Frente a las recientes reuniones del G8, la OTAN y el Club Bilderberg: Por la Paz, Contra la Guerra Imperialista
-Sábado 16 de Junio-            -19:30 horas-
 -Plaza del Museo Reina Sofía-  “Metro Atocha”

 Intervenciones:
– Historia de la OTAN (Ángeles Maestro)
– El Sionismo y el Imperialismos en Oriente Medio (Mayed Dibsy)
– Gastos Militares (José Toribio)
– El G8 Arma de Destrucción Masiva (Ángeles Díez)
– El Club Bilderberg Poder en la Sombra (Mitoa Campos)
 
Música: a cargo de Cancionero Rojo y Banderas Rotas, y Orlys Pineda
 
Panesles informativos: Oriente Medio, América Latina, Movimiento Anti-Militarista, Kosovo
 
Convocan: A. Pablo de la Torriente Brau, A.V. Alto del Arenal, Ateneo Popular de Solidaridad entre los Pueblos, Ateneo Republicano de Villaverde, CAES, CAUM, CIARAMC, Colectivo 26 de Julio, Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba, Cristianos de Base, Cristianos por el Socialismo, CJC, Coordinadora Antifascista, Coordinadora Estudiantil Alternativa, FPLP, Información por la Verdad, Iniciativa Comunista, IZCA, JIU-MECO, PCPE, Plataforma Sierra Norte, Red Roja.
Manifiesto

Las recientes Cumbres del G-8 y de la OTAN en EE.UU. (19-21 de Mayo) han significado otra vuelta de tuerca del Capitalismo internacional en su afán por convertir todo el planeta en un simple y gran mercado del que obtener pingües beneficios, al margen de cualquier consideración ética.  El G8 habla de crecimiento económico pero se enroca en la desaforada apuesta por reducir el déficit público que sirve para seguir usurpando a los pueblos las conquistas sociales y los servicios públicos en beneficio de las oligarquías dominantes. De otro lado, la OTAN decide extender la guerra en Afganistán por dos años más, para disimular su propio fracaso y proyectarse como alianza militar ofensiva de cara a próximas campañas, de modo que el Capitalismo global pueda seguir contando con su mejor gendarme en el mercadeo global.

En medio de la despiadada guerra económica que viven ahora los pueblos de Europa, como antes los de América Latina y Asia, y siempre los olvidados de África; tras las sucesivas guerras que EE.UU., la UE., el Estado sionista de Israel y la OTAN han desatado en los últimos 20 años, desde los Balcanes a Oriente Medio pasando por África, los nuevos planes de dominación económica y militar que estas cumbres adoptan son una provocación para cualquier ciudadan@ del mundo que crea en los valores de la paz, la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Conviene recordar que estas políticas imperialistas no nacen espontáneamente. Son diseñadas e impuestas por grupos muy poderosos, como por ej., el Club  Bilderberg, un lobby que agrupa a presidentes de grandes empresas, bancos, jefes de Estado, altos militares y miembros de las monarquías europeas, como la reina Sofía.  Este Club es una herramienta de cabildeo de la OTAN y una tentativa de gobierno mundial en la sombra para perpetuar el orden internacional del imperialismo, mediante la cooptación de los líderes mundiales y la manipulación de la opinión pública.  Además, la implantación de tales políticas se realiza a veces a través de métodos violentos e ilegales. Así, la Red Gladio, una organización terrorista, organizada y financiada por la OTAN, condenada ya por el propio Parlamento Europeo, ha sido la responsable de diversos asesinatos y masacres en territorio europeo.

En el caso español los efectos de esa ofensiva ideológica, política y militar  es aún más lacerante. Pues en medio del brutal ataque a las condiciones de vida de los trabajadores so pretexto de la crisis, mantenemos unos Gastos Militares simplemente intolerables, con una deuda de más de 30.000 millones de Euros y, lo que es peor, hemos entrado de lleno en esa loca carrera imperialista colaborando con tropas en misiones mal llamadas humanitarias en cuatro distintos continentes  participando militarmente en la destrucción de Libia, y aceptando la instalación del escudo antimisiles de la OTAN en Rota y del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas en Torrejón. Con estas últimas instalaciones, España se convierte en ariete privilegiado de la OTAN para someter todo el Mediterráneo y el continente africano entero.

Somos muchos los que creemos que es preciso gritar alto y claro contra este ‘desorden’ de la dominación del Capitalismo global imperialista. Frente a esta dinámica de retroceso civilizatorio, estamos llamados a indignarnos, a rebelarnos con energía, junto a tantos pueblos que en el mundo ejercen la Resistencia, activa y pasiva, contra la fuerza de las armas, contra el saqueo de sus propios recursos, contra la represión social y política, y contra la domesticación de las conciencias.

Para ayudar a romper el invisible muro de silencio y alienación que atenaza a nuestra sociedad, especialmente a través de los Medios de Comunicación dominantes, y hablar con claridad en el espacio público, reiteramos la cita del Acto previsto para el 19 de Mayo, que no pudo celebrarse a causa de la lluvia, y CONVOCAMOS a un nuevo:

Acto-Concentración, Plaza del Museo Reina Sofía, el sábado, 16 de Junio, a las 7.30 de la tarde

El Acto contará con intervenciones de analistas, con cantautores, paneles didácticos y… ¡mucha rebeldía antiimperialista!