Muchos son los que quieren llevar la lucha del pueblo palestino a diferentes caminos con un único final. Criminalizarla. Muchos de ellos dicen ser “patriotas”, pero olvidan que ser patriota también es solidarizarse con quien lucha por su pais. Intentan que creamos que palestina es un estado terrorista que se pasea lanzando bombas a los pobres Israelíes que nos defienden del mal islamista que pretende apoderarse del mundo para no se sabe bien que intenciones, todas por supuesto, perversas. Otros se escudan en que Hamas –elegido por un 65% de la población palestina- es una organización terrorista, lo curioso es que son ellos quienes la marcan así, los mismos que deciden quien es anti-semita y quien no. También los hay que intentan politizar la lucha del pueblo palestino para llevarla a sus oscuros intereses y por supuesto están los que intentan sacar beneficio de esta lucha. Pero sin duda los peores son quienes olvidan la verdad, para mintiendo, hacernos olvidar lo que paso hace 60 años.

Mas abajo vereis este documental y alguno mas enteros.

El estado de Israel se fundó en el año 1.948. Sin embargo, ya desde tiempo antes había presencia sionista en Palestina. Concretamente, en el año 1878 se fundaron las primeras colonias en Palestina, por aquel entonces provincia del imperio Otomano. Más tarde y tras el fin de la primera guerra mundial, con la derrota del imperio Otomano, Gran Bretaña ocupó Palestina, prometiendo ya entonces la construcción de un estado judío sobre territorio palestino.

En 1938 se produjo la primera masacre de grupos terroristas sionistas contra la población autóctona, asesinando a 119 palestinos. Durante los años siguientes, continuaría la construcción de colonias judías y los enfrentamientos con los palestinos.

En 1947 la ONU decide aprobar la resolución por la cual se formaría el estado de Israel, dividiendo Palestina en 2 estados (Israel y Palestina). Israel tendría el 56% del territorio -pese a que la población hebrea por aquel entonces era del 10%- Pero este plan tampoco les bastaba a las bestias sionistas, las cuales, bajo el mandato de David Ben-Gurion, quién a la postre sería el primer “primer ministro” israelí, comenzaron un proceso de limpieza étnica, borrando del mapa aldeas enteras, violando, torturando y expulsando a todos los palestinos de los territorios que los judíos reclamaban como suyos… incluso destruyendo la vegetación típica de la zona y trayendo la suya propia.

Sigue leyendo