hicieron  los EE.UU., más de 200.000.000.000 de dólares de los bancos libios. Para  apoderarse de sus reservas de oro, su petróleo, su agua… Claro que el reparto  no fue para todos sino solo para el lobby anglo-franco-judeoamericano.
Libia fue atacada pese a que la Resolución 1973 del Consejo de  Seguridad de la ONU prohibía expresamente entrar en guerra, dar un golpe de  estado, invadirla… Las democracias occidentales no juegan limpio. Actúan como  una banda armada.

Foto: Asamblea  de los líderes tribales de toda Libia

Un gobierno títere de doble  nacionalidad

Tras la farsa de unas elecciones en las que no se permitió la votación  a la mitad de la población, EE.UU. impuso un gobierno títere de doble nacionalidad,  estadounidense y libia, tan rechazado que sus miembros viven fuera de Libia.  Ahora piden ayuda a la OTAN, porque se sienten amenazados por las tribus  libias, es decir por el pueblo libio, por los dueños y soberanos de Libia.

Foto: Líder de  la tribu Gadafa, encarcelado y torturado

Condenar y  ejecutar

Además, este gobierno títere, que practica la tortura y las  “desapariciones”, que ha robado y saqueado los bienes de miles de libios, que  ha dado leyes en base a las cuales no pueden trabajar en la administración los  funcionarios que ejercían antes del golpe de estado: médicos, maestros,  profesores de universidad, etc. (En consecuencia han cerrado universidades y  centros de enseñanza), que ha llenado el país de bandas  armadas dedicadas al terror y a la exportación del mismo a otros países (como  Siria, Mali, Egipto, Túnez…)…, ahora pretende también ejecutar vilmente a  los presos políticos que todavía están en las cárceles, como Abuzid Dorda, un  hombre muy querido que fue embajador de Libia en la ONU, al que arrojaron al  vacío desde el tejado de la cárcel; Saif al Islam Ghadafi, hijo del Coronel,  que fue torturado y encarcelado; o el ex-primer ministro libio, Al Baghdadi al  Mahmoudi, extraditado desde Túnez, y también encarcelado y torturado, por  mencionar algunos de los 31 presos políticos que ahora pretenden juzgar, condenar  y ejecutar. Pero se calcula que la cifra de presos políticos en Libia asciende  a 16.000.


Algunos casos de las  torturas infligidas a los libios de Libia por los agresores

Llamamiento a la humanidad

Desde Ojos para la Paz hacemos un llamamiento a la humanidad y a la  cordura en defensa de los presos políticos libios para los que pedimos la  inmediata liberación, ya que no han cometido delitos de sangre y solo se les  acusa de haber pertenecido o haber colaborado con un gobierno que repartía las  rentas del petróleo y atendía las necesidades del pueblo libio.

Fuente
Libia: Libertad para los presos políticos      “¡No  a las ejecuciones!”
Purificación González de la Blanca
28 de octubre de 2013
http://www.ojosparalapaz.org/2013/10/libia-libertad-para-los-presos-politicos.html

La desintegración de Libia

Polina  Lavrentieva Sigue leyendo