1º de Mayo, Día del trabajador… ¿Asalariado?

Descubrimos hace poco la autoría del manifiesto por la abolición del trabajo asalariado que ya colgamos en Información por la Verdad.

“La abolición del trabajo” de Bob Black nos ha hecho reflexionar sobre algo que la mayoría sabemos, pero que nos cuesta reconocer sumidos en la rutina y en la vorágine de la supervivencia en esta extraña sociedad. Escritos como este nos encantan precisamente porque no los consideramos como descripciones de utopías… Y si lo fuesen no pararemos para estar lo más cerca posible de lo que queremos, la liberación de la humanidad a través del destierro de todas las mentiras que nos impone la élite y que nos impiden continuar evolucionando. Es hora de cambiar el paradigma que ha regido por demasiado tiempo.

Partiendo de este texto nos hemos encontrado con otros textos igual de interesantes que creemos que es necesario recopilar y difundir. Porque la abolición de la esclavitud que supone el trabajo asalariado debe ser una realidad. No estamos locos, sabemos lo que queremos… 😉 Gracias, Bob.

La abolición del trabajo, por Bob Black.

220px-Bob_Black_(2011_BAAB)La abolición del trabajo, editado en 1985, es el texto más conocido de Black. Allí se apoyó en las ideas de intelectuales revolucionarios como Charles FourierWilliam MorrisPaul Goodman,Marshall Sahlins y Paul Lafargue. Argumenta en contra de la subordinación de la vida de las personas por el esquema del trabajo en donde se las obliga a una vida dedicada a la producción y consumo de mercancías.

“El origen etimológico de la palabra “trabajar” es el de tripaliare, del latín, que es torturar; el mismo origen de “trabajo”, que es tripalium, una especie de cepo o instrumento de tortura. Hablan del trabajo como algo de lo que uno debería sentir orgullo, ¿pero porqué habría uno de sentirse orgulloso de ser explotado?, orgulloso de ser utilizado como un simple engranaje de una enorme maquinaria para producir para otros, orgulloso, en definitiva, de ser un esclavo… Se dice que el trabajo dignifica, ¿pero dónde está lo dignificante de tener que agachar la cabeza ante un patrón para que éste se quede con todo el producto de nuestro esfuerzo y nos de a cambio unas migajas? Vivir cada segundo de nuestra vida para satisfacer los intereses de otro, nos va transformando en autómatas. Porque no son solo las horas de trabajo en sí, el trabajo está en todas partes, desde que te levantas pensando en la hora a la que tienes que llegar y la tarea que tienes que cumplir, mientras dejas de hacer lo que quieres hacer porque el trabajo te dejó cansado o porque te tienes que levantar temprano, hasta acostarte sabiendo que nuevamente te vas a tener que levantar para volver a esa tortura.”

Aquí puedes leer y descargar el texto completo (PDF).

O escucharlo, leído en estos dos vídeos por Corriente Alterna, programa perteneciente a Radio Kalewche Esquel, Chubut, Argentina.