Amnistía Internacional

Amnistía Internacional (AI) o Human Right Wacht (HRW) son supuestas ONGs, actúan como brazo de propaganda pro-belica para EEUU o la OTAN, como se puede ver en el anuncio de la marquesina que acompaña a este artículo.

Esta es la información que ha recopilado el investigador vasco Mikel Itulain, con sus fuentes para poder contrastarlo [1] :

Debemos tener en cuenta y recordar que las guerras no se justifican por motivos económicos, aunque estos sean los motivos principales, también debemos recordar que no son los grandes propietarios los que salen a defenderla. No, para eso están otras organizaciones, que engañarán y moverán al público. Son más peligrosas que ninguna, son las organizaciones mediáticas, los medios de comunicación, y especialmente las organizaciones humanitarias. Amnistía Internacional está financiada por las corporaciones y hace esta función. La financiación de Amnistía no es mostrada de forma clara, tiene estructuras  de cobertura para tratar de ocultarlo. Hay que ir a una organización como Amnesty International Limited para ver cómo recibe dinero de las corporaciones (ej. Open Society del criminal financiero Soros) o de gobiernos, como el británico, o de la propia Comisión Europea. Esta, la Comisión Europea, forma parte de la Troika (junto al Banco Central Europeo y el FMI), que están destruyendo la democracia y el nivel de vida en Europa, y curiosamente financian a Amnistía, lo que nos dice muchas cosas.  Se puede ver quienes la financian en este archivo del enlace en la página 8/45:

Amnesty funding

“The Directors are pleased to acknowledge the support of the John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, the Oak Foundation, Open Society Georgia Foundation, the Vanguard Charitable Endowment Programme, Mauro Tunes and American Jewish World Service. The UK Department for International Development (Governance and Transparency Fund) continued to fund a four year human rights education project in Africa. The European Commission (EuropeAid) generously awarded a multi-year grant towards Amnesty International’s human rights education work in Europe.”

Tanto AI como HRW son empresas al servicio de la propaganda pro-imperialista de EEUU, se puede ver observando el tipo de campañas que han hecho a favor de la guerra o contra los países que no ceden su soberanía a EEUU. Además de esto sus informes han sido denunciados en múltiples ocasiones por adolecer de pruebas, después de la denuncia se han retractado, pero han seguido haciendo lo mismo [1].

Aquí tenéis una lista con algunos de los financiadores de HRW [2]:

DONADORES DE $100,000 O MAS

Dorothy and Lewis Cullman

The Aaron Diamond Foundation

Irene Diamond

The Ford Foundation

The Lillian Hellman and Dashiell Hammett Fund

Estate of Anne Johnson

The J. M. Kaplan Fund

The Fanny and Leo Koerner Charitable Trust

The John D. and Catherine T. MacArthur Foundation

The John Merck Fund

The Joyce Mertz-Gilmore Foundation

Novib, The Dutch Organization for Development Corporation,

The Overbrook Foundation

Oxfam

Donald Pels

The Ruben and Elisabeth Rausing Trust

The Rockefeller Foundation

Marion and Herbert Sandler, The Sandler Family Supporting Foundation

Susan and George Soros

Shelby White and Leon Levy

En nuestros programas y artículos sobre imperialismo en nuestro blog [3] hemos establecido el papel de muchas otras supuestas ONGs en la propaganda imperialista contra Cuba, Siria o Venezuela. La lista de movimientos sociales y ONGs controlados por fundaciones capitalistas, como la mencionada de George Soros, David Rockefeller o la Fundación Carnegie o Fundación Ford, es muy larga.

El papel de Femen o Pussy Riot es similar, pero desgraciadamente sus fuentes de financiación no están aún bien contrastadas [5]. Cuentan, es algo evidente, con el permanente apoyo de HRW y AI. Su analfabetismo político es tan peligroso que nos encontramos con seguidoras de Pussy Riot mancillando estatuas de Lenin [4] Es decir, supuestas feministas mancillando al primer líder que permitió el divorcio, el aborto y la igualación de derechos entre el hombre y la mujer. Sigue leyendo