NOTA: Actualizo el título original del artículo para una mayor exactitud. De igual forma incluyo más links y referencias, por si en vez de señalar y difamar al artículo como neomachista (¿?¿?), alguien se anima a rebatir los datos expuestos.

 

Vamos a la carga otra vez con uno de los temas más dificiles de tratar hoy en día. Este tema que se puede resumir como la impuesta guerra de sexos tiene muchas ramas dignas de ser analizadas, como el respeto de los roles sexuales de hombre y mujer (podeis ver el artículo anteriormente publicado con la conferencia “Viva la Diferencia” de Pilar Sordo), la violencia de genero en los medios de comunicación y el que tratamos hoy el secuestro del movimiento feminista, a través de una nueva “ola” infiltrada por la CIA.

Como ya dijimos no somos misóginos, ni machistas, ni homófobos ni nada parecido, es más, creemos en la igualdad total de derechos, deberes y oportunidades entre hombre y mujer, siempre que sea desde el respeto de las diferencias esenciales de ambos… Desde luego la sociedad ha sido patriarcal, machista y misógina en gran medida, sobre todo en ciertos paises. Por tanto es necesario recuperar el equilibrio entre hombre y mujer y como en todo reajuste se sufre de un proceso fatídico de balanceo. Pero tengamos siempre en cuenta que hemos sido y estamos siendo manipulados en muchos aspectos… Desde “Información por la Verdad” respetamos que cada uno tenga la ideología que le parezca, los “ismos” que le representen, tan solo informamos…quizás si uno está bien informado puede darse cuenta de que ha estado manipulado y comenzar a ser libre.

Arriba a la izquierda podeis ver la carta “Feministas”, una más en un juego no tan ficticio como puede ver una mente informada: “Illuminati” de Steve Jackson. Y es que el movimiento feminista de nueva generación fue financiado por la Fundación Rockefeller e instigado por la CIA. ¿Qué sentido tendría infiltrar este movimiento, que por supuesto nada tiene que ver con el feminismo igualitario o el sufragista? Veamos primero cual podría ser su utilidad para la élite y en definitiva en que ha desembocado esto, algunos puntos clave que se nos ocurren son:

  • Tener al doble de personas trabajando dentro de la rueda económica
  • Mayor alienación y desestructuración en el seno de la familia
  • Mayor abandono de los hijos a la suerte de la educación que proponga el estado
  • Alejamiento de la esencia femenina de muchas mujeres
  • Alejamiento de la esencia masculina de muchos hombres en consecuencia
  • El desencuentro a un nivel profundo de hombre y mujer y homosexualización y desligamiento de género de un sector de la población influenciado por los medios (de esto haremos un artículo sosegadamente, que tiene miga)
  • La competitividad por la supremacía entre ambos y la consiguiente guerra de sexos instigada por los medios (ampliaremos esto en los próximos días)


Y muchos más puntos que se os pueden ocurrir y que nos encantaría que nos comentaseis (tanto si estáis de acuerdo como si no) En definitiva todo esto desemboca en un menor número de nacimientos y mayor control sobre la población que es lo que necesita la élite para llevarnos más rapidito hacia el Nuevo Orden Mundial; el  caso es que en nuestra opinión esta jugada les salió redonda. De esto nos avisa Aaron Russo, ya fallecido (¿asesinado por apoyar al candidato Ron Paul?) en la siguiente entrevista:

¿Joder, vamos a derrochar millones de $ para algo como la igualdad?…Lo hemos hecho por dos razones. Primero, para que las mujeres, que antes estaban sentadas en casita, las podamos clavar a impuestos también. Y segundo, permitiendo que el feminismo florezca, tenemos acceso completo y mayor control sobre los niños, ya que los dos padres estarían así en sus lugares de trabajo en vez de el hogar tradicional… Nicholas Rockefeller, según declaraciones de Aaron Russo.

Sigue leyendo