Vamos a la carga otra vez con uno de los temas más dificiles de tratar hoy en día. Este tema que se puede resumir como la impuesta guerra de sexos tiene muchas ramas dignas de ser analizadas, como el respeto de los roles sexuales de hombre y mujer (podeis ver el artículo anteriormente publicado con la conferencia “Viva la Diferencia” de Pilar Sordo), la violencia de genero en los medios de comunicación y el que tratamos hoy el origen del movimiento feminista.

Como ya dijimos no somos misóginos, ni machistas, ni homófobos ni nada parecido, es más, creemos en la igualdad total de derechos, deberes y oportunidades entre hombre y mujer, siempre que sea desde el respeto de las diferencias esenciales de ambos… Desde luego la sociedad ha sido patriarcal, machista y misógina en gran medida, sobre todo en ciertos paises. Por tanto es necesario recuperar el equilibrio entre hombre y mujer y como en todo reajuste se sufre de un proceso fatídico de balanceo. Pero tengamos siempre en cuenta que hemos sido y estamos siendo manipulados en muchos aspectos… Desde “Información por la Verdad” respetamos que cada uno tenga la ideología que le parezca, los “ismos” que le representen, tan solo informamos…quizás si uno está bien informado puede darse cuenta de que ha estado manipulado y comenzar a ser libre.

Arriba a la izquierda podeis ver la carta “Feministas”, una más en un juego no tan ficticio como puede ver una mente informada: “Illuminati” de Steve Jackson. Y es que el movimiento feminista fue originalmente financiado por la Fundación Rockefeller e instigado por la CIA. ¿Qué sentido tendría promover este movimiento? Veamos primero cual podría ser su utilidad para la élite y en definitiva en que ha desembocado esto, algunos puntos clave que se nos ocurren son:

  • Tener al doble de personas trabajando dentro de la rueda económica
  • Mayor alienación y desestructuración en el seno de la familia
  • Mayor abandono de los hijos a la suerte de la educación que proponga el estado
  • Alejamiento de la esencia femenina de muchas mujeres
  • Alejamiento de la esencia masculina de muchos hombres en consecuencia
  • El desencuentro a un nivel profundo de hombre y mujer y homosexualización y desligamiento de género de un sector de la población influenciado por los medios (de esto haremos un artículo sosegadamente, que tiene miga)
  • La competitividad por la supremacía entre ambos y la consiguiente guerra de sexos instigada por los medios (ampliaremos esto en los próximos días)


Y muchos más puntos que se os pueden ocurrir y que nos encantaría que nos comentaseis (tanto si estáis de acuerdo como si no) En definitiva todo esto desemboca en un menor número de nacimientos y mayor control sobre la población que es lo que necesita la élite para llevarnos más rapidito hacia el Nuevo Orden Mundial; el  caso es que en nuestra opinión esta jugada les salió redonda. De esto nos avisa Aaron Russo, ya fallecido (¿asesinado por apoyar al candidato Ron Paul?) en la siguiente entrevista:

¿Joder, vamos a derrochar millones de $ para algo como la igualdad?…Lo hemos hecho por dos razones. Primero, para que las mujeres, que antes estaban sentadas en casita, las podamos clavar a impuestos también. Y segundo, permitiendo que el feminismo florezca, tenemos acceso completo y mayor control sobre los niños, ya que los dos padres estarían así en sus lugares de trabajo en vez de el hogar tradicional… Nicholas Rockefeller, según declaraciones de Aaron Russo.

Aaron Russo: “La liberación femenina fue un movimiento impulsado por los Rockefeller.”

Aaron Russo (14 de febrero de 1943 – 24 de agosto de 2007) fue un cineasta angloamericano y activista político libertario.

En la década de 1990, tuvo problemas con el Servicio de Impuestos Internos (IRS) y, finalmente, fue condenado a pagar 2 millones de dólares por evasión de impuestos.1 Años más tarde, en 2005, escribió, produjo y dirigió una película documental titulada America: Freedom to Fascism (América: de la libertad al fascismo), en activismo contra el Servicio de Impuestos Internos y el Sistema de Reserva Federal,2 y proyectada por él mismo, en la playa del municipio de Cannes, sobre una pantalla hinchable portátil.1

En 2004, Aaron Russo dio su apoyo al Free State Project.3 A inicios de 2007, Russo anunció su apoyo al congresista Ron Paul para su campaña presidencial de 2008.4 Justo antes de su muerte en 2007, Russo fundó RestoreTheRepublic.com como una organización delineada según los fines de su última cinta, y que al igual que su fundador une ideas libertarias constitucionalistas junto con algunas teorías de la conspiración.

