Este vídeo ha sido subido  a la red y en él se puede apreciar un aparato volador de vigilancia directamente sobre los  manifestantes.

25.000 personas se habían manifestado en la Plaza Bolotanaya de Moscú para protestar contra el reciente resultado electoral en Rusia  y la más que posible manipulación de los resultados cuando muchas personas pudieron observar y filmar drones de vigilancia similares a éstos sobre sus cabezas.

Se trata de aparatos de vigilancia que pueden ser controlados via interfaces de plantalla y vídeo y pueden emitir imágenes en tiempo real sin cable via modem or Wifi por medio de iPhone, iPad a una red, ordenador personal o computadora.

Tienen capacidad de rastreo automática y en algunos casos pueden electrificar a los protestantes o “sospechosos” contra los que son empleados estos dispositivos de vigilancia. En resumen, objetivo es, a priori, cualquier ciudadano que no esté 24X7  horas aborregado.

Salvando las distancias tecnológicas , o incluso de propiedad intelectual, estos artilugios los relaciono directamente con este tipo de tecnología llamada en genérico “orbes”. Observar, controlar, dirigir y pilotar el comportamiento humano es para algunos el Objetivo, con mayúscula. Estos orbes han sido vistos y fotografiados en muchas ocasiones por observadores de chemtrails. Presentan un aspecto de color gris metalizado como se puede apreciar un poco en esta imagen.

En cualquier caso los “drones” no se han presentado en público por primera vez en Moscú. Muchos manifestantes en distintas partes del mundo llevan tiempo denunciando la proliferación de este tipo de tecnología de vigilancia que vulnera todo tipo de derechos civiles.

Aquí Crhis Cole, creador de la página http:\\dronewarsuk.wordpress.com, denuncia su aparición en Noviembre del 2011 en las protestas londinenses.

Aquí, una paquistaní denuncia el uso de drones contra ciudadanos de su país  ( http://www.reprieve.org.uk ).

Estos aparatos están de actualidad después de que un drone espía estadounidense fuera abatido en Irán y que, según el New York Times, era parte de un programa   norteamericano de vigilancia destinado a cartografiar los locales iraníes sospechosos de tener carga nuclear. Ahora el gobierno norteamericano les exie a los iraníes que les devuelvan su drone (antes de copiarlo, se supone), y es que cara dura es justamente lo que les sobra.

Colibrí espía‏…..”ciber animales espias”

La compañía estadounidense AeroVironment especializada en vehículos aéreos, tanto pilotados como no tripulados, ha presentado el prototipo de un ‘nanocolibrí’. El NAV (Nano Air Vehicle, Nanovehículo Aéreo) ha sido diseñado mediante un contrato con la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa de EE. UU.

Desde 2006, año en que la empresa empezó a trabajar con el proyecto, el modelo ha cambiado mucho: de la versión inicial de un insecto grande ha evolucionado hasta el actual ‘minipájaro’. Hoy en día, gracias a una imitación biológica muy precisa, este ‘agente de inteligencia de nueva generación’ tiene las mismas líneas, la misma coloración y los mismos movimientos, tanto en tierra firme como en vuelo, que un colibrí vivo. Sus alas son de 16 centímetros de diámetro y tiene un peso de 19 gramos -la masa de los pájaros vivos puede variar entre 1,6 gramos y 20 gramos, dependiendo de la especie-.

La versión del ‘nanocolibrí’ presentada es capaz de desarrollar una velocidad de 18 kilómetros por hora en cualquier dirección y resistir un viento lateral de hasta dos metros por segundo sin perder la estabilidad. Por el momento puede funcionar 8 minutos seguidos sin recargar las baterías.

Es capaz de volar también dentro de un espacio cerrado, como un edificio, y al que puede acceder a través de cualquier orificio convencional. Un piloto maneja el dispositivo a distancia a partir de las imágenes que capta una cámara instalada en el NAV.

Los expertos comentan que el Ejército estadounidense podría ser equipado con la innovación durante esta década. Sin embargo, recalcan que es muy probable que la versión final tenga otra forma : la de un pájaro más típico para los territorios en los que donde EE. UU. tiene intereses estratégicos, por ejemplo un gorrión. Aunque es obvio que se perdería la ventaja de un tamaño tan minúsculo.