Especial sobre la compra y venta de armas en España. Funcionamiento de las fuerzas armadas y entrevista al exministro de defensa Eduardo Serra.

 

El Gobierno debe 32.000 millones de euros a la industria armamentística y, en plena época de crisis, sigue gastando en el ejército. Las misiones en el exterior se presupuestan cada año por 14 millones de euros, cuando en realidad acaban costando 700 millones de euros. ¿Por qué acumula esa deuda el ministerio de defensa? Si España no está participando en guerras, ¿por qué se sigue comprando armamento? ¿Existe riesgo de ser atacados? ¿O más bien es que hay compromisos adquiridos con la industria militar?

Anuncios