Fuente: Wikipedia

Gloria Steinem, feminista de la CIA

Podeis añadir subtítulos en el siguiente video y traducirlos con el botón “CC”

Gloria Steinem, escritora y miembro del Consejo de Redacción de la revista MS, de la que fue co-fundadora en 1972. Toda su formación proviniene de la CIA. Y después siguió trabajando para ellos. Se infiltró en movimientos juveniles para proporcionarles información. Llegando a convertirse en una de las feministas favoritas de los medios de comunicación debido exclusivamente a sus conexiones con la CIA. La Revista MS, que redactó durante muchos años fue financiada indirectamente por la CIA. Steinem niega todo ese vínculo y ha tratado de suprimir esta información. Los referencia de la propia Wikipedia han sido retiradas por derechos de autor. Como este, o este otro link. Desenterrada en los 1970 por un grupo feminista radical llamado “Red Stockings” ["Medias Rojas"], al que ella acudía y al que ella investigaba. En 1979, Steinem y sus poderosos amigos conectados con la CIA, Katharine Graham del Washington Post y el Presidente de la Fundación Ford Franklin Thomas impidieron que Random House lo publicara en “La Revolución Feminista”. No obstante, la historia apareció en la ” La Voz de la Aldea” el 21 de mayo de 1979.

LA CIA FUE LA PATROCINADORA DE SU IMPERIO MEDIÁTICO: Todo fue dirigido por el agente de la CIA Cord Meyers, que patrocinó al Agente CIA Clay Felker (Esquire Magazine)  y que a su vez patrocinó a Gloria Steinem (Ms. Magazine). El primer editor de su famosa revista feminista Ms, Elizabeth Forsling Harris, era un ejecutivo principal de la CIA y entre sus trabajos más destacables está el de haber sido el planificador de la ruta en Dallas del vehículo en el que John Kennedy fue asesinado. 

En 1958, Steinem fue reclutada por el agente de la CIA Cord Meyers para dirigir un “grupo informal de activistas” denominado el “Servicio Independente de Investigación”. Este era parte del “Congress for Cultural Freedom” ["Congreso para la Libertad Cultural"] de Meyer que creó revistas como “Encounter” y “Partisan Review” para promocionar una izquierda-liberal “chic” que oponerse al Marxismo. Steinem, apoyó festivales de jóvenes patrocinados por los Comunistas en Europa, publicó un periódico, redactó informes sobre otros participantes, y ayudó a provocar disturbios. Uno de los compañeros de la CIA de Steinem fue Clay Felker. A principios de los 60, llegó como editor a la revista Esquire y publicó los artículos de Steinem
que la consolidaron como la voz líder del movimiento women’s lib [movimiento para la liberación de la mujer]. En 1968, como editor del New York Magazine, la contrataría como editora en el consejoode redacción, y más tarde como la editora jefe de la revista “Ms. Magazine”, en 1971. Warner Communications puso casi todo el dinero aunque sólo tomara el 25% de las acciones. El primer editor de Ms. Magazine fue Elizabeth Forsling Harris, una conexión del presidente ejecutivo de la CIA que fue quien planificó el recorrido de la comitiva presidencia de J.F. Kennedy en Dallas el día de su magnicidio.

LA TECNICA UTILIZADA: Es una técnica bien conocida de la CIA, para conseguir información mediante el espionaje de disidentes, el encuadrarse a sí mismos como entrevistadores que ofrecen a los disidentes un “tiempo en los medios” para el cuál extensas sesiones inquisitivas son bienvenidas en vez de rechazadas. A veces la información “nunca sadrá a la luz, lo sentimos” aunque la información sea reunida de todos modos, sin causar dolor y sin levantar sospechas de a donde va realmente: la CIA. Steinem parece ser un buen ejemplo de las instituciones públicas mediáticas que han sido instauradas como frentes para tales operaciones de COINTELPRO. 

