Bautizado como el doctor milagros, el polémico y para muchos desconocido Fernando Asuero fue un innovador en la medicina con sus sorprendentes técnicas para curar mediante la manipulación del trigémino.

Estableció su consulta en un céntrico hotel de San Sebastián y hasta ella se desplazaban enfermos y tullidos que hacían largas colas esperando ser curados. Muchos entraban con muletas y salían caminando.

Hace ahora 80 años el mundo asistió impresionado a las curas milagrosas que el reputado doctor Fernando Asuero realizaba en su consulta. Paralíticos que volvían a andar, epilépticos que sanaban y dolencias que desaparecían gracias a la asueroterapia, un singular y misterioso método descubierto por este médico. Ésta es su historia.

El 9 mayo de 1929 los periódicos El Pueblo Vasco y El Sol abrieron sus cabeceras con este titular: “¿Qué sabe usted de las curas del doctor Asuero?”. Hasta sus redacciones habían llegado los comentarios de algunos ciudadanos que aseguraban haberse curado de graves dolencias gracias a un método sencillo e indoloro descubierto por el médico donostiarra Fernando Asuero.
Esta fue la chispa para que el mundo conociera lo que desde hacía unos meses sucedía en San Sebastián en la consulta de un reputado doctor descendiente de una ilustre familia de cirujanos cuyo lema era: “En combatir el dolor cifraré todo mi honor”. Tanto los enfermos sanados como los testigos de esas curaciones rechazaban la superchería y el curanderismo y hablaban de pura y simple medicina. Estas declaraciones motivaron, a su vez, el interés de la clase médica, ansiosa por descubrir las claves terapéuticas de un método revolucionario bautizado como asueroterapia. Así fue como se originó uno de los episodios más desconocidos y fascinantes de nuestro pasado reciente.

  • Programa Cuarto Milenio completo, muy interesante, pero el tema de doctor Ausero lo podeis ver a partir del minuto 8:25 con el psiquiatra forense doctor José Cabrera y el nieto del doctor Fernando Asuero, también médico. Conoceremos más a fondo a un controvertido personaje para algunos un genio injustamente tratado.

Sigue leyendo