[COINTELPRO (Counter Intelligence Program), o Programa de Contrainteligencia, es un programa del FBI de los EEUU cuyo propósito es investigar y desbaratar las organizaciones políticas disidentes dentro de los EEUU. Aunque se han realizado operaciones encubiertas a lo largo de toda la historia del FBI, las operaciones formales de COINTELPRO (1956-1971) estuvieron generalmente dirigidas contra organizaciones que se consideraba tenían elementos políticos radicales, extendiéndose desde aquellos cuyo objetivo era el derrocamiento violento del gobierno estadounidense (como la organización de los Weathermen) hasta los grupos no violentos pro derechos civiles como la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano de Martin Luther King, y hasta a grupos violentos racistas y segregacionistas como el Ku Klux Klan y el Partido Nazi Americano. El documento fundador de COINTELPRO dirigía a agentes del FBI a “exponer, desbaratar, descarriar, desacreditar o de lo contrario neutralizar” las actividades de estos movimientos disidentes y sus líderes. ]

El Independent Research Service (Servicio Independiente de Investigación), fundado en una parte considerable por Gloria Steinem y co-dirigido por ella durante bastante tiempo, se implico básicamente en colapsar las conferencias de juventudes de los movimientos socialistas y su interrupción en el extranjero, así como en informar de las afiliaciones de algunas de las personas implicadas. Eso es obviamente la clase de actividad en la que entra la CIA. Y una de las cosas más interesantes es el papel de Clay Felker en apuntalar la carrera de Steinem y en ayudar a conseguir los inicios de la revista Ms., porque Felker era un socio de Steinem en el Servicio Independiente de Investigación. Katherine Graham aquí fue clave para lanzar la revista Ms., y de ello surgiría un tipo de relación simbiótica entre la revista Ms. y Steinem y el Newsweek.

Bernays, el padre de la manipulación asoció el tabaco y el feminismo

Edward Bernays, judio, primo de Sigmund Freud y destacada eminencia en el marketing trabajando para el Instituto Tavistock, aprovechó el tirón feminista para introducir mediante el “marketing de guerrilla” el mortal uso del tabaco entre las feministas americanas.

Las feministas extendieron la idea que criticar el consumo de tabaco por parte de las mujeres era poco moderno, antiamericano y contradictorio con el recién logrado derecho al voto por parte de las mujeres.

La aparición súbita de mujeres fumadoras, fue inspirada por el genio de la propaganda Edward L. Bernays, asesor del gobierno de Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial, pionero de la propaganda comercial y autor del libro que lleva precisamente por nombre Propaganda, publicado en 1928. Bernays, que trabajaba para Chesterfield, logró que las mujeres fumasen haciendo uso de dos elementos.

En primer lugar, asoció el mito de la modernidad al hecho de fumar, y en público. Aprovechando un desfile del 4 de julio, celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos, pagó a modelos que participaban en el mismo para que fumaran durante el recorrido. Se produjeron incidentes a lo largo del desfile por la presencia de increpadores (probablemente algunos pagados por Bernays).

El asunto trascendió a la prensa, generándose un debate público a partir del que se alcanzó un consenso social según el cual criticar el consumo de tabaco por parte de las mujeres era poco moderno, incluso antiamericano y contradictorio con el recién logrado derecho al voto por parte de las mujeres. Esta conclusión es también fruto del estado de opinión generado por la propaganda feminista. En segundo lugar, utilizó mujeres conocidas, como actrices hollywoodienses, para introducir el hábito, asociándolo así a una imagen popular y de éxito.

Perez Reverte, la ironía del lenguaje feminista

Con ironía, Arturo Perez Reverte nos cuenta en este artículo un caso en el que el neo-lenguaje feminista se impone pese al sentido común, rozando el ridículo:

Vigo. O sea, Galicia. España. Estado moderno -dicho sea lo de Estado con las cautelas oportunas-. Democracia constitucional con supuestos derechos y libertades de cada cual. En mi casa mando yo, resumiendo. Y mi amigo Manolo, que es un ingenuo y se lo cree, necesita cubrir un puesto de auditor. Es una oferta seria y bien remunerada. Así que publica un anuncio en la prensa local: «Se necesita auditor para empresa solvente». Y empieza el circo. 

La cosa se encarna en inspectora de Trabajo y Asuntos Sociales, con todas sus letras. Hola, buenas, dice la pava. ¿Cómo es que solicitan ustedes un auditor, y no un auditor o una auditora? Mi amigo, que es hombre culto, conoce las normas de la Real Academia en particular y de la lengua española en general, y no trinca de la corrección política ni de la gilipollez pública, como otros, argumenta que auditor es masculino genérico, y que su uso con carácter neutro engloba el masculino y el femenino desde Cervantes a Vargas Llosa, más o menos. No añade, porque es chico educado y tampoco quiere broncas, que no es asunto suyo, ni de su empresa, que una pandilla de feminazis oportunistas, crecidas por el silencio de los borregos, la ignorancia nacional y la complicidad de una clase política prevaricadora y analfabeta, necesite justificar su negocio de subvenciones e influencias elevando la estupidez a la categoría de norma, y violentando a su conveniencia la lógica natural de un idioma que, aparte de ellas, hablan cuatrocientos millones de personas en todo el mundo. Olvidando, de paso, que la norma no se impone por decreto, sino que son el uso y la sabiduría de la propia lengua hablada y escrita los que crean esa norma; y que las academias, diccionarios, gramáticas y ortografías se limitan a registrar el hecho lingüístico, a fijarlo y a limpiarlo para su común conocimiento y mayor eficacia. Porque no es que, como afirman algunos tontos, las academias sean lentas y vayan detrás de la lengua de la calle. Es que su misión es precisamente ésa: ir detrás, recogiendo la ropa tirada por el suelo, haciendo inventario de ésta y ordenando los armarios. 

Pero volvamos a Vigo. A los pocos días de la visita de la inspectora mentada, Manolo recibe un oficio, o diligencia, donde «se requiere a la empresa la subsanación de las ofertas vigentes y la realización de las futuras o bien en términos neutros, o bien referida simultáneamente a trabajadores de ambos sexos». Dicho en corto -aparte la ausencia de coma tras futuras y la falta de concordancia de referida-: o en el futuro pide auditor o auditora, con tres palabras en vez de una, en anuncios que se cobran precisamente por palabras, o deberá atenerse a las consecuencias. Y a mi amigo, claro, se lo llevan los diablos. «O es un chantaje feminista más -se lamenta-, o mi anuncio despista de verdad, y algunas mujeres ignorantes o estúpidas creen que no pueden optar a ese puesto de trabajo. Lo que sería aún más grave. Si lo que tanta idiotez de género ha conseguido es que, al final, una mujer crea que ofrecer un trabajo de auditor es sólo para hombres y no para ella, todo esto es una puñetera mierda.» Etcétera. 

El caso es que, resuelto a defender su derecho de anunciarse en correcto castellano, Manolo se pone en contacto con los servicios jurídicos del Ministerio de Igualdad, donde una abogada razonable, competente y muy amable -lo hago constar para los efectos oportunos-, le dice que, con la ley de Igualdad en la mano, la inspectora de Vigo «puede haber creído detectar» discriminación en el anuncio, y que la empresa se expone a una sanción futura si no rectifica. «¿Entonces, la legalidad o ilegalidad de mi anuncio depende de la opinión particular de cualquier funcionario que lo lea, por encima de la Real Academia Española?», pregunta Manolo. «Más o menos», responde la abogada. «¿Y qué pasaría si yo recurriese legalmente, respaldado por informes periciales de lingüistas o académicos?», insiste mi amigo. «Pasaría -es la respuesta- que tal vez ganase usted. Pero eso dependería del juez.» 

Es inútil añadir que, ante la perspectiva de un procedimiento judicial de incierto resultado, que iba a costarle más que las dos palabras suplementarias del anuncio, Manolo ha cedido al chantaje, y lo de auditor a secas se lo ha comido con patatas. «Auditor, auditora y auditoro con miembros y miembras», creo que pone ahora. Con mayúsculas. Tampoco está el patio para defensas numantinas. Esto es España, líder de Europa y pasmo de Occidente: el continuo disparate donde la razón vive indefensa y cualquier imbecilidad tiene su asiento. Como dice el pobre Manolo, «lo mismo voy a juicio, colega, me toca una juez feminista y encima me jode vivo». Intento consolarlo diciéndole que peor habría sido, en vez de auditor, necesitar otra cosa. Un albañil, por ejemplo. O albañila.

About these